23 de julio de 2019, 5:12:48
Deportes

BALONCESTO


La NBA, congelada a la espera de la decisión de LeBron James sobre su futuro

EL IMPARCIAL

La opción menos probable, según los analistas, es que siga en Cleveland. Por ello se han disparado los rumores.


El barrido histórico que propinaron los Golden State Warriors a los Cleveland Cavaliers han precipitado todo. Bien es cierto que durante meses se ha rumoreado lo incómodo de la relación entre LeBron James y el general manager (Koby Altman) y el dueño de la franquicia de Ohio (Dan Gilbert). Sobretodo después de haber firmado el traspasdo de Kyrie Irving por Isaiah Thomas sin haber consultado al emblema de Akron. Y, más allá, por el mal ambiente que se respiraba en el camarín. Una tesitura que la directiva abortó echando a los ilustres veteranos y al astro prometedor venido de Boston.

A partir de ahí (mercado invernal), Tyronne Lue tuvo mucho trabajo para cohesionar y subir el nivel y rendimiento del grupo de jugadores de menor talento que ha tenido en su mandato. Llegarían a las Finales colgados de una post temporada maravillosa de King James. Pero cuando el alero estelar se vino abajo mentalmente, su físico desnudó el excesivo peso que había soportado y su colectivo se desplomó al completo. Por eso, y por la ausencia de secundarios efectivos, no alcanzarían a robar ni un partido a los de Oakland. Redondeando la comprensión de sus límites.

Toda vez que concluyó el tercer partido -tercera derrota consecutiva de las cuatro que sufriría en la cima del baloncesto estadounisende-, LeBron declaró lo siguiente: “La realidad es que tienen mucho más talento que nosotros. ¿Cómo se puede ganar a los Warriors? Eso es lo que ahora mismo nos preguntamos todos en la liga. Cómo se reúne el suficiente talento pero al mismo tiempo el tipo de mentalidades necesarias para competir con los Warriors y luchar por el anillo".

"En 2010 quería ir a un sitio donde sintiera que podía ganar a los Spurs y a los Celtics. Obviamente, si te fijas sólo en el talento, si comparas el de los cinco mejores jugadores de los Warriors con el de nuestros cinco mejores, están muy por delante de nosotros, esa es la verdad y hay que decirlo", prosiguió, resignado. Pero, cuidado, el objetivo puramente deportivo no es el único parámetro que manejará el mejor jugador de la actualidad para elegir destino. Él mismo ha dicho que valorará con su familia la decisión. Porque su contexto, la edad de sus hijas y sus prioridades ya no son las mismas que cuando se fue y volvió de Miami.

El presente del todoterreno de Ohio cuenta con la tranquilidad de haber entregado a su ciudad el anillo anhelado. Y con hijos de diversas edades: Bronny, que tiene 13 años, Bryce, que cumplió esta semana 11, y Zhuri, de 3 añitos. Los dos primeros tendrán voz en el asunto. Porque Bronny es un jugador de baloncesto sobresaliente que tiene la posibilidad de tener un futuro en la liga y los dos conocen Miami, Los Ángeles (lugar en el que veranean) y Akron.

El lugar en el que viva la familia es clave. En 2010 James se fue a Florida dejando a su mujer Savannah y sus hijos pequeños en Ohio. Eso es impensable en este momento. Siguiendo esta ruta, la opción de los Wizards cobra fuerza. El equipo de Washington cuenta con mimbres y talento por desarrollar y el rol de líder afroamericano que está adoptando James gozaría de un entorno inmejorable en la capital del país. En su crecimiento personal e intelectual (ha montado una productora de contenidos televisivos con el fin de denunciar las injusticias sociales), D.C. resplandece.

Pero el ajedrez es más complicado. El jugador de 33 años sabe que no le queda demasiado tiempo como para enrolarse en un proyecto a desarrollar. Por ello se ha dado importancia a los rumores que le colocan en la órbita de los Houston Rockets o los San Antonio Spurs. Incluso de los Raptors y de los Sixers. En todos esos equipos de acogida estaría escoltado por un cuerpo de jugadores con hambre y potencial inmediato de uniformarse como candidatos al título.

A partir del 1 de julio puede negociar, reflexionar y decidir. Dos de sus mejores amigos en el baloncesto, Dwyane Wade y Chris Bosh -acólitos de sus dos anillos en Miami- han aportado luz sobre el tema. El escolta ha hecho hincapié en que el factor familiar, el social y inclusive el de compromiso político con la comunidad priman en esta altura. Y el expívot, por su lado, considera que primará lo deportivo, con los Rockets como opción primordial para tumbar a los Warriors. La obsesión dentro de la pista del jugador que tiene en vilo a toda la liga y al baloncesto mundial.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es