17 de octubre de 2019, 5:37:42
Deportes

BALONCESTO


NBA. LeBron James deslumbra y los Cavs y los Celtics despegan

M. Jones

El astro ejecutó una actuación de rango histórico para casi sentenciar a los Raptors.


Que los Raptors no son el mismo equipo seguro y versátil de la temporada regular quedó constatado en la primera ronda de los playoffs. Pero lo que pocos analistas auguraban era que los Cleveland Cavaliers se pusieran con 0-2 después de los dos partidos celebrados en el Air Canada Center, dejando el pase a la semifinal del Este visto para sentencia. El equipo de Toronto ha desplomado su rendimiento y, lo que resulta más preocupante para su hinchada, está siendo presa de un complejo nítido ante el magnetismo de LeBron James.

El jugador estelar, que declaró haber acabado la eliminatoria ante Indiana (ganada en el séptimo duelo) "quemado" física y mentalmente, sufrió un apagón, producto del cansancio, en el tramo final del duelo precedente. Pero, aún así, sus compañeros supieron sumar en los momentos clave para arrancar el factor cancha al equipo con mejor ránking de su conferencia en la prórroga. Mas, la historia fue bien distinta en la pasada madrugada. El segundo capítulo de estas semis del Este asistieron a la explosión de King James (43 puntos, 14 asistencias y ocho rebotes, registro nunca visto en post temporada).

El duelo se tornaría, pasado el intermedio, en un clínic del irrepetible alero, que conjugó un rosario de canastas de circo con una lectura de las situaciones soberbia. Disfrutó hasta relamerse el emblema de Akron y, junto a él, también lo hizo un Kevin Love renacido justo a tiempo. El ala-pívot amontonó 31 puntos y 11 rebotes decisivos (11 de 21 tiros de campo) y se ganó el siguiente análisis del jefe de su manada: "Es algo especial ver la gran labor que ha desarrollado en el campo. Es, sin duda, nuestro ala-pívot All Star y lo ha demostrado con un gran partido". Y el técnico rival, Dwane Casey, también se rindió a la evidencia aclarando que Love "se creció con su juego y fue muy difícil tratar de controlarlo".

El entrenador local, que no se explica el bajón de juego de Ibaka ("Esta claro que Serge no es el mismo en su juego, pero desconozco cuales son las razones que lo han llevado a esta situación"), confesó que no tiene claro cómo neutralizar el respingo de fluidez atacante de los Cavs. Y es que detrás de los dos puntales anotadores mencionados volvieron a percutir J.R. Smith (15 puntos) y Jeff Green (14 puntos). George Hill también se adhirió a la amalgama de amenazas (13 puntos) que ha uniformado a los de Ohio como cadidatos al título después del golpe de autoridad dado (110-128). El parcial de 24-37 cosechado en el tercer cuarto fue decisivo.

Los Raptors están casi en la lona si se contempla su ratio de convicción en el envite contra LeBron. DeMar DeRozan (24 puntos), Kyle Lowry (21 puntos) y Jonas Valanciunas (16 puntos y 12 rebotes) repitieron ejecución, pero no fue suficiente. Fred VanVleet aportó 14 puntos desde el banquillo en un ejercicio de impotencia que desembocó en la segunda derrota consecutiva en casa de los canadienses, una circunstancia que no se había dado en esta temporada. Sin margen de maniobra, tienen que ganar en el Quickens Loans Arena si no quieren sufrir la descomposición abrupta del sueño labrado durante nueve meses.

En esta misma situación se han descubierto los Sixers que propulsaron la ilusión en Philadelphia después de arrollar a Miami en la primera ronda. Las semfinales de conferencia están desnudando la falta de experiencia en estas lides de sus elementos estelares y, en contraposición, la sabiduría de los Celtics. Los de Boston se han colocado 2-0 después de efectuar una defensa sensacional del TD Garden. En esta fecha sumaron el segundo punto al imponerse por 108-103 en un encuentro que tiene aroma de punto de inflexión. No en vano, remontaron 22 puntos.

La magia del preparador Brad Stevens para amortiguar las bajas nucleares de Kyrie Irving y de Gordon Hawyard sigue vigente. A pesar del erosionado fuelle que les dejó la serie inicial de los playoffs ante los Bucks (séptimo partido), la franquicia dinástica volvió a salir a flote cuando todos le daban por muerta. "Podemos ser un equipo joven, pero el entrenador (Brad Stevens) siempre nos dice que podemos, que vamos a ganar y eso fue lo que sucedió esta noche. Los Sixers nos pegaron en la boca al comienzo del partido, pero luego conseguimos reorganizarnos como equipo y dimos la vuelta al marcador", sintetizó el base devenido en titular Terry Rozier (20 puntos, 9 asistencias y 7 rebotes).

Su puesta en escena estuvo acompañada por otros cinco compañeros en dobles dígitos, toda una exhibición de coralidad. El novato Jayson Tatum ( 21 puntos, algunos de ellos determinante en el cierre), el defensor Marcus Smart (19 tantos y 5 rebotes), el faro experimentado Al Hoford (13 puntos y 12 rebotes, 5 asistencias y un robo) y el otrora lesionado Jaylen Brown (13 puntos desde el banquillo) edificaron un rodillo pleno de fe que acabó con los 76ers. "Mostramos que somos un equipo con carácter, que sabemos superar los momentos difíciles y que tenemos recursos para encontrar la manera de ganar partidos", declaró el pívot dominicado.

Su marcaje sobre Joel Embiid (20 puntos y 14 rebotes y 5 asistencias) fue trascendental, y también se subrayó la red de ayudas que anularon por completo al novato estelar Ben Simmons. El asutraliano no anotó una canasta en juego y finalizó con un punto logrado desde la personal. Tras acumular 6 rebotes y 6 asistencias reconoció que los Celtics y su corta edad le habían bloqueado mentalmente. "Creo que pensé demasiado en todo. Sé que puedo tener algunos partidos malos, porque es algo que sucede a cualquier deportistas, pero está claro que llegó en un mal momento", admitió. En su asuencia, J.J. Redick (23 puntos y cuatro triples) y Robert Covington (22 puntos y 9 rebotes) dieron la cara pero no llegaron a la orilla. Quedan, por ende, forzados a reaccionar y reencontrar la lucidez colectiva en el Wells Fargo para no ser barridos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es