18 de noviembre de 2019, 17:35:45
Sociedad

ESPAÑA


No cesan las protestas una semana después de la sentencia de la Manada

EL IMPARCIAL/Efe

Decenas de ciudades del país hana cogido manifestaciones de repulsa.


La indignación sigue latente en las calles españolas una semana después de la sentencia contra los cinco miembros de la Manada. Así ha quedado demostrado en las protestas que se han desarrollado este viernes en diversas ciudades españolas, entre ellas Madrid, donde miles de personas han expresado su repulsa por la decisión judicial. La convocatoria, que ha corrido a cargo del Movimiento Feminista, ha recorrido el centro capitalino, desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad hasta el Tribunal Supremo.

Bajo el lema "Stop a la cultura de la violación", los manifestantes han comenzado su protesta a las siete de la tarde frente al mencionado ministerio. Allí, los presentes han coreado consignas y exhibido pancartas moradas, en protesta por los "abusos patriarcales". Y a lo largo de la macha, vigilada por un amplio dispositivo policial, se han ido uniendo más manifestantes hasta el punto de cortar el Paseo del Prado desde el Ministerio hasta la Plaza de Cibeles. Y desde este punto han cortado la calle hasta la Plaza de la Villa de París.

El Movimiento Feminista ha organnizado la protesta madrileña


La pancarta con el lema "Se acabó la cultura de la violación. La calle, la noche, también son nuestras" ha encabezado la manifestación madrileña. En ella se han repetido consignas como "No es no, lo demás es violación" y "Si no dice sí, también es violación". Y en las pancartas que han portado los manifestantes se ha podido leer mensajes como "Yo sí te creo", "No es un caso aislado, se llama patriarcado", "Vergüenza", "No tenemos miedo", "No es casualidad que uno de ellos sea militar" y "Justicia de mierda, se la está juzgando a ella".

La marcha ha finalizado frente al Tribunal Supremo. En ese punto los portavoces del Movimiento Feminista han leído un manifiesto en el que han exigido la integración de la perspectiva de género "de manera real en todas las instituciones". También han solicitado "el fin de la apropiación propagandística de sus reivindicaciones con fines electoralistas". Asimismo, el organismo ha anunciado que "mantendrá la acción" porque las protestas "son efervescentes".

En ese tramo final de la jornada, se ha repasado la creación y organización de las marchas, días antes de que se conociera la sentencia. Entonces se decidió crear "una red social" en solidaridad con la víctima, ya que se preveía que el fallo judicial "no iba a ser el esperado". El 26 de abril, fecha en el que se emitió la polémica sentencia que condenaba a nueve años de prisión a los miembros de la Manada por abusos sexuales y no por violación, se alzó el telón de las manifestaciones. La primera tuvo lugar frente a la Audiencia provincial de Navarra.

Horas más tarde decenas de ciudades de toda España se unieron a las proestas. Las calles de Galicia o Cantabria han reivindicado una sociedad libre de machismo y denunciado la complicidad social con las agresiones a las mujeres, en distintos ámbitos sociales y profesionales, también en los de la música y el cine. Miles de personas mostraron su rechazo a la decisión judicial, que contó con un voto particular que exculpaba a los procesados.

La celebración del 2 de mayo en Madrid fue otra de las fechas elegidas por el Movimiento Feminista para continuar con las protestas y centenares de personas se congregaron en la Puerta del Sol, donde abuchearon a las autoridades durante el desfile militar. Y la indignación por la sentencia también se ha dejado oír fuera de España. Si el pasado domingo fue París el escenario elegido por unas 200 personas para mostrar su rechazo a la decisión judicial, este viernes han sido diversas localidades australianas las que han acogido concentraciones de repulsa al fallo.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es