25 de mayo de 2020, 10:41:20
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


Los Mossos investigan a su agente identificado en las algaradas contra el Estado

EL IMPARCIAL

Han abierto una investigación al policía autonómico que protestó por la detención de Puigdemont.


Los Mossos d'Esquadra han detectado que uno de sus agentes participó en las protestas que desembocaron en algaradas tras la detención de Carles Puigdemont. Al parecer, en la jornada de este domingo el policía autonómico, que estaba fuera de servicio, formó parte de la ciudadanía independentista concentrada. En consecuencia, el cuerpo policial catalán ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de la identificación de uno de sus trabajadores.

Los Mossos, que se han limitado a aclarar que por el momento no han abierto ningún expediente al agente, están llevando a cabo una pesquisa interna en la que se pretende dilucidar los motivos por los que su compñaero fue identificado durante unas protestas que se saldría con nueve detenidos y un centenar de heridos, 23 de ellos policías autonómicos. El caso es que el mosso iba vestido de paisano y no incumplía ningún régimen interno por participar en este tipo de convocatorias.

Los agentes de dicho cuerpo tienen derecho a ser partícipes de manifestaciones cuando están fuera de servicio, han aclarado fuentes policiales, pero el agente fue identificado cuando estaba frente al cordón policial que los antidisturbios desplegaron en el perímetro de la Delegación del Gobierno en Cataluña, cuando la concentración organizada por los autodenominados "Comitès de Defensa de la República arreciaba.

Se está investigando el motivo por el que el Mosso fue identificado por sus compañeros cuando protestaba frente a la Delegación del Gobierno en Cataluña


Fueron varias horas de asedio, en las que los manifestantes lanzaron objetos a los Mossos y a su delegación de antidisturbios. Entre los objetos detecados destacan huevos, disolvente, contenedores de basura, espray antipersona, pintura y hasta un extintor. Los efectivos policiales cargaron en varias ocasiones y llegaron a disparar salvas con el fin de contener a la masa y mantener el cordón. Y toda vez que la algarada fue disuelta todavía se registrarían incendios y barricadas labradas con contenedores.

Este lunes, con la resaca de la problemática manifestación del domingo, los Mossos y el presidente del Parlament, Roger Torrent, se han reunido. Lo han hecho para consensuar la necesidad de transmitir mensajes de calma después de la escalada violenta de estas semanas. Torrent le ha comunicado al jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López la intención de trabajar en pos de hacer hincapié en la no violencia después de la detención del expresidente Carles Puigdemont.

El Parlament ha acogido la charla a primera hora de la mañana. El propio Torrent declaró al final de la jornada dominical que se debía conformar un "frente" unitario contra la "represión". El mandatario efectuó, eso sí, un llamamiento a la "calma". López, por su parte, le ha dicho al presidente del Parlament que los estamentos políticos han de focalizar su actitud en potenciar un cauce que asegure que no se pierda la calma en las movilizaciones sociales que pudieran activarse tras la detención de Puigdemont en Alemania.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es