17 de abril de 2021, 13:41:37
Deportes

CUARTOS DE FINAL - VUELTA


Europa League. Arsenal, Marsella y Salzburg acompañan al Atlético en semifinales

EL IMPARCIAL

La Lazio y el Leipzig fueron eliminados con goleada de por medio.


La sufrida clasificación del Atlético de Madrid para las semifinales de la Europa League, que tuvo lugar en Lisboa, sólo rimó con el pase alcanzado por el Arsenal en Moscú. Los otros dos competidores que formarán parte del sorteo de este viernes, el Olympique de Marsella y el RB Salzburg, atravesaron la ronda de cuartos de final con sendas goleadas monumentales en el encuentro de vuelta de sus respectivos cruces, poara meter miedo al personal.

El 1-0 que cosechó el Sporting de Portugal no le bastó para tumbar al escuadrón de Simeone en el global, del mismo modo que los dos goles que le metió el CSKA al bloque dirigido por Arsene Wenger no le entregó a los rusos más que una derrota honrosa en la fase. Porque los británicos pensaron que ya había hecho todo el trabajo en la ida. En el Emirates londinense, con la resaca del envenenamiento del doble espía rezumando tensión diplomática entre ambas naciones, los gunners encajaron a los moscovitas un 4-1 inapelable.

Pero los 20.000 espectadores que acudieron al Estadio del CSKA atisbaron cómo sus jugadores se pusieron 2-0 en el minuto 50 (dianas de Chálov y Nababkin). Ese resultado extendía la incertidumbre, pues un nuevo gol clasificada a los locales y refutaba la enésima remontada y campana de la semana continental. Wenger, que se retira tras 22 años en el banquillo de los ingleses, tuvo que lidiar con la baja de Mkhitaryan, lesionado. Apostaría por Welbeck y Lacazette en el frente ofensivo y por un planteamiento que sentenciara por medio de los goles a domicilio.

Esa hoja de ruta le salió mal hasta que el fuelle de los moscovitas llegó al límite. Entonces, Özil y los laterales españoles Monreal y Bellerín gozaron de espacios por los que transitar. La eficacia rusa, promocionada por Golovin y lo endeble de la zaga visitante, se apagó y la pegada de los británicos tomó el testigo para congelar la tensión con el gol de Welbeck, en el minuto 79. Ignashévich había perdonado el 3-0 y el equipo del Ejército ruso acabaría empatando a dos, pues Ramsey dio capertazo en el 92 con un toque delicado ante la salida de Akinfeev. Con susto, Wenger mantiene viva su anhelo de despedirse con un título internacional.

El Olympique Marsella volvió a concluir una eliminatoria restallando un golpe de autoridad, como hizo ante el Athletic de Bilbao. La ida reflejó un 1-0 granjeado por el Leipzig, en Alemania, pero los germanos, debutantes en estas lides, no podrían más que ejercer como sujeto pasivo en el temible Velodrome. La remontada francesa resultaría pan comido para una orquesta que lideró Payet como maestro de ceremonias del equipo más en forma del campeonato hasta esta jornada.

La convicción de los galos no se quebraría con el gol inicial de Bruma -minuto 2, 0-1-. Ese tanto obligaba a L`OM a duplicar sus esfuerzos anotadores y antes del décimo minuto ya habían puesto el 2-1 -gol en propia meta de Ilsanker y diana de Sarr-. Y después de la genialidad del distinguido mediapunta Thauvin que supuso el 3-1, Augustine emitió un taconazo que esperanzó a los alemanes -que notaron la baja de Timo Werner-. Pero el 2-3 no resistiría a un Payet inconmensurable -había dado dos asistencias, anotado un gol anulado y generado peligro casi en cada acción-. El internacional francés firmó el 4-2 -por la escuadra-, tranquilizando a una tribuna que entraría en ebullición en el 94, cuando Sakai cerró el abultado 5-2.

Por último, el RB Salzburg protagonizó la sorpresa del día. Los austriacos venían de haber sido arrollados en el Olímpico de Roma (4-2). La Lazio había rubricado su superioridad en la semana precedente, pero en el Red Bull Arena sufriría un caos explosivo que le sacó de eje y del torneo. Los de Luis Alberto e Immobile manejarían la ventaja con pladicez. No obstante, un gol del ex sevillista firmó un 0-1 que parecía definitivo -minuto 55-. Nada más lejos de la realidad.

Empataría con celeridad el sistema local, por medio de Dabbur -minuto 56-, pero con las tablas se avanzaría un decantar del minutaje que susurraba el cierre sosegado del pase a semis transalpino. Sin embargo, los celestes se desechufaron y pagarían una factura histórica. Entre el minuto 72 y el 76 el Salzburg metería tres goles. Y, de repente, estaban clasificados. Lucas Leiva había gobernado el brete pero no supo neutralizar la traca del aspirante inesperado.

En el 72 Amadou Haidara se inventó un latigazo imparable, en el 74 Hwang Hee-Chan amortizó un error grosero de la zaga laziale y en el 76 Stefan Lainer ajustició el desempeño romano por la vía del balón parado. Los pupilos de Simone Inzaghi no saldrían del shock y el pundonor del Salzburg les devolvió a las semis de la Europa League (no llegaban a esa instancia desde 1993). La Lazio regresó a casa depresiva, desde la tercera plaza de la Serie A pero lamentándose por no haber roto la sequía que dura ya 16 años sin ser semifinalista continental.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es