21 de agosto de 2019, 20:45:17
Sociedad

AYUDA HUMANITARIA


Francia ayudará a España en la acogida de los migrantes del Aquarius

EL IMPARCIAL

Macron se ha ofrecido a acoger a los que deseen ir al país galo.


El Ejecutivo de Francia ha reiterado este sábado su voluntad de cooperar con España en las labores de acogida de los migrantes que viajan a bordo del buque Aquarius. Así lo ha publicado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. La dirigente ha mantenido una charla con el emabajador francés, que le ha confirmado la intención ya adelantada el pasado jueves en la reunión que mantuvieron el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, y Josep Borrell.

La nota emitida por Moncloa especifica que el país galo asumirá a los migrantes que arriben en Valencia y que expresen su deseo de ir a Francia, "una vez cumplidos todos los protocolos que establece el procedimiento de acogida". Ante esa voluntad, Pedro Sánchez ha agradecido la oferta a su homólogo Emmanuel Macron, arguyendo que "este es el marco de cooperación con el que Europa debe dar respuesta", según el escrito transmitido por Presidencia.

Carmen Calvo ha hablado en esta jornada con el embajador francés en España, Yves Saint-Geours, y le ha comunicado que su Ejecutivo acepta la propuesta. Para que se cumpla la oferta, los pasajeros del buque deberán cumplir los parámetros marcados para poder optar al derecho de asilo.

Esta comunicación diplomática llega a tiempo, pues este sábado ha comunicado el Ministerio de Defensa que durante esta madrugada el patrullero de la Armada española Vigía ha comenzado el acompañamiento hacia el puerto de Valencia del Aquarius. Y también de los dos buques italianos que trasladan a los 629 inmigrantes rescatados frente a las costas de Libia. Ese patrullero español, con base en Cádiz, guiará a la flotilla desde las aguas al Este de Menorca y hasta su llegada a Valencia, que está prevista para este domingo.

Por otro lado, el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado que los refugiados del Aquarius gozarán de una autorización especial de un mes, pero a partir de ahí se les aplicará la legalidad "sin excepciones". "No podemos hacer otra cosa", ha remarcado antes de exponer que "por tanto, que nadie se ponga nervioso, que esto no es un problema de inmigración sino de hacer frente a una situación en la que había que decidir entre "salvar a una gente o dejar que muriera. No hay más".

Y ha atacado a la Unión Europea por la gestión que planea del problema migratorio. "No se puede ser tan bajo moralmente", ha proclamado para, de inmediato, urgir a la UE que esté a la altura de los valores de Europa. "El problema de la inmigración no está en este barco, es mucho más complejo", ha subrayado. Y ha criticado a Italia tener la "indecencia moral de eludir el problema". El caso es que el jueves Fernando Grande-Marlaska, titular de Interior, afirmó que la ley posibilita un trato específico para casos como el del Aquarius.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es