27 de septiembre de 2021, 18:57:37
Deportes

FÓRMULA UNO


Accidente espeluznante de Ericsson y Alonso esconde su futuro

EL IMPARCIAL

El piloto español asegura que tiene ya claro lo que va a hacer en 2019.


La segunda parte de la temporada de Fórmula Uno para Fernando Alonso no va aresultar agradable. El ovetense, doble campeón del Mundial de la categoría, ya ha anunciado que en 2019 no va a asubirse a nngún monoplaza, a pesar de haber recibido dos ofertas de Red Bull (la última en este agosto. Por ello, los Grandes Premios restantes no le ofrecen mayor motivación que trabajar para poder disfrutar en algún tramo de lo restante. Y este Gran Premio de Italia no va a ser uno de esos tramos de regocijo en su despedida.

El emblema del proyecto fallido de McLaren resumió lo vivido en la jornada de entrenamientos de Monza del siguiente modo: "Ha sido un día raro, con lluvia por la mañana y luego el accidente de (Marcus) Ericsson (sueco, de Sauber) por la tarde, por lo que todos hemos perdido tiempo en el programa; y no pude hacer las tandas largas, por ejemplo". "Así que fue un día un poco interrumpido e intentaremos mañana seguir recopilando información", sintetizó.

Se refería el asturiano al espectacular y aterrador accidente que sufrió Ericsson cuando perdió el control de su Sauber -al parecer por un fallo mecánico- poco antes de entrar en la primera curva. Sufrió un aparatoso choque que dejó prácticamente destrozado su monoplaza. Aunque, por fortuna, el escandinavo no parece sufrir daños de consideración, pues fue trasladado como medida preventiva al centro médico del circuito, al que entró por su propio pie.

De vuelta a la comparecencia de Alonso con los micrófonos que le persiguen tratando de dilucidar qué hará en su primer año alejado de la Fórmula Uno, el español confesó sobre lo padecido por Ericsson que "la verdad es que la seguridad ha aumentado muchísimo en los últimos tiempos y ahora vemos accidentes increíbles en F1 sin que le pase nada al piloto; ni a los comisarios, que hemos visto que estaban cerca". "Hay que felicitar al campeonato en general y a la FIA ya que gran parte de estas mejoras han sido un trabajo de muchos años", destacó.

Y, preguntado por el estado de su físico tras el incidente sufrido en el precedente Gran Premio, Alonso expuso que "sigue un poco esas secuelas de la semana pasada, tenía las manos en el volante cuando me toqué con (el monegasco Charles) Leclerc (Sauber) y tengo algún tendón inflamado, intentando descansar la mano cuando no estoy en el coche y tenerla siempre en la misma posición". Esas secuelas, sin embargo, no le apartarán de la probatura que en los próximos días realizará en Estados Unidos con un coche de la Fórmula Indy perteneciente a Andretti.

"Sí, lo dijo Zak Brown (Director de competición de McLaren). El miércoles creo que es. Es una prueba que coincide en el tiempo con el hecho de que dije que no sigo en Fórmula Uno, pero que ya estaba prevista hace meses. Por tanto se habla un poco más de ello. Me gusta probar todo tipo de coches, ya el año pasado Andretti quería que probase el coche en un circuito de configuración normal, pero no hubo tiempo. Y este año tenemos esa posibilidad, pero no es un día clave para decir sí o no respecto al año que viene", afirmó, consciente del revuelo causado.

"Lo hacemos para divertirme un poco y también para ver como son los coches en un circuito normal", prosiguió. Y, entonces, quiso resultar firme en cuanto a su planteamiento de 2019: "Pero mi decisión sobre el año que viene no se va a basar en lo que haga el miércoles, es decir el jueves no voy a tener una idea más o menos clara, en realidad más o menos lo tengo todo en la cabeza ya decidido", señaló. Y con esa declaración dio carpetazo al tema.

Acabaría refiriéndose a lo venidero, su paso por Monza. El circuito que le vio triunfar con Ferrari no valdrá más que para seguir experimentando con la puesta a punto de su McLaren. A finales de agosto. "Sí, por el tiempo disponible nos dedicamos a otras pruebas, también con miras a Singapur. En Monza, con la máxima carga aerodinámica estábamos ahí que parecíamos una 'chicane' rodante, pero son cosas importantes para mejorar el coche en Grandes Premios algo mejores. Sabíamos que Spa y Monza serían difíciles, pero en los Grandes Premios que quedan hay que ir al ataque", se despidió.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es