22 de octubre de 2019, 23:15:14
Deportes

FÓRMULA UNO


GP Abu Dabi. Hamilton quiere más en la fiesta de Fernando Alonso

EL IMPARCIAL

El británico firmó la 'pole' en el enésimo doblete de Mercedes.


La jornada de clasificación del Gran Premio de Abu Dabi tuvo a un protagonista por encima del resto de reclamos. Fernado Alonso, que afronta su última carrera en la Fórmula Uno -tras 17 temporadas-, contó con visitas de postín en el circuito de Yas Marina. La presencia del Rey emérito español, Don Juan Carlos, y la infanta Cristina; de Carlos Sainz -doble campeón mundial español de rallys; y de gran parte de su familia más cercana serviría como comienzo del merecido tributo a su trascendental figura dentro del deporte nacional.

El ovetense también contaría con la atención especial de Flavio Briatore. Su antiguo jefe de equipo, con el que alcanzó la gloria en el Mundial en los cursos 2005 y 2004 (cuando pilotaba para Renault), saludo al que fuera su pupilo de manera emocionada y declaró, con rotundidad, que si Alonso tuviera el volante de Ferrari en sus manos hubiese ganado "sin duda" el título este año. Asimismo, cortejando al asturiano estuvieron también el estadounidense Jimmie Johnson, el piloto mas laureado de la Nascar (con el que intercambiará en Bahrein) y 'Slash', el guitarrista principal del grupo de rock estadounidense Guns N'Roses.

Todo ello para acolchar el rendimiento de su McLaren, que, como siempre, le deparó un sábado pobre en cuanto a prestaciones, dejándole caer en la parrilla de salida. Alonso, que completó un 2018 en el que ha ganado siempre a su compañero Stoffel Vandoorne (21-0, hecho nunca visto en la historia de la Fórmula Uno). Su último puesto de partida en una carrera de la élite del automovislismo será la decimoquinta. Un retrato de los motivos por los que tira la toalla para embarcarse en metas más acordes con su clase.

Ver esta publicación en Instagram

One more time tomorrow. 👌 #2018 #drivers

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

"Sí, sí, lo vi (a Juan Carlos I). Me llamó mi padre (José Luis), que se había hecho una foto antes con él. Tenemos una foto en el 'box' de hace 18 años con 'Fabri' (su 'fisio', el italiano Fabrizio Borra) e intentamos hacer la misma. De repente, me llama mi padre y yo pensando: 'Ahora qué quiere'. Y de repente vi la mano del Rey. Siempre es un placer tenerle en el 'paddock'", reflexionó el asturiano, que se felicitó por haber realizado una gran vuelta pero que se mostró pesimista con respecto a la posibilidad de despedirse sumando puntos.

Por otro lado, en lo estrictamente deportivo y no tan sentimental, Lewis Hamilton recalcó que no tiene techo ni está saciado. Porque el británico, que ya certificó su quinto título mundial de Fórmula Uno hace semanas, elevó a 83 su propio récord histórico de 'poles' al lograr la undécima del año. Descerrajó el sensacional piloto un crono de un minuto, 34 segundos y 794 milésimas. Imbatible para el resto de nombres en liza. También para su colega Valterri Bottas, 162 milésimas más lento y segundo en la parrilla, completando el doblete de Mercedes.

Hamilton sellaría el récord en Yas Marina a una vuelta, pero queda en suspenso si la estructura alemana decide entregar a Bottas un reconocimiento por su trabajo en una cita que se disputará de noche y con luz artificial. El finés está compitiendo por la tercera plaza con su compatriota Raikkonen. él suma 237 puntos y es cuarto en esa clasificación, mientras que Kimi tiene una ventaja de 14 puntos. Y Max Verstappen también está en ese puño por el podio final, pues ha amontonado 234 puntos gracias a su Red Bull. Este es el último escalón por decidir.

Los Ferrari se colocaron en la segunda pila y la escudería austríaca en la tercera, concluyendo la relación de fuerzas de la temporada. Sebastian Vettel, que va a finalizar su cuarto año en la escudería italiana sin gloria, sólo pudo saborear la manutención del récord de precocidad que posee. Se trata de la plusmarca como 'poleman' más joven, que logró sorprendentemente en 2008 a bordo de un Toro Rosso en Monza. En esta fecha pudo sobrepasarle por 17 días Verstappen, pero el neerlandés cayó a la sexta plaza, por detrás de Ricciardo, que el año que viene rodará con Renault.

Ese equipo es el que dejará Carlos Sainz para ocupar el asiento de Fernando Alonso en McLaren. El madrileño no pudo pasar de la segunda ronda (Q2), al igual que el mexicano Sergio Pérez (Racing Point Force India), y se tuvo que conformar con la uncédima posición, justo por detrás de su compañero Nico Hülkenberg. "Es nada, lo de siempre: sigues tirando un poco más, intentando encontrar el límite del coche pero llega un punto que te pasas y este coche no te deja pasarte ni un pelo del límite, he cometido un error y he perdido la Q3", zanjó.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es