20 de enero de 2020, 5:15:04
Mundo

CHAVISMO


El secretario general de la OEA, a Zapatero: "No sea imbécil al hablar de Venezuela"

EL IMPARCIAL/Efe

El dirigente ha acusado al expresidente español de apoyar a la "dictadura venezolana".


El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha fijado su polémica verborrea este viernes en la figura del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero. Este volcánico dirigente le aconsejó al socialista que "no sea imbécil" al hablar sobre Venezuela, toda vez que le había acusado de hacer "favores a la dictadura venezolana".

"El señor Zapatero tiene un problema muy grande de comprensión (...) Mi consejo, es un consejo nada más: que no sea imbécil. Es un consejo importante, bueno, creo que le puede hacer mucho bien", desarroló el mandatario de la OEA en una entrevista concedida a la cadena de televisión internacional NTN24 en Washington.

Luis Almagro volvió a atacar y a fijar sus críticas en el expresidente español. No obstante, cree que Zapatero no deja de hacer "favores a la dictadura venezolana". Le llegó a caracterizar como "ministro de Relaciones Exteriores de la dictadura venezolana". "Defender una dictadura como lo ha hecho él, eso sí que es ser un político perimido (obsoleto), arcaico y anacrónico",argumentó la cara visible de la Organización de Estados Americanos.

Las declaraciones de Zapatero que han prendido la mecha en el seno de la OEA


El referente socialista compró, abiertamente, el relato de Nicolás Maduro sobre la creciente crisis venezolana y la intensificación del flujo migratorio de venezolanos por varios países de Latinoamérica. Y lo hizo público el pasado 15 de septiembre, en Brasil. Poniendo en cuestión su labor como mediador en el conflicto y colocándose en la diana de la oposición nacional e internacional al chavismo.

"En la intensificación en el crecimiento en los últimos tiempos de esa emigración a otros países tienen mucho que ver las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos y que han sido respaldadas por algunos gobiernos", declaró, entonces, Zapatero. Exactamente la misma lectura que viene usando el sistema bolivariano desde que Hugo Chávez llegó al poder hace décadas.

Desde esas palabras le han llovido las críticas al español. De hecho ha establecido un cruce de declaraciones con la OEA que ha terminado por caldearse. Almagro señaló la pasada semana, en Colombia, que no descartaba una intervención militar en Venezuela para "derrocar" al presidente Nicolás Maduro. Zapatero fue una de las voces que repelieron con más ferocidad ese planteamiento, ya que lo considera fuera de toda legalidad internacional.

Zapatero ha afeado a Almagro varias veces su gestión al frente de la OEA


El socialista español, que lleva años actuando como mediador en la crisis venezolana, tildó de "insólito" que alguien que dirige un organismo internacional desconozca las reglas básicas de la Carta de las Naciones Unidas. Posteriormente, y ante la presión generalizada, Almagro se vio obligado a matizar estas palabras en las que dejó caer la posibilidad bélica. Aseveró que fueron malinterpretadas y expresó su rechazó a las intervenciones militares en el continente.

Pero de todo este recorrido entre dos interlocutores que opinan sobre la crisis venezolana, lo único que escapa a las opiniones son los datos. La ONU calcula que, hasta junio de este año, al menos unos 2,3 millones de venezolanos han salido de su país por la crisis política, social y económica que atraviesa al país caribeño. Los migrantes, según este estudio, se han dirigido principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es