20 de septiembre de 2021, 4:13:56
Deportes

AUTOMOVILISMO


Indy500. Fernando Alonso pilotará en Indianápolis en 2019 para buscar el cielo

EL IMPARCIAL

McLaren anunció la participación del español en el templo que le falta para lograr su ansiada Triple Corona.


Fernando Alonso va a por la Triple Corona. Lo tiene claro. Después de haber ganado las 24 Horas de Le Mans este año ya piensa en 2019 como el curso en el que se centrará en el intento por conquistar las 500 Millas de Indianápolis para incrisibir su nombre en la cima del automovismo histórico. Fue la propia escudería McLaren, que en buena parte se ha encargado de cerrar el desencanto del asturiano con la Fórmula Uno, la que ha anunciado la decisión.

El equipo británico expuso que el ovetense, que está inmerso este fin de semana en su penúltima prueba en el Mundial de Fórmula Uno -en Brasil-, volverá al volante del McLaren Racing en la 103ª edición de las 500 Millas de Indianápolis. De este modo, el español volverá al óvalo de Indiana el 26 de mayo. En ese lugar ya estuvo en 2017, llegando a liderar la prueba durante varias vueltas. Entonces tuvo que retirarse en el tramo postrero de la competición.

"He dejado claro por algún tiempo mi deseo de lograr la 'Triple Corona'. Tuve una experiencia increíble en Indianápolis en 2017 y sabía en el fondo de mi corazón que tenía que regresar si tenía la oportunidad", afirma Alonso en el comunicado emitido por la escudería de Woking. Se había rumoreado ante la retirada del asturiano de la F-1 las múltiples posibilidades que se le abrían. Y una de ellas, finalmente, se ha confirmado. Si bien, todavía tiene a tiro ganar el Mundial de Resistencia en este calendario.

Ver esta publicación en Instagram

WE’RE BACK. #mclarenindy

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

La circunstancia de haber coronado Le Mans y el Gran Premio de Mónaco, que se anotó en 2006 (con Renault) y 2007 (con McLaren), convierten a las 500 Millas de Indianápolis en una obsesión para un piloto necesitado de motivaciones gruesas para seguir al volante de un coche de competición. "No puedo esperar a estar en Indianápolis", declaró Fernando tras haber finalizado en la 18ª posición la clasificación del Gran Premio de Brasil de Fórmula Uno.

"La Indy es una carrera impredecible que no tiene comparación", añadió el asturiano en una reflexión que dejo entrever el entusiasmo que le despierta el desafío. "Va a ser un poco distinto respecto al año pasado en términos de programación de los tests y preparación", esclareció Alonso. En efecto, al no tener que corresponder con las obligaciones del Mundial de F-1, su estudio del coche y del óvalo americano será más profundo que en 2017. Asimismo, la experiencia acumulada en aquel debut infructuoso -se retiró a 20 vueltas del final- también juega.

"Es una carrera difícil, pero un gran desafío", apostilló antes de pasar a hacer balance de su carrera en la Fórmula Uno. Porque esa etapa de su vida está acabando. Y en la previa de la carrera brasileña reflexionó en torno a este punto de este modo: "Estoy contento con los dos títulos. Cuando tenía 15 años y era piloto de kart, pensaba que iba a correr toda mi vida en kart. Nunca soñé con la Fórmula Uno y mucho menos con conseguir un podio, un Gran Premio".

Ver esta publicación en Instagram

Race day. Brazil has been a happy place with 8 podiums and the 2 world championships. Ready to attack and enjoy today’s race to the maximum ❤️🇧🇷

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

"Cerrar la carrera en la Fórmula Uno con dos títulos mundiales es mucho mejor que mis sueños de niño. Aún luché por tres o cuatro campeonatos, acabé en la segunda posición y eso me trajo el respeto de mucha gente de la categoría. Prefiero quedarme más con el respeto, que con los títulos", amplió. Y manifestó que "en general creo que van a ser dos carreras de más alegría que de tristeza y ojalá de buenos resultados también".

Sobre sus recuerdos en Brasil, el español confesó que "siempre" es "muy emocionante" volver a Sao Paulo, pues le evoca "una sensación bonita, de mucha alegría y muchas memorias de 2005 y 2006", cuando fue campeón. "Todos los años es diferente, pero todas las carreras aquí fueron increíbles (...) La pista de Interlagos es interesante. Incluso en 2003, cuando acabé en el hospital, fue un buen recuerdo en general del fin de semana, así que, pues bueno, intentando tener una buena despedida también aquí", sentenció.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es