17 de septiembre de 2019, 9:04:21
Nacional

SANIDAD


El Congreso abre la puerta a la primera ley de eutanasia

Sara Cabrero

Todas la fuerzas políticas votan a favor, excepto el PP.


El Congreso de los Diputados ha dado este martes el primer paso para regular por ley la eutanasia después de que todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, hayan respaldado la propuesta realizada por el PSOE.

Ha sido la portavoz socialista, Adriana Lastra, la encargada de defender un texto que su grupo ya registró el pasado mayo. En su intervención, ha destacado cuáles son las bases del procedimiento para que sea "ordenado y sistemático". De esta forma, ha señalado que podrán recurrir a la eutanasia las personas con enfermedades graves e incurables o discapacidades crónicas que impliquen un gran sufrimiento. Además, esta nueva ley también contaría con mecanismos para controlar que la decisión ha sido libre así como una comisión que vigile las condiciones previas y posteriores a la muerte.

Formará parte de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud

La iniciativa, que aborda cuestiones éticas, médicas y jurídicas, permite la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios y establece que el derecho a morir dignamente forme parte de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, que su acceso sea "universal y gratuito" y aplicable tanto en el ámbito privado como público.

"Presentamos esta ley desde el respeto a la dignidad, a la libertad, a la autonomía de la voluntad de esas personas cuya única perspectiva actual es sufrir y desean poner fin a su calvario. Son casos extremos como consecuencia de un pronóstico irreversible", ha indicado Lastra.

La portavoz socialista ha citado a Ramón Sampedro, el primer español que reclamó ante los tribunales el derecho a una muerte digna, y ha dicho que esta ley es por él y por "muchos otros": "Regulemos la última libertad, el último derecho", ha concluido.

"La proposición del PSOE es mejor que la que propuso Podemos", ha defendido el PNV

Unidos Podemos, en voz de la diputada Eva García Sempere, ha criticado que el PSOE haya presentado una iniciativa que se parece mucho a la que presentó el año pasado la formación morada y entonces no la quisiera aprobar alegando que "España no está preparada". Con todo, ha votado a favor.

Por su parte, Joseba Andoni, del PNV, ha considerado que "la proposición del PSOE es mejor que la que propuso Podemos" porque además de la despenalización, ha elaborado un régimen judicial específico "con garantías para los pacientes y el personal sanitario". "Nunca defenderé que se vaya a quitar la vida a nadie a la ligera", ha añadido.

Por otro lado, ERC ha expresado su apoyo a esta iniciativa porque no se trata sólo de una ley del PSOE, sino que "es una ley de muchos más" y por esta razón "saldrá adelante".

Sólo el PP y Ciudadanos han mostrado su rechazo con la diferencia de que el primero ha votado en contra. "Hablar de eutanasia es hablar de fracaso profesional ante la enfermedad y la muerte. Es reconocer una derrota política, médica, profesional y social ante un enfermo". "Es un fracaso que no seamos capaces de ofrecer otra salida que no sea la de morir", ha lamentado la diputada 'popular' Pilar Cortés.

Datos del CIS: el 70% de los españoles están de acuerdo en regular la eutanasia

La aceptación a trámite de esta propuesta se produce semanas después de que la Cámara Baja aceptara el pasado mayo iniciar la despenalización de la eutanasia a través de una proposición de ley del Parlamento de Cataluña que pide una reforma del Código Penal en este sentido.

Cortés ha asegurado que, a pesar de que la eutanasia será para "casos extremos", con el tiempo se corre el "riesgo tremendo" de que los casos se generalicen: "La eutanasia irá ganando terreno a los cuidados paliativos", ha dicho.

La ley en virtud de la cual la eutanasia será legal en España, se convertirá en realidad previsiblemente antes de final de año. Será por tanto la primera iniciativa legal que se anote el Gobierno de Pedro Sánchez.

¿Quién podría acceder a la eutanasia?

Será necesaria la concurrencia de dos médicos que valoraran el caso: el que lo atiende habitualmente y otro externo que avale que las condiciones de sufrimiento insoportable para el paciente. La última palabra la tendrá el paciente.

Los solicitantes deben tener nacionalidad española o residencia legal en España y disponer de la información que exista sobre su proceso, las diferentes alternativas y posibilidades de actuación, incluida la de acceder a cuidados paliativos.

Deberá haber formulado la solicitud de manera voluntaria por escrito y firmarla en presencia de un profesional sanitario que lo rubricará, tras lo que se abre un plazo de quince días.

Posteriormente habrá un periodo de diecisiete días para que la petición sea analizada por otro médico y finalmente se pondrá en conocimiento de la Comisión de Evaluación y Control, un proceso que no puede durar menos de 32 días, mientras que la solicitud podrá ser revocada en cualquier momento.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es