8 de diciembre de 2019, 20:51:16
Deportes

AUTOMOVILISMO


Resistencia. Alonso avisa: vuela en Japón para sentenciar el Mundial

M. Jones

El piloto español marcó una vuelta imponente en los entrenamientos libres.


A Fernando Alonso le cambia la cara cuando cambia el monoplaza de Fórmula Uno por el del Mundial de Resistencia. Cuando se olvida de McLaren y abraza al Toyota Gazoo Racing. Esa presunción volvió a subrayarse este viernes, día en el que el español, secundado por Sebastien Buemi y por Kazuki Nakajima, lució en la jornada de pruebas previa a las Seis Horas de Fuji, la cuarta cita del calendario del WEC que aspira a gobernar el ovetense.

En una fecha que sufrió un puñado de interrupciones por las dificultades de la organización para efectuar los arreglos necesarios en los bordillos de una de las curvas del trazado, Alonso descorchó un fin de semana clave para su candidatura en esta categoría con una actuación sobresaliente que le vio marcar los mejores tiempos. Y es que el de este fin de semana es un evento clave, tras las victorias en las Seis Horas de Spa-Francorchamps (Bélgica) y las prestigiosas 24 Horas de Le Mans (Francia), y la descalificación en las Seis Horas de Silverstone (Inglaterra).

En este sentido, el español registró la vuelta rápida. Su TS050 Hybrid se propulsó en la pista fijada a los pies del Monte Fuji, que cuenta con 4.563 metros. La tarjeta del doble campeón del Mundial de Fórmula Uno (un minuto, 23 segundos y 973 milésimas) constituyó una cima inalcanzable para el resto de contendientes. De hecho, sólo sus compañeros de equipo Kamui Kobayashi, Mike Conway y José María 'Pechito' López alcanzaron a hacer sombra (95 milésimas más lentos).

Este último Toyota, que también fue sancionado en Gran Bretaña por irregularidades en el fondo plano de su coche, también comparece en Japón con hambre. Acabaron en la segunda plaza en Inglaterra (Alonso ganó) antes de que la descalificación al equipo asiático le otorgara el trofeo al Rebellion Racing pilotado por Gustavo Menezes, Mathias Beche y Thomas Laurent. Kobayashi, Conway y 'Pechito', en cualquier caso, son los principales rivales del español, pues han resultado los segundos en los dos triunfos del asturiano en 2018.

"Con todas estas banderas rojas y amarillas que hemos tenido, hemos podido rodar bastante menos tiempo que el que queríamos. Pero ha sido un día positivo y estoy contento con el coche", avanzó Alonso despues de saberse importante de nuevo, aunque sea en un torneo que no le hace más feliz pero en el que lucha "por victorias, por 'poles' y por el campeonato". "Esperemos tener mañana otra jornada sin problemas", deseó Fernando de cara a la última jornada de ensayos y de clasificación para la parrilla de salida. Su coche ya ha obtenido la 'pole' en las tres pruebas disputadas hasta la fecha.

El Rebellion se topó con una barrera de prestaciones y pilotaje que les dejó a un segundo y 724 milésimas del mejor crono del día lograda por Alonso. Este templo del automovilismo internacional, abierto en 1965 y que acogió la primera carrera de Fórmula Uno disputada en Japón -en 1976, con victoria del inglés James Hunt y en detrimento de Niki Lauda-. En ese escenario los Toyota refrescarán el estatus de dueños de la categoría, a pesar de los matices igualatorios dictados desde el WEC -las "equivalencias de tecnología" (EoT)-.

Esta directriz tomada por el gestor del campeonato Mundial de Resistencia ha obligado a los coches de Alonso y del argentino 'Pechito' López -los Toyota TS050 Hybrid- a aumentar su peso mínimo hasta los 904 kilos. Esto supone un crecimiento de 26 kilos con respecto al precedente de Silverstone. En Fuji, pista en la que el asturiano alzó los brazos en la Fórmula Uno (en 2008), el emblema español ha lucido hambre: en el segundo entrenamiento mejoró el registro de su compañero Buemi. Aunque tuviera que congelarse durante media hora por la bandera roja mencionada con anterioridad. En total, casi una hora y media tardaron en arreglar los problemas.

Por último, Fernando alertó. No va a resultar tan sencilla la carrera ni la calificación. "El coche se nota más lento y con más movimiento, especialmente en las curvas rápidas", criticó sobre el "equilibrio de tecnologías" impuesto. "Podemos sentirlo, pero, bueno, esperamos poder compensarlo con nuestro sistema híbrido y el rendimiento del coche. Así que veremos mañana cuando todo el mundo esté en condiciones parecidas y especialmente el domingo", sentenció.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es