17 de octubre de 2019, 23:19:25
Deportes

REPSOL HONDA


MotoGP. Márquez luce tranquilidad antes de tratar de sentenciar el Mundial

M. Jones

Se muestra entusiasmado ante la primera experiencia ene l circuito tailandés.


Marc Márquez viaja al próxiimo Gran Premio de Tailanda con la tranquilidad de mantener una distancia de 72 puntos con respecto al segundo clasificado en la carrera por el Mundial de pilotos. Pero ya avisó el catalán que cuando se habla de su estilo de pilotaje no caben las matemáticas, dando a entender que si ve la oportunidad de arriesgar para ganar más carreras y añadir más muescas a su palmarés lo haría. Así lo dejó claro hace dos semanas.

Sea como fuere, el favorito para alzarse con otro título ha expresado este martes que en el circuito de Buriram necesitará de toda la calma posible para pasar una prueba nueva para él. "Será emocionante correr en Tailandia por primera vez, seguro que habrá muchos fans en las gradas y eso siempre es bonito. De todos modos, tenemos que mantenernos concentrados y tranquilos, gestionando bien el fin de semana y trabajando de la misma forma a la que estamos acostumbrados a hacerlo", diagnosticó.

El piloto de Cevera, que habló para su equipo, expuso que tiene "referencias del buen entrenamiento" que realizaron en el test de febrero en Buriram, en su libreto de ruta está subrayado el hecho de tener que "comprobar todos los detalles desde el viernes por la mañana porque algunas partes del circuito son complicadas, pero en general el trazado es bonito". "Seguro que la humedad y las altas temperaturas harán que sea exigente físicamente, pero una vez que estás en la moto, te olvidas de todo y simplemente te centras en pilotar", apuntó.

La prudencia parecería ser el nuevo traje del ambicioso Márquez. Y con él combatirá su compañero Dani Pedrosa, quien redundó en el vaticinio de su jefe de filas al explicar que "será la primera vez que compitamos en Buriram, así que no sabemos exactamente qué podemos esperar del fin de semana. Por supuesto, tenemos referencias de los entrenamientos que hicimos en febrero, que nos fueron bien, así que esperamos que las sensaciones sean parecidas".

Con Andrea Dovizioso a más de 70 puntos de lejanía, la posición de Marc para cerrar su quinto Mundial de MotoGP con 24 años. Esa barbaridad que le dispone como uno de los deportistas más importantes de la historia de España bien podría empezar a concretarse si su rival italiano comete un error y la Honda funciona como hasta la fecha. Para ello, el catalán habrá de cuidarse de no volver a dar con sus huesos en el asfalto, un hecho característico en su currículum.

El que ha sufrido la desgracia de caerse últimanente es Jorge Lorenzo. Pero su competitividad parece insaciable y el entorno del balear ya ha filtrado que el piloto de Ducati está planteándose muy seriamente viajar a Tailandia para subirse a la moto y correr. Aunque hace una semana padeciera una "luxación en el metatarsofalángica del primer dedo y una fractura subcapital sin desplazamiento del segundo metatarsiano", durante el Gran Premio de Aragón.

El caso es que Lorenzo va a intentarlo porque en las pruebas que le han realizado en una clínica sita en Barcelona se extraen unas conclusiones que, a su juicio, le permiten plantear una comparecencia en carrera. Por ello ya ha decidido hacer las maletas y ponerse en marcha para no perderse el estreno de esta nueva cita del calendario motociclista. Aunque siga con el pide derecho hecho trizas. La inflamación sigue vigente en las zonas lesionadas y el riesgo de recaída es notable, por lo que habrá de esperar a que el médico le de el visto bueno en el circuito. Su gestión del dolor, cuando se suba a la moto, será el último filtro. Cuesta imaginarse al balear bajándose de su Ducati si ha llegado hasta ese punto.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es