6 de diciembre de 2019, 18:03:09
Nacional

PRESUPUESTOS


Así es la treta del Gobierno para levantar el veto de la Cámara Alta

EL IMPARCIAL/Efe

Bastaría una mayoría simple en el Congreso para sacar adelante los Presupuestos.


En la tarde de este martes se ha sabido que Pedro Sánchez ha implementado una estrategia para ejecutar el levantamiento del veto del Senado a la nueva senda de déficit. La suerte de subterfugio se trata de incluir este punto en una enmienda que exige modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria a través del proyecto de Ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género. Ese es el camino a recorrer.

Según han declarado fuentes parlamentarias del grupo socialista, el partido ha registrado en esta fecha esa iniciativa. Lo ha hecho porque una Ley orgánica como la Ley de Estabilidad Presupuestaria puede ser modificada a través de otra Ley orgánica, tal como avala el Tribunal Constitucional, han explicado para esclarecer la argucia por la que van a buscar el desbloqueo del techo de gasto en el Senado.

El proyecto de ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género, que actualmente se tramita en el Congreso y cuyo plazo de presentación de enmiendas ha finalizado este martes, es uno de esos textos que lo permiten, han indicado dichas fuentes. En concreto, se pide en el escrito que se levante el veto que puede imponer el Senado a los objetivos de déficit y deuda pública para que, en caso de ser rechazados, puedan volver a ser votados en el Congreso de los Diputados y aprobados con mayoría simple.

Este es el planteamiento


Desde vicepresidencia se ha especificado que la enmienda modifica el artículo 15.6 de la Ley de Estabilidad y está vinculada a la urgencia de aprobar cuanto antes los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Moncloa estaría en condiciones de garantizar la modificación de la Ley de Estabilidad que avala la mayoría del Congreso salvo PP, Ciudadanos, Foro Asturias y UPN, pero todavía queda el trabajo de ganarse los apoyos para la aprobación de los nuevos objetivos de déficit y deuda pública.

Lo cierto es que la tramitación de este proyecto de Ley orgánica requiere una primera votación y aprobación en el Congreso, posteriormente ha de pasar po el Senado y, en caso de que la Cámara Alta rechazara alguna enmienda, el texto volvería al Congreso donde podrían ser introducidas nuevamente y votadas.

El proceso que representa la tramitación de un proyecto de Ley se prolonga habitualmente tres meses hasta su aprobación definitiva, hecho que indica que la nueva senda de déficit más flexible -con la que se están cerrando las cuentas correspondientes al próximo año-, podría estar aprobada dentro del plazo. "Se trata de evitar el bloqueo del Senado a unos presupuestos expansivos", se ha confesado desde las fuentes de vicepresidencia.

Moncloa se basa en la constituicionalidad del procedimiento ejecutado


Desde vicepresidencia se ha defendido que estos presupuestos que quieren mejorar el bienestar de los ciudadanos sólo pueden seguir su cauce superando el veto del Senado. Por ello han usado este atajo. Y han manifestado que enmendar una ley orgánica con el fin de modificar otra ley del mismo tipo es un procedimiento constitucional que ya se ha realizado en otras ocasiones. Se ha recordado como ejemplo cuando la Ley de Registro Civil se modificó con una enmienda a la ley de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.

El registro de la enmienda a la Ley orgánica del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la Violencia de Género ha acontecido en la misma fecha en la que el Pleno del Congreso ha aprobado tramitar la proposición de Ley presentada por el PSOE, Unidos Podemos, ERC y el Grupo Mixto y que ha sido apoyada por el PNV y el PDeCAT.

En ese debate correspondiente a tal Ley orgánica casi todos los partidos han solicitado que la modificación de esta Ley también afecte a la regla de gasto, por lo que el trámite de enmiendas haría ralentizar su aprobación definitiva. Porque la Mesa del Congreso -formada en su mayoría por PP y Ciudadanos- ha rechazado hace poco que la proposición fuera tramitada por el procedimiento de urgencia y en lectura única. Aún así, el PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV y Compromís registraron la semana pasada una petición para que la Mesa reconsidere su acuerdo de impedir la tramitación urgente. Ahora se han abierto dos vías paralelas para poder modificar el artículo 15.6 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es