19 de agosto de 2019, 12:40:53
Nacional

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS


El Rey, tras el desfile en Logroño: "Brindo por aquello que más nos une: España"

EL IMPARCIAL/Efe

Desfile en Logroño.


E​l acto central del "Día de las Fuerzas Armadas 2018" dio comienzo con la llegada de Sus Majestades los Reyes a la confluencia de la calle General Vara de Rey con las avenidas Pio XII, España y Pérez Galdós, escoltados por el Escuadrón de Escolta Real, donde fueron recibidos por el presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja, José Ignacio Ceniceros González; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra Ruiz-Clavijo y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre Martínez. A continuación, un Batallón de la Guardia Real se encargó de rendir honores. Seguidamente, Don Felipe, pasó revista a la fuerza. A su término, Sus Majestades los Reyes fueron saludados por las autoridades civiles y de Defensa.

Tres Guardias Reales, representantes de cada uno de los Ejércitos y de la Armada, y un Guardia Civil portaron la Bandera que posteriormente se izó a los acordes del Himno Nacional. Tras el movimiento de los Guiones, Banderines y del personal que portaba la Corona de Laurel, dio comienzo el homenaje a los que dieron su vida por España, que consistió en la interpretación de “La muerte no es el final”, la ofrenda de una Corona de Laurel que Su Majestad el Rey depositó ante el monolito, un toque de oración, seguido de una descarga de fusilería, a cargo de la Escuadrilla “Plus Ultra” de la Guardia Real, y el sobrevuelo de la Patrulla Acrobática “Águila” del Ejército del Aire, dibujando en el cielo los colores de la Enseña Nacional.

El acto finalizó con un desfile en el que el Escalón Motorizado estuvo compuesto por una Sección de motos de la Guardia Real, el general jefe de la Brigada "Almogávares" VI de Paracaidistas, el Estado Mayor de la BRIPAC VI, una Unidad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil y una Unidad de Reservistas Voluntarios. En segundo lugar, la Agrupación motorizada, compuesta por Mando y Plana Mayor; Unidad de cadenas del Ejército de Tierra compuesto por carros de combate Leopardo, vehículos de combate de infantería Pizarro y una batería de Artillería autopropulsada ATP-155; Unidad motorizada de la Armada compuesta por un vehículo de Alta Movilidad Táctica y una unidad anfibia mecanizada Piraña; Unidad motorizada del Ejército del Aire con un vehículo SHORAD (de Defensa Aérea de Corto Alcance); Unidad motorizada de la Guardia Civil con tres secciones mixtas de motocicletas, vehículos de Tráfico y Seguridad Ciudadana y vehículos especiales; Unidad Militar de Emergencias con vehículos de intervención; y por último una Unidad de ruedas del Ejército de Tierra con distintos vehículos de reconocimiento y combate, vehículos de puesto de mando y de transmisiones y un lanzador de misiles PATRIOT.

Las unidades a pie estuvieron formadas por un Batallón de la Guardia Real, compuesto por Escuadra de Gastadores, Banda y Música, Mando y Plana Mayor, Compañía “Monteros de Espinosa”, Banderas y estandartes nacionales, Compañía “Mar Océano” y Escuadrilla “Plus Ultra”. Continuó con un Batallón mixto de la Armada, compuesto por compañías de marinería mixta de unidades de la Flota de la Bahía de Cádiz y una compañía de suboficiales alumnos de las escuelas de Ferrol; un Batallón del Ejército del Aire, compuesto por escuadrillas de las academias General del Aire y Básica de Aire, de Honores y del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo; un Batallón de alumnos de la Guardia Civil de las academias de Oficiales, Suboficiales y Guardias así como una Compañía de la Gendarmería Nacional Francesa; una Compañía del IV Batallón de Intervención de Emergencias de la Unidad Militar de Emergencias; y por último, un Batallón mixto del Ejército de Tierra compuesto por compañías de damas y caballeros alumnos de la Academia de Artillería, una Compañía de Esquiadores del Regimiento "Galicia" 64 y una Compañía de la BRIPAC. La segunda agrupación a pie estuvo formada por una Escuadra de Gastadores, Banda de Guerra, Mando y Plana Mayor y dos compañías de la Brigada de la Legión y una Escuadra de Gastadores, nuba y Compañía de Regulares. Cerraron el desfile terrestre las unidades hipomóviles formadas por el Escuadrón de Escolta Real, Sección Hipomóvil de la Batería Real y Escuadrón de Sables de la Guardia Civil.

El desfile Aéreo estuvo compuesto por formación 1 de dos “F-18” del Ala 15 y un “Eurofighter” del Ala 11; formación 2 de la Armada por dos “AV8B Harrier” de la Flotilla de aeronaves; formación 3 por cuatro “F-18” del Ala 12, formación 4 del cuatro “F-18” del Ala 15; formación 5 con cuatro “Eurofighter” del Ala 14; formación 6 compuesta por un “Hércules” del Ala 31; formación 7 con un Airbus "A-310" y dos "Falcon 900" del Grupo 45; formación 8 con un “Hércules” del Ala 31 y dos "CN-295" del Ala 35. Por último pasaron las aeronaves de ala rotatoria en formación 11 dos “Sikorsky S-76” del Ala 78; formación 12 compuesta por aeronaves del Ejército de Tierra, tres “Heurocopter EC-135”, tres “Tigre” y tres “Caimán”; formación 13 con un helicóptero “Eurocopter EC-135”, dos "HU.30" y un "HU.22" de la Guardia Civil. La Patrulla Águila con siete aviones “C-101” de la Academia General de Aire puso fin al desfile aéreo.

Ha sido el segundo año consecutivo que el acto central del Día de las Fuerzas Armadas se celebra fuera de Madrid, después de que entre 2012 y 2016 se organizara en la capital. En 2017, Guadalajara fue la localidad que acogió el desfile terrestre y aéreo, recuperando la tradición de que la fiesta se desarrolle en distintos lugares del territorio nacional y así acercar a los militares a más ciudadanos.

La celebración del "Día de las Fuerzas Armadas" se remonta a 1978, cuando se estableció la conmemoración anual de una fiesta de carácter nacional que homenajeara a los Ejércitos y fomentara el conocimiento y la integración entre los mismos y la sociedad.

Brindis por "lo que más nos une: España"


El Rey, tras presidir el acto central del Día de las Fuerzas Armadas que se ha celebrado en Logroño, ha elogiado hoy la labor de los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil y ha brindado por "aquello que más nos une: España". Así lo ha puesto de manifiesto Felipe VI en la recepción oficial ofrecida en el Ayuntamiento de Logroño, en presencia de unas 300 personas, y en la que ha estado acompañado por la Reina Letizia.

En unas breves palabras ante la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y autoridades civiles y militares, el Rey ha agradecido la hospitalidad de Logroño al acoger la celebración de este día. Ha dado las gracias a los riojanos y logroñeses por su acogida y ha remarcado la masiva afluencia de gente, lo que supone "el mayor homenaje" para los hombres y mujeres militares en España y en el exterior.

Por su parte, Cospedal ha ofrecido un brindis por "el mando supremo de las Fuerzas Armadas, "el primer soldado de España" y el primer español", que representa la unidad de la nación.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha declarado que para Logroño ha sido un "auténtico orgullo" abrir las puertas de su ciudad y acoger a las Fuerzas Armadas. Ha confesado la lealtad de Logroño a la bandera, al Rey y a la nación española.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es