18 de abril de 2019, 18:37:17
Sociedad

IGLESIA


El papa Francisco compara el aborto con las prácticas del nazismo

EL IMPARCIAL

Ha calificado a esa actuación como un "homicidio de niños".


El papa Francisco ha defendido con rotundidad uno de los principios troncales de la Iglesia. Lo ha hecho en el marco de un acto con asociaciones familiares en el Vaticano, celebrado este sábado. En ese evento, el pontífice no ha ahorrado dureza para cambiar su habitual tono conciliador y condenar enérgicamente la práctica del aborto, recientemente despenalizada en Argentina, país del que es originario y con cuyo Gobierno mantiene diferencias públicas.

"He escuchado decir que está de moda, o al menos es habitual, en los primeros meses de gestación hacer ciertos exámenes para ver si el niño no está bien, o tienen algún problema. La primera propuesta en ese caso es '¿lo rechazamos?'", ha avanzado antes de proclamar lo siguiente: "Los hijos son el don más grande y deben ser acogidos como vienen, como Dios los manda, como Dios los permite, aunque a veces están enfermos".

Se ha referido el referente del catolicismo a este polémico asunto en una alocución improvisada en la que ha catalogado al aborto como un "homicidio de niños para tener una vida tranquila". Ha dicho Francisco que estas prácticas le recuerdan a su etapa de estudiante. Cuando era joven, ha narrado, una profeso de Historia le enseñaba lo que hacían las polis griegas de Esparta cuando se daba un nacimiento con malformaciones.

"Lo subían a una montaña y lo arrojaban abajo", ha expuesto, antes de admitir que "nosotros quedábamos perplejos. '¡Pero cómo se puede hacer eso, pobres niños!' Es una atrocidad. Hoy hacemos lo mismo". Jorge Bergoglio ha expresado esa visión sin tapujos ni complejos, con una firmeza notable a pesar de saber que se trata de un asunto que no cuenta con más que polémica en la comunidad internacional. Sin embargo, su vehemencia mostraba que considera que su criterio es el certero.

La comparativa con lo procedimientos nazis para 'depurar' la raza


"No se ven muchas personas con enanismo porque el protocolo de muchos médicos, muchos no todos, es plantear el aborto", puso como ejemplo. Y pasó a glosar su reflexión con la línea que más polvareda a levantado. Con diferencia. "En el siglo pasado todo el mundo estaba escandalizado por lo que hacían los nazis para procurar la pureza de la raza. Hoy hacemos lo mismo, pero con guante blanco", ha argumentado.

Por último, Francisco ha calificado la formación de la familia como "una aventura bella" y denunció "con dolor" que en la actualidad "se piensa en comenzar una familia, contraer matrimonio, como si fuera una lotería", con "superficialidad". En este sentido, el pontífice argentino ha declarado que "se habla de familias diversificadas y diversos tipos de familia. Es verdad que la familia es una palabra análoga: se habla de las familia de las estrellas, de los arboles, de los animales... Pero La familia, imagen de Dios, hombre y mujer, es una sola". La Sala Clementina ha visto a la versión más decidida de un mandatario que se ha despedido afirmando que "la familia no es considerada" y que "los jóvenes no pueden casarse porque no tienen trabajo".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es