31 de mayo de 2020, 3:35:29
Deportes

BALONCESTO


NBA. Los Bucks de Antetokounmpo colapsan a los Warriors

M. Jones

Sensacional partido de los de Milwaukee para conquistar el Oracle de paliza.


La madrugada de este viernes trajo consigo uno de los cataclismos más profundos en lo que va de temporada. El mero hecho de que los Bucks tomaran la cancha de los vigentes campeones ya constituía una campana notable. Pero que lo hicieran por 111-134, una de las derrotas por más margen que han sufrido los californianos en casa desde que les entrena Steve Kerr, elevó el rango de la sorpresa. Y, además, la lesión de Steph Curry terminó de redondear una noche aciaga para el brillo de los de la bahía de San Francisco.

El bloque de Milwaukee amortizó la ausencia por lesión de Draymond Green para imponer su físico en ambos lados de la cancha. Arribaron al Oracle Arena como el cuarto equipo con mejor récord de la liga estadounidse y lo abandonaron con la sensación de haberse dado el gusto de lanzar su favoritismo de manera definitiva. Y por el camino se cruzó el tirón en el abductor izquierdo que obligó a Curry a dejar la cancha con todo decidido, cuando quedaban 6:50 minutos para que concluyese en tercer cuarto. Las pruebas dirán cuanto tiempo estará fuera.

El base, incómodo todo el duelo (falló 11 de 14 tiros de campo, aportó apenas 10 puntos en 26 minutos de acción) se torció al chocar con Eric Bledsoe. Permaneció unos minutos en pista, pero acabaría marchándose directamente a vestuarios. Para la desolación local. De este modo se rompió la inercia de ocho victorias consecutivas que auparon a los Warriors a la cima del campeonato. Klay Thompson (24 puntos) dio la cara, pero Kevin Durant (17 tantos, nueve asistencias, cinco rebotes, puso un tapón y sufrió seis pérdidas) naufragó. El mal cuidado del balón, la baja intensidad y el desatino condenaron a los defensores del título con total justicia.

Los visitantes estuvieron comandados por Giannis Antetokounmpo (24 tantos, nueve rebotes y cuatro asistencias), mas desmotraron que este año cuentan con un juego más coral y un banquilo más completo. Bledsoe (26 puntos, siete de ellos consectuvos en el terce cuarto de despegue de los Bucks), Malcolm Brogdon (20 puntos) y Khris Middleton (17 puntos y seis asistencias) completaron el esfuerzo que desembocó en el 9-2 global que les afianza en la cima de la Conferencia Este. Van en serio.

Los que también apuntan a consistentes son los Thunder. La franquicia de Oklahoma, que compite sin el lesionado Russell Westbrook, selló su séptimo triunfo seguido -la mejor racha presente de la NBA- tumbando y sonrojando a los Rockets. Paul George ( 20 puntos, 11 rebotes y seis asistencias), Steven Adams (19 puntos, 10 rebotes y cuatro asistencias), Dennis Schroder y Terrance Ferguson (14 puntos por barba) autografiaron el 98-80 final que hiere la confianza de unos dubitativos pupilos de Mike D' Antoni. El técnico llegó a comentar tras el duelo que su ataque "sufre anemia".

Y es que Carmelo Anthony rozó el rudículo en su primer enfrentamiento contra su ex equipo, redundando en su pobre adaptación. Y James Harden (19 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias) se quedó demasiado sólo. El vigente MVP nada pudo hacer ante la coralidad de unos Thunder que viajan con un récord de 7-4, por el 4-6 de los tejanos. Y eso que los visitantes venían de dibujar un respingo que les vio ganar tres eventos concatenados antes de esta soberana decepción.

El sistema que sigue evidenciando, año tras año, una competitivdad impenetrable es el de los Celtics. Llegaron a ir perdiendo por 22 puntos en el templo de los Suns, pero emergió la figura de Kyrie Irving para dar la vuelta a la inercia y una alegría a Brad Stevens. Ganarían 109-116 en una remontada formidable y el base resplandeció por vez primera en esta temporada al alcanzar los 39 puntos. Embocó 18 puntos consecutivos en el cuarto periodo y la prórroga para defender su estatus en la liga. Qué mejor manera de romper el decantar de dos derrotas seguidas. Los 38 puntos de Devin Booker no bastarían para un equipo que ya ha perdido nueve veces.

Por último, Damian Lillard gritó protagonismo desde Portland con una actuación de 25 puntos que llevó a los Trail Blazers a la victoria ante Los Angeles Clippers. Doblegaron al depauperado conjunto californiano por 116-105, en su tercer triunfo consecutivo que les coloca como la segunda mejor marca de la División Noroeste y un global de 9-3. A la espera de detectar el momento en el que propulsarse con un espaldarazo que les convenza de sus posibilidades.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es