28 de septiembre de 2021, 3:15:55
Mundo

DE NACIONALIDAD TURCA


Irak detiene al refugiado que violó y mató a una menor en Alemania

EL IMPARCIAL

Solicitó el asilo en el país germano y fue puesto en libertad a pesar de ser considerado sospechoso del crimen.


"Las fuerzas de seguridad kurdas nos han comunicado la detención del sospechoso Ali B., a las dos de la madrugada", ha explicado este viernes Horst Seehofer, ministro alemán del Interior. De este modo se ha certificado que el presunto violador y asesino de una joven de 14 años en Alemania ha sido capturado en Irak. El mandatario ha ofrecido esta información en la conferencia de titulares de Interior del Gobierno central y los "Länder", celebrada en Quedlinburg (este del país).

Al parecer, el sospechoso huyó del país europeo y ha sido identificado en el norte de Irak. Se trata del posible autor de un crimen que ha conmocionado a Alemania. El pasado miércoles se halló el cuerpo sin vida de Susana F., de la vecina ciudad de Maguncia. La menor fue vista por última vez el 19 de mayo, día en el que salió con unos amigos de fiesta pero no volvió a casa. Su cadáver apareció en una zona de difícil acceso en la región de Wiesbaden (oeste).

Las autoridades encontraron signos que hacen pensar que la muchacha pudo haber sido violada y luego asesinada por asfixia. Varios días de intensa búsqueda dieron con el cuerpo y, ahora, también con el paradero del principal sospechoso, fugado. Ali B. es un refugiado turco de 35 años que fue detenido en territorio alemán pero que acabo siendo puesto en libertad sin cargos. En esta jornada se ha confirmado que es el primero en la lista que manejan las autoridades germanas.

Tras ser puesto en libertad el pasado jueves, el detenido de nuevo salió del tierras teutonas junto con toda su familia, con destino, según narran las autoridades, a su país de origen. Este punto ha destapado una oleada de indignación y críticas a las autoridades. Porque, como denuncia la oposición, no detectaron al sospechoso y sus familiares al salir de Alemania por el aeropuerto de Düsseldorf. Y es que Alí Bashar, que llegó al país en 2015, estaba fichado por participar en múltiples peleas.

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), primer partido opositor alemán, esgrimió que el causante de tal descuido en este sentido es el caos que rodea la gestión de la acogida de refugiados y las trabas a la expulsión de los fichados como peligrosos. Esta formación hizo hincapié en la necesidad de endurecer el control fronterizo y el acceso al país de los inkigrantes que provengan de algunas regiones que se encuentan en conflicto.

Por último, Seehofer -ministro y miembro de la Unión Socialcristiana de Baviera- tomó la palabra para agradecer la labor de las fuerzas de seguridad kurdas. Encuadrado en el ala más a la derecha del partido conservador de Angela Merkel, lamentó lo ocurrido. Y se comprometió con sus colegas de los "Länder" a concentrarse en la implementación de protocolos que agilicen los procesos de expulsión de refugiados rechazados o peligrosos.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es