15 de diciembre de 2019, 7:46:33
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


La CUP decide abstenerse pero recalca su rechazo a Torra

EL IMPARCIAL/Efe

La formación anticapitalista ha aclarado que "no facilitará la gobernabilidad".


La diputada Maria Sirvent ha sido la encargada de explicar, en rueda de prensa, las conclusiones que ha deparado el consejo político de la CUP en el que se ha decidido mantener la abstención y favorecer la investidura de Quim Torra. La portavoz antisistema ha desglorado en su comparecencia las discrepancias con el proyecto ideado por Carles Puigdemont para la legislatura cuyo comienzo se hará efectivo el próximo lunes en el Parlament.

La Cup pasa a la "oposición activa" en el Parlament y ha remarcado que las cuatro abstenciones, a pesar de que harán viable la investidura de Torra, "no se pueden interpretar como apoyo o colaboración" al Govern o al candidato. La militancia del partido ha constatado "en consenso absoluto" su "preocupación" por lo que consideran "una reculada hacia la República" por parte de JxCat y ERC, lo que "ha imposibilitado que la CUP ofrezca su apoyo a Torra", ha remarcado el portavoz Lluc Salellas.

"El consejo ha decidido que no daremos apoyo a la investidura de Torra y lo expresaremos con estas cuatro abstenciones", ha anunciado Salellas antes de rubricar que la decisión del consejo celebrado en Cervera ha llegado después de un debate "muy complejo y complicado" que ha implicado a las asambleas territoriales y locales. Además, ha expuesto que el discurso de Torra "quedaba corto" y "hace falta ir más allá para conseguir que haya una República Catalana efectiva".

Los dos portavoces han aclarado que han "tomado nota" del matiz contrario al autonomismo que efectuó el elegido por Puigdemont, pero han reconocido que la posición de la CUP en el Parlament a partir de ahora se situará en la "oposición activa", desde donde "exigirán día tras día" que el discurso de Torra "no se quede en simples palabras", como "ha pasado en los últimos meses".

Asimismo, Salellas ha explicado que "el contexto político actual" ha contribuido a que la formación decidiera "no bloquear la investidura", pero que esto no significa que faciliten "la gobernabilidad" durante la próxima legislatura. Y Sirvent ha incidido en que el discurso de investidura fue "todo palabras". Su grupo parlamentario se pondrá foco en ámbitos como "los intereses de las clases populares", el establecimiento de "un poder público fuerte", o la consolidación de "una banca pública para alcanzar la soberanía económica", ha precisado.

Por último, la diputada ha argumentado que este tipo de políticas son "imposibles de desarrollar" desde las autonomías, porque estas "no son un instrumento válido" y carecen de "soberanía". Y ha compartido la intención de que la Asamblea de Cargos Electos se establezca "como conformación alternativa" que "responda a la soberanía del pueblo" frente a las instituciones "que solo llevan a cabo políticas neoliberales". Y ha reclamado que el proceso constituyente se haga "desde la base" y contemple a "los movimientos sociales", preponderando la importancia de "poner en valor la movilización social", ya que "si esta avanza, avanzamos todas".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es