14 de diciembre de 2019, 1:39:31
Deportes

BALONCESTO


NBA. Así quedan los play-offs: Ricky se estrena y Pau Gasol, Abrines, Calderón e Ibaka vuelven

M. Jones

La temporada regular da paso a la lucha por el anillo.


Más de 1.200 partidos han deparado la disposición de la primera ronda -y de las sucesivas- de los play-offs de la NBA. La jornada de la pasada madrugada, que sirvió para perfilar la posición definitiva de un buen puñado de equipos y, sobre todo, para dilucidar si los Timberwolves o los Nuggets sellaban el último billete la post-temporada (ganaron los de Minnesota por 112-106, para regresar a la pelea por el anillo 14 temporadas después de la última vez), ha dibujado los cruces de lo venidero.

En ese grupo estarán, después de un esfuerzo titánico en las últimas semanas, los San Antonio Spurs. Los tejanos, que llevaban 20 años compitiendo en los play-offs de forma consecutiva, se impusieron a la polémica baja de su estrella Kawhi Leonard (MVP de la Finales) y de la mano de LaMarcus Aldridge y de Manu Ginobili alcanzaron un escaño en las eliminatorias. El caso es que su alegría agónica desembocó en un desasosiego, ya que la derrota de este jueves ante los Pelicans (122-98), les deparó uno de los peores contendientes en la primera fase. Pau Gasol jugará ante los titubeantes Golden State Warriors.

Ese enfrentamiento de tintes otrora colosales -fue la final de la Conferencia Oeste del pasado curso- medirá si la debacle de concentración de los vigentes campeones puede ser abortada con la intensidad que exigen los duelos a cara o cruz. De esa capacidad para enchufarse de los de la bahía de San Francisco dependerá la supervivencia de los pupilos de Gregg Popovich, que valoran la séptima plaza como un triunfo en sí mismo, visto el rosario de contratiempos experimentado a lo largo de los meses. Una eliminación a las primeras de cambio no representaría un fracaso y jugarán sin presión ante un equipo que no podrá contar con Steph Curry en toda la serie.

Además, la jornada final del calendario liguero deparó que los Cleveland Cavaliers -en los que José Manuel Calderón viaja para repetir participación en unos play-offs en los que desde 2014, en Dallas, no jugaba- habrán de medirse ante los sorprendentes Indiana Pacers. Lo vigente subcampeones, comandados por un LeBron James que ha tirado del irregular año de su camarín, acabaron cuartos del Este, superado en los días postreros por la irrupción histórica de los 76ers (ganaron los 16 últimos envites para ser terceros).

El bloque de Ohio dio carpetazo a la temporada regular sabedor de que contaría con ventaja de campo y doblegando a los New York Knicks, que otra vez quedan en la cola de la clasificación. Los Cavs, que se quedaron en los 50 triunfos y por primera vez desde el 2001 no estarán entre los tres mejores, se las verán contra Oladipo y una plantilla coral que está hambrienta. Indiana, quintos en el Este, hace tiempo que se ganaron el derecho de gozar de una posición de privilegio y jugarán con la responsabilidad de su rival en una series que dictarán el ritmo de los aspirantes al título en los play-offs.

En los dos lados de la liga han resultado líderes dos conjuntos inesperados cuando empezó el ejercicio. Los Houston Rockets -mejor récord, con un 65-17 que dejó a los Warriors siete partidos por detrás- y los Toronto Raptors -59-23, tres duelos mejor que los Celtics- han resaltado los mejores escuadrones del baloncesto estadounidense. Al menos en lo relativo a la regularidad. Esas posiciones de privilegio les otorga el placer de estrenarse ante los octavos de sus conferencias. Los tejanos competirán ante los Wolves de Tiboudeau y los canadienses, con Ibaka como defensor privilegiado, harán lo propio contra unos Wizards alejados de las sensaciones de 2017 pero peligrosos.

Asimismo, Ricky Rubio saboreara por primera vez la tensión de los duelos NBA de abril. El base de los Utah Jazz, equipo revelación junto a los de Philadelphia, fue tan protagonista como el sensacional rookie Donovan Mitchell en la remontada que les condujo a jugarse la tercera plaza del Oeste con los Blazers. Lo hicieron en el partido que disputaron en la pasada madrugada. Los de Portland terminaron ganando a domicilio (102-93, con un Lillard resolutivo) y dibujaron un duelo de españoles en primera ronda. No obstante, los de Salt Lake City, defensores rocosos, se examinarán ante el pomposo proyecto de Oklahoma City en el que Álex Abrines ha ganado peso.

La manada de Russel Westbrook se aseguró el cuarto escaño y la ventaja de campo también en la jornada postrera. Ganaron por 137-123 a los Memphis Grizzlies de un Marc Gasol resignado a la nada y firmaron la cuarta posición. La Conferencia Oeste ha activado un interesante cambio continuo de plazas hasta el desenlace del calendario y los Thunder se apoyaron en la explosión de Paul George (40 puntos) y en otro día en la oficina de Russ (20 rebotes y 19 asistencias y primer jugador que promedia dos años seguidos un triple-doble) para atisbar futuro en una dinámica poco esperanzadora. Tienen mucha calidad pero el muro de Utah les llevará al límite, presumiblemente.

Por último, el cuadro de cruces es completado por el Celtics-Bucks, el Sixers-Heat y el Blazers-Pelicans. Los de Boston tendrán que dejarse llevar por la batuta extraordinaria de su técnico Brad Steven para sobreponerse a las lesiones de Gordon Hayward y, sobre todo, de un Kyrie Irving que volverá en septiembre u octubre a las canchas. La influencia de Giannis Antetokounmpo bien podría gobernar la eliminatoria y apear a la dinástica franquicia con celeridad.

Los de Phillie, con Embiid entre algodones y Ben Simmons en registros históricos para un novato, deberán refrendar que 'El proceso' está en el puto de cocción adecuado. A pesar de su inesperado rendimiento coral, que les ha devuelto los focos décadas después, se as tendrán que ver ante los de Miami, con Dragic y su pegajoso estilo como piedra en el camino. Y más igualdad se prevé en la lucha entre las duplas Lillard-McCollum y Anthony Davis-Rajon Rondo en un ajedrez en el que los de Nueva Orleans intentarán ganar en el duelo de estilos ante los de Portland.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es