16 de octubre de 2019, 16:07:04
Nacional

LOS ACTIVISTAS CORTAN LA AP-7, CARRETERAS Y CALLES DE BARCELONA


Algaradas en toda Cataluña ante la pasividad de los Mossos

Luis Vera

La Policía catalana, a las órdenes del Ministerio del Interior por el 155, incapaz de frenar la violencia.


Los independentistas mantienen el pulso por tercer día consecutivo. Convocados por los autodenominados Comités en Defensa de la República (CDR), creados por el 1-O y vinculados a la CUP, han redoblado en las últimas horas el desafío contra el Estado de Derecho en la vía pública.

Sus acciones comenzaron el domingo tras la detención en Alemania del ex presidente catalán Carles Puigdemont y concluyeron con disturbios en Barcelona. El balance final fue: un centenar de heridos, entre ellos una veintena de Mossos, y nueve detenidos. Hoy, al igual que este lunes, han protagonizado algaradas en toda Cataluña.

Los CDR han cortado la principal vía de comunicación con Francia desde Cataluña, la AP-7, así como la A-2, en Soses (Lérida), la N-340 a su paso por Alcanar (Tarragona) y la N-II, en Llers (Gerona). Han permanecido cerradas durante horas y el Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha tenido que desviar la circulación por otras carreteras.

Los Mossos d’Esquadra, al servicio del Ministerio del Interior tras la aplicación del artículo 155, han intervenido en numerosas ocasiones para disolver las protestas, aunque sin éxito. Inmediatamente después, los manifestantes ocupaban otras vías y volvían a producirse retenciones.

Uno de los puntos que más impacto ha tenido en el tráfico ha sido el corte, en ambos sentidos, desde primera hora de la mañana en la AP-7, en Figueres (Gerona), donde se han visto atrapados hasta 1.000 vehículos. No ha sido hasta las 14:15 horas cuando los Mossos han reabierto el tráfico tras desalojar uno a uno a los concentrados, pero más tarde han vuelto a bloquear la autopista. Llevaban chalecos reflectantes y pancartas en las que reclaman la libertad de los políticos y líderes independentistas presos.

Los CDR pedían que más gente se sumara a la protesta para mantener la movilización. Entre los conductores -muchos de ellos, camioneros- que se han visto retenidos en este punto, los sentimientos han ido desde la resignación a la indignación.

Calles cortadas en el centro de Barcelona


Igualmente, se han producido manifestaciones en Barcelona, donde los cortes se han centrado en la Avenida Diagonal y en la Meridiana durante dos horas esta mañana.

En la Diagonal, unas treinta personas han cortado el tráfico a su paso por la zona alta de la ciudad en ambos sentidos y, una hora después, los independentistas han decidido dar por finalizada su actuación de protesta. En esta avenida, los Mossos han denunciado por desobediencia a la autoridad a un conductor que se ha enfrentado a los miembros de los CDR la que cortaban y se ha encarado después con los agentes cuando han intentado mediar.

En el caso de la Meridiana, el corte de tráfico se ha producido también en ambos sentidos a su paso por Fabra i Puig y, alrededor de una hora después de comenzar, se ha podido reabrir el tráfico sin que se hayan producido incidentes.

CCOO y UGT se suman al separatismo


Los sindicatos CCOO y UGT junto a ANC y Òmnium Cultural han convocado para el próximo 15 de abril una manifestación en Barcelona en defensa de los "presos" y "exiliados" del bloque independentista.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Javier Pacheco y Camil Ros, respectivamente, quieren sumar a toda la sociedad catalana en esta protesta.

La manifestación está prevista para las 11:00 horas en el Passeig de Gràcia de Barcelona y coincide con los seis meses de cárcel del expresidente de la ANC, Jordi SÁnchez, y del presidente de Òmium Cultural, Jordi Cuixart.

El Gobierno condena los incidentes


El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha condenado los "lamentables" incidentes que se están registrando estos días en Cataluña. En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha destacado que los "brotes violentos y radicales en modo alguno favorecen la imagen de Cataluña", sino todo lo contrario. A su juicio, estos disturbios "son enormemente negativos", especialmente para los propios catalanes.

"Estas actuaciones son absolutamente rechazables", ha continuado el portavoz del Ejecutivo antes de reiterar que las imágenes que se están viendo estos días "son una mala noticia" y no es lo que necesita Cataluña. Por eso, ha garantizado que el Gobierno trabajará para recuperar la convivencia y eliminar las tensiones en esta comunidad autónoma.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es