23 de septiembre de 2021, 23:50:26
Deportes

EL REAL MADRID, CAMPEÓN DE EUROPA


Ronaldo y Bale insinúan una posible salida del Real Madrid

EL IMPARCIAL

"Fue muy bonito estar en el Real Madrid", declaró el portugués nada más acabar la final.


El madridismo ha vivido la celebración por la consecución de su tercera Liga de Campeones seguida, la decimotercera de su historia, con una mezcla de sentimientos generada por Cristiano Ronaldo. Y es que el delantero luso, que este sábado no pudo anotar, hizo estallar una bomba en sus primeras declaraciones, al término del envite. El delantero, quién sabe si enfadado por haber sido protagonista, dejó caer que no seguirá en el club de Chamartín.

Visiblemente falto de euforia en el festejo con sus compañeros, el goleador de esta Champions (15 dianas) tomó el micrófono y proclamó lo siguiente: "Fue muy bonito estar en el Real Madrid". "Ahora es el momento de disfrutar y en los próximos días daré una respuesta a los aficionados, que esos sí han estado siempre de mi lado. Fue muy bonito estar en el Real Madrid, en los próximos días yo hablaré", señaló a BeIN Sports en una chocante puesta en escena.

"En los próximos días daré una respuesta", insistió antes de negarse a aclarar si estas manifestaciones fuera de contexto quieren decir que se estaba despidiendo del Real Madrid. Y desvió la atención hacia lo colectivo, por contradictorio que pueda parecer: "Ahora hay que disfrutar el momento, hicimos historia, que es lo que buscamos y el futuro de cualquier jugador no es importante, lo importante es que hicimos historia", concluyó el internacional portugués.

A Sergio Ramos le fueron dichas las palabras de su compañero cuando se encontraba en el verde celebrando. "Si hay algo más, lo tendrá que aclarar él. Es una pieza clave y no estaría en ningún sitio mejor que aquí", se limitó a exponer el contrariado capitán de la entidad merengue. Tanto él como un sorprendido Benzema y Marcelo consideran que este no era el día para expresar peticiones particulares al presidente y temas por el estilo.

"Cristiano se tiene que quedar sí o sí, es del Real Madrid y lo que ha hecho no hay palabras para describirlo. Se debe quedar, lo veremos", arguyó un Zinedine Zidane ciertamente cansado por el tema, después de comprobar cómo las declaraciones de dos de sus estrellas protagonizaron la rueda de prensa posterior a la consecución de la tercera Liga de Campeones consecutiva del equipo blanco. "No había comentado antes nada", admitió, sorprendido por el cariz de los acontecimientos.

"¿Qué puedo decir?. No va a cambiar nada si dijo eso. Ahora hay que aprovechar el momento de lo que estamos haciendo y en tres o cuatro días dirá algo, pero con lo que me quedo es con lo que estamos haciendo ahora", sentenció un entrenador que también tuvo que torear otro amago de espantada similar de la estrella del día, Garteh Bale. El técnico no mostró tanta vehemencia al referirse a la reclamación del zurdo. "Es complicado, pero cada uno mira por lo suyo y le entiendo", manifestó.

"Al final, esto es un equipo, una plantilla y no va a cambiar. Intento, como siempre, hacer lo mejor para el equipo, lo que veo según como trabajamos y de vez en cuando uno se merece jugar más, pero son decisiones del entrenador. Entiendo a un jugador como Bale que quiere más minutos. Lo ha demostrado esta noche marcando la diferencia con el segundo gol del partido. Es normal que quiera más continuidad y regularidad", sentenció.

Esta fue la segunda deflagración inesperada que se detonó minutos después de alcanzar la gloria legendaria. Bale, héroe ante el Liverpool, dejó entrever que dejará el club blanco el próximo verano porque necesita jugar "todas las semanas", algo que "por una razón u otra no ha sucedido esta temporada". "Tuve una lesión a principios de temporada que me mantuvo cinco o seis semanas fuera, pero luego he estado bien, en forma, y no he tenido continuidad. Necesito jugar todas las semanas y eso, por una razón u otra, no ha sucedido", declaró.

"Este verano tengo que sentarme con mi agente y ver qué hago", sintetizó a la cadena británica BT Sport, conocedor de la rumorología que le coloca de vuelta a la Premier League y con un sueldo portentoso. Más aún después de esta actuación. "Estoy muy decepcionado por no haber sido titular esta noche, ya que creo que lo merecía. El entrenador (Zinedine Zidane) toma esas decisiones y hay que respetarlo. En cuanto supe que iba a salir lo único que quería era tener un impacto positivo", finalizó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es