10 de diciembre de 2019, 20:59:50
Deportes

CICLISMO


Tour. Froome proclama su ambición a pesar de su compañero Thomas

M. Jones

El británico está empeñado en ganar suquinto Tour, aunque cueste una fractura en el Sky.


Chris Froome considera que lo vivido en 2018 representa una anécdota dentro de su trayectoria deportiva. El positivo por salbutamol que arrastró hasta que la UCI le liberó de la acusación, su triunfo en el Giro de Italia y su debacle en el Tour de Francia dexaminaron la estabilidad mental y emocional del corredor británico. Ahora, pasado el vendaval que han supuesto los 10 meses precedentes para el jefe de filas del Sky, el keniata proclama su empeño por alcanzar su quinto entorchado en la Grande Boucle.

El cuatro veces campeón del Tour ha confesado que compite y volverá a la carretera en enero con la obsesión de ingresar en el "club especial" que conforman Jaques Anquetil, Bernard Hinault, Miguel Indurain y Eddie Merckx, los únicos seres humanos capaces de haber triunfado en la ronda gala más pomposo en cinco ocasiones. Ese es el objetivo primordial del británico y se lo ha transmitido a su equipo, que tendrá que gestionar la lucha de egos de la que participará Geraint Thomas, el defensor del título francés.

Froome dio una entrevista al diario italiano La Gazzetta dello Sport en la que dejó claro el punto relativo a su intención de ganar su quinto Tour y, por tanto, no pudo pronunciarse sobre si iba a volver a participar en el Giro. "Todavía no lo he decidido, hay que reunirse con el equipo y razonar. El Giro es una carrera muy espectacular y el Tour es la mejor manera para medir el valor de un corredor. No escondo que los cinco títulos en el Tour son un objetivo. Quiero entrar en ese club especial con Anquetil, Hinault, Indurain y Merckx", expuso.

Eso sí, haciendo balance sobre la temporada que está a punto de concluir, es la carrera por etapas transalpina la que ocupa la cima del afecto del corredor británico en este ejercicio. Cuestionado por su rendimiento en Italia, explicó que el ataque que protagonizó en el ascenso al Colle delle Finestre -a 83 kilómetros de meta- fue la "mejor actuación" de su carrera.

"En el Giro tenía que arriesgarlo todo. Llegar cuarto o undécimo no cambiaría nada. En mi cabeza sentía que estaba listo para darlo todo, hasta el límite. Todo fue de manera perfecta y también mis rivales cometieron algunos errores", argumentó el icono del ciclismo isleño que añadió sobre la mencionada maniobra triunfal que "técnicamente y tácticamente ha sido el mejor día de mi carrera. En el Colle delle Finestre hice mi mejor prestación deportiva".

Tras resaltar que fue una "hazaña" que cambió su "relación con el público" italiano, Froome se reivindicó como campeón en vigencia a pesar de sus 33 años. "Estoy convencido de que puedo aguantar otros cinco años, hasta los 38 años. Pero tendré que estar al máximo de la forma", defendió. Nada menos que cinco cursos más al máximo nivel, calcula. Con el horizonte puesto en los Juegos de Tokio 2020. Porque, esclareció, no le interesan las clásicas, pero la cita olímpica es otra cosa.

"No excluyo ser director deportivo de algún equipo. Tengo mucha pasión y también me gustaría enseñar a los jóvenes, por ejemplo", finalizó en esa conversación. Pero, antes, deberá aprender del Sky, pues el monopolizador escuadrón inglés tiene que gestionar una diferencia de criterio latente en cuanto al liderazgo en la gran vuelta francesa que mantienen Froome y Thomas. El corredor galés publicó un libro, el 1 de noviembre, en el que confesaba su enfado con el equipo por no haberle dado más importancia a pesar de su superioridad en el asfalto de las carreteras del país galo.

"El equipo sabe ahora que puedo ganar el Tour, así que estaremos en las mismas condiciones. Confío en que, mientras seamos honestos, podemos hacerlo. Estaría feliz de ayudar a Froome si él supera el primer tramo de montaña y es el más fuerte. No correría contra él para intentar ganarle. Pero me quedo en el Sky porque siento que es el mejor sitio en el que puedo estar. Irme a otro equipo sería un riesgo. Tengo otros tres grandes años por delante y prefiero no arriesgar. Obviamente, en un mundo ideal, Froome correría para mí, pero se que eso no es posible", arguyó Geraint.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es