17 de noviembre de 2019, 16:28:49
Deportes

FÚTBOL


El Sevilla elige a Machín, el entrenador que obró el milagro en Girona

EL IMPARCIAL

Es el técnico llamado a devolver la estabilidad ganadora al club hispalense.


El Sevilla tiene la urgencia de volver a localizar la fórmula de la continuidad que les condujo a la cima de la Europa League en el pasado lustro. Desde el Pizjuán se ha vivido como un año terrible el curso recién terminado, en el que pasaron por el banquillo Eduardo Berizzo, Vinzenzo Montella y, finalmente, Joaquín Caparrós. Sólo pudieron llevarse a la boca la actuación en la Champions en el primer capítulo de la era posterior a Monchi.

Por ello, la directiva hispalense ha apostado fuerte. Ha asendido a Joaquín Caparrós al cargo de director deportivo y, este lunes, ha hecho oficial su apuesta para dirigir a la plantilla que resulte de un mercado estival en el que se auguran movimientos. Se trata de Pablo Machín, el hombre que ha sido capaz de dibujar una aventura única en el Girona, al convencer a su plantilla de que si seguían su libreto competitivo llegarían a pugnar por los escaños europeos.

"El Sevilla FC y Pablo Machín han llegado a un acuerdo para que el técnico soriano dirija al Sevilla las dos próximas temporadas. Machín recala en Nervión, tras tres años y medio exitosos en el Girona FC, club al que llegó a finales de la 13/14 para salvarlo del descenso a Segunda B, ascenderlo a Primera y consolidarlo en la élite", ha precisado la entidad andaluza a través de un comunicado. El contrato, según se ha esclarecido, pauta una alianza de dos años, aunque la idea es que si todo va bien el proyecto amplíe su duración.

Machín deberá apagar la ansiedad que hizo pasar a tres entrenadores por el vestuario del Sevilla en la temporada 2017-18, finalizada en la séptima plaza y con una goleada sonrojante en la final de la Copa del Rey. En consecuencia, debutará en la segunda quincena de julio con su primera eliminatoria previa a la fase de grupos de la Liga Europa. En su escrito, los hispalenses señalan que su nuevo entrenador cortó su carrera como futbolista en el Numancia a los 23 años -lesión de rodilla- y a los dos años ya ejercía como técnico de las inferiores del club soriano.

En su recorrido hacia el profesionalismo se curtió como ayudante de preparadores como Gonzalo Arconada, Sergio Kresic, José Rojo y Juan Carlos Unzué. Y en 2011 sintió que estaba preparado para tomar la responsabilidad de llevar el timón de un grupo de futbolistas. Fue la marcha del ex entrenador del Celta la que le abrió las puertas del Numancia cuando el conjunto estaba en Segunda. Dos cursos más tarde fue contratado por el Girona, y ahí empezó su despegue.

Su labor en el club catalán le llevó de pelear por la permanencia (llegó cuando el equipo era último a 13 jornadas del final y lo salvó con 21 puntos de 39) a rozar el ascenso a Primera en 2015. No aflojó en su empeño y en la 2015-16 compitió en la final de la promoción, aunque cayó ante Osasuna. Finalmente, en el tercer intento sellaría el hito histórico gerundense: subió como segundo clasificado, sin necesidad de pasar por las tensas eliminatorias. Y la senda seguida en LaLiga ya es sabida: décimos, con 51 puntos y bajo el estatus de uno de los equipos sorpresa. "Sabemos que los numantinos conocen bien el 'nunca se rinde'. Hagamos historia juntos", concluye el Sevilla.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es