18 de octubre de 2019, 9:39:32
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


Así viven Junqueras, Romeva y Forn en la prisión de Estremera

EL IMPARCIAL

Imágenes difundidas por el medio de comunicación catalán Ara.


La tarde de este miércoles ha deparado una sorprendente publicación. La ha efectuado el diario Ara. Se trata de un vídeo en el que se ve cómo se desarrolla el día a día de Oriol Junqueras, Raül Romeva y Joaquim Forn en la prisión de Estremera. En las imágenes los exconsejeros del Govern de Carles Puigdemont con captados en sus rutinas dentro de la cárcel en la que permanecen recluidos de manera provisional bajo la acusación de rebelión y malversación.

La cinta dura 1 minuto y 47 segundos y en ella se contemplan las celdas de los tres presos secesionistas y otras dependencias de la cárcel en las que han establecido sus actividades para pasar el tiempo de reclusión. La grabación comienzo con una charla que ofrece Junqueras sobre filosofía en la Grecia clásica a un grupo de presos, entre los que se encuentra el propio Romeva. Todo ello en el marco de una de las aulas con las que cuenta el centro penitenciario.

Además, en otra imagen se desvela que Forn está dedicado a la escritura de sus memorias. Se le ve rodado de notas y escribiendo en un papel. Por otro lado, en la grabación se enfoca una celda básica: litera, escritorio y baño escueto. Y, por último, en una toma filmada con cámara oculta se observa cómo Junqueras friega el suelo del recinto y cómo practica tenis en uno de los patios del centro penitenciario de Estremera, Madrid.

Todo ello ha llegado horas después de que el Tribunal Supremo haya volcado un jarro de agua fría a Puigdemont, Junqueras y a otros doce inculpados contra los procesamientos dictados en el caso abierto por el "procés". La Sala ha suspendido, si fecha, la vista que iba a tener lugar este miércoles por un error en la tramitación del recurso presentado por Jordi Cruixart, el presidente de la organización independentista Òmnium Cultural.

Cuixart presentó un recurso de reforma subsidiario de apelación. Esto es, si el juez Pablo Llarena lo rechazaba -como así aconteció- ese escrito se elevaba a la Sala de Apelaciones, sin necesidad de presentar un nuevo recurso. Sólo el dirigente de Òmnium Cultural incurrió en este error, pues el resto de los procesados presentaron un recurso de reforma ante el juez y luego otro ante la Sala de Apelaciones. En consecuencia, la Sala admitió todos los recursos de los investigados, pero con el de Cuixart no actuó del mismo modo, al ser subsidiario de apelación.

Es por ello que las partes no han sabido cuáles son las alegaciones de Cuixart ni su estrategia de defensa, por lo que no les es posible decidir si se oponen o se adjuntan a la ruta procesal del dirigente. Tras el procesamiento por delitos de rebelión, malversación o desobediencia a miembros del Govern y del Parlament, así como a dirigentes independentistas, también recurrieron sus procesamientos Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa, Carles Mundó, Lluís Puig y Clara Ponsatí -exconsejeros de la Generalidad-. El excandidato a president y diputado de JxCAT Jordi Sànchez y los exparlamentarios Josep Nuet, Anna Simó y Carme Forcadell hicieron lo propio.

Ahora es la Sala que revisa el recorrido de Llarena en el Supremo la que ha de fijar una vista a puerta cerrada, con presencia de los abogados defensores fiscal, abogado del Estado y acusación popular (que ha recurrido por considerar que se deben agravar las acusaciones por las que se procesa a los inculpados). Y el Supremo ha denegado a Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez las peticiones de estar presentes en la vista, debido a que "no es preceptiva su presencia".

Las alegaciones de los separatistas catalanes incluyen la defensa de que las concentraciones del 1-O o del 20 de septiembre de 2017 ante la Consejería de Economía son "actos legítimos de protesta ante actuaciones judiciales". Puigdemont, por su parte, expuso que durante la celebración del referéndum ilegal no hubo "ningún tipo de violencia", por lo que no cree justificado el delito de rebelión que se le imputa. Y Junqueras denunció que sufre un "calvario inmerecido" por las "piruetas argumentativas" ejecutadas por el juez Llarena.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es