11 de diciembre de 2019, 8:01:58
Deportes

TENIS


US Open. Serena Williams y Naomi Osaka se citan en la gran final

EL IMPARCIAL

El mito estadounidense y la novata japonesa vencieron en semifinales.


Parecería que la reina ha vuelto y ha elegido su casa para hacerlo. Serena Williams jugará su novena final del US Open después de haber batido con rotundidad a Anastasija Sevastova. La estadounidense no tuvo piedad con la letona y la arrolló en dos sets, 6-3 y 6-0. Para delirio de la tribuna que, ilusionada por ver el renacimiento de un ídolo, llenó las gradas de la pista central de Flushing Meadows, el Arthur Ashe Stadium. La ex número 1 de la WTA ha regresado.

Luciría su mejor tenis, ese que destila jerarquía y maniata a sus contrincantes con facilidad. Su energía y agresividad sacaron de la pista a una Sevastova impotente por completo. Serena es, a día de hoy, la jugadora con mejor inercia en todo el circuito femenino. Con Halep fuera de dinámica y Wozniacki sin rematar su renacer, la menor de las Williams ha recuperado el magnetismo que la sitúan en la cima del tenis norteamericano. Sin dudas.

Sevastova alcanzaría a plantar cara en los primeros juegos. Había comenzado el envite con un aspecto igualado que pronosticaba espectáculo e interés. Pero el paso de los minutos y la resolución de la primera manga (6-3) detonarían la desnudez de la lección de juego venidera. Plena de confianza, Williams aceleró aún más y agotó físicamente y erosionó mentalmente a una jugadora europea sin soluciones ni horizonte. Además, sus subidas a la red la propulsarían hasta el 6-0 postrero. La tormenta de golpes ganadores encendió al respetable.

"Es increíble volver a jugar una final tras tener el bebé", proclamó antes de asegurar que "estoy muy agradecida a este deporte, no importa lo que pasa en cada partido, hay que continuar hacia adelante porque esto acaba de empezar, hace solo dos meses que volví". "Sólo es el principio", advirtió la ganadora de 23 Grand Slams y finalista 31 veces. A sus largos 36 años ha encontrado un nuevo comienzo que si sigue como parece la devolverá al trono.

Osaka redondea su sueño y llega a la final del US Open


Al otro lado de la pista en ese duelo por la gloria estará Naomi Osaka. La jaoponesa volvió a hacer historia este viernes al derrotar por 6-2 y 6-4 a la local Madison Keys, decimocuarta cabeza de serie en el Abierto de Estados Unidos. La jugadora nipona, primera de su país que consigue disputar una final de un Grand Slam, despacharía su semifinal en una hora y 25 minutos para eliminar a Keys, que es la vigente subcampeona (en 2017 perdió el título ante Sloane Stephens).

Osaka enlazaría una tarjeta de 12 golpes ganadores y 20 errores no forzados por 23 y 32, respectivamente, de Keys. Esa estadistica la destacó como la más competitiva y atinada, a pesar de su precocidad. Porque la japonesa que se medirá ante el coloso cuenta sólo con 20 años. Una edad que le ha permitido jugar contra Serena sólo en una ocasión: fue en la primera ronda del Masters 1000 de Miami y venció con facilidad por 6-3 y 6-2. Si bien, entonces la estadounidense estaba despertando todavía.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es