5 de diciembre de 2019, 21:47:17
Gente y tendencias

SOLIDARIDAD


Angelina Jolie reclama a los países más financiación para ayudar a los refugiados

EL IMPARCIAL

Es embajadora especial de ACNUR.


"Cuando ni siquiera existe una ayuda mínima, las familias de los refugiados no pueden recibir el tratamiento médico adecuado, las mujeres y las niñas son vulnerables a la violencia sexual (...) desperdiciamos la oportunidad de invertir en los refugiados para que puedan adquirir nuevas habilidades", ha denunciado este domingo Angelina Jolie durante una visita al campo de refugiados de Domiz, en el norte de Irak. Desde allí ha afeado a los países de Occidente su aportación a la crisis humanitaria.

La actriz estadounidense se toma muy en serio su labor como embajadora especial de la agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Por ello, en esta fecha ha reitera el llamamiento a la comunidad internacional para que se aumente la financiación relativa a los refugiados con el fin de proporcionar una mejor educación y asistencia a aquellos desplazados que no tienen la oportunidad de crecer como seres humanos toda vez que han salido de la guerra.

Ha denunciado Jolie la falta de recursos económicos de ACNUR para responder a los conflictos: "En este año sólo ha recibido un 17% de su financiación". En el duro comunicado emitido, la actriz añade, además, que la falta de inversión puede conllevar "terribles consecuencias humanas". En ese manojo de posibilidades tenebrosas no sólo figuran las muertes a consecuencia de la precaria situación, sino también la radicalización de algunos refugiados.

La representante de ACNUR, por el contrario, mostró una voluntad y actitud positivas. Destacó que la "única respuesta" para que no suceda es "poner fin a los conflictos que obligan a las personas a huir de sus hogares y que todos los gobiernos cumplan con sus responsabilidades". E indició en que cree que todavía hay esperanza, pues ha salido reforzada de la visita que ha realizado en este fin de semana a la ciudad de Mosul y al mencionado campo de Domiz, perteneciente a la región del Kurdistán iraquí.

Allí yacen un abismal número de refugiados sirios que huyeron del conflicto que está asolando a su país desde 2011, sin que asome una solución. "Hay millones de refugiados y personas desplazadas que desean regresar a sus hogares y trabajar y comenzar de nuevo, como ayer vi en Mosul, donde ladrillo a ladrillo, con sus propias manos, están reconstruyendo sus hogares", ha narrado la actriz, queriendo reivindicar el valor humano de esas víctimas de la guerra.

De hecho, no es casual que Jolie ponga el foco en esa ciudad, pues en Mosul se desató una de las ofensivas principales con Daesh. La batalla duró casi nueve meses y resultó la más sangrienta de todas las emprendidas por las fuerzas iraquíes, en colaboración con la coalición internacional liderada por Estados Unidos. A pesar de que terminó hace casi un año, las consencuencias de la barbarie son todavía muy visibles. Y con esa fotografía volverá la actriz a Estados Unidos. Su visita coincidió con la fiesta del Aíd al Fitr -celebración que da por terminado al Ramadán-. El próximo miércoles será el Día Mundial del Refugiado.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es