14 de octubre de 2019, 22:18:35
Deportes

FÓRMULA UNO


GP Abu Dabi. Fernando Alonso disfruta su adiós y Hamilton, de otra victoria

EL IMPARCIAL

El español corrió por última vez a bordo de un monoplaza en medio de un ambiente de tributo a su figura.


"Hoy tenía ganas de disfrutar de cada minuto, pero ha sido el día con más actividad que recuerdo en toda mi vida. No he tenido un minuto libre, no he podido ni hablar un momento por teléfono. Cada vez que me siento para hablar por teléfono llaman otra vez a la puerta otra nueva persona. Se lo dije al equipo, que tenía ganas de estar solo en el coche dando vueltas una hora y media", declaró Fernando Alonso al acabar el Gran Premio de Abu Dabi. Tras haber cruzado la línea de meta por última vez en el Mundial de Fórmula Uno. Después de 17 años de entrega, dos títulos, 32 victorias -las 32 con las que cuenta España en toda su historia-, 97 podios, 22 'poles' y 23 vueltas rápidas.

El español se despidió de esta disciplina en medio de una oleada de homenajes que concluyó toda vez que finalizó con la compañía de Flavio Briatore -con el que ganó sus dos Mundiales-, sus padres Ana y José Luis -figura clave en toda su trayectoria deportiva-, su hermana Lorena y sus Sobrinas María y Bianca. Toda vez que vio la bandera a cuadros quiso agradecer el apoyo del público ejecutando unos cuantos 'donuts' en el cirtuido de Yas Marina. Y a esa voluntad se unieron Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, sus dos últimos rivales.

"Ha sido bonito, un detalle que les agradezco, sobre todo porque no lo sabía. Estaba aún en las curvas cuando de repente me di cuenta de que se ponían uno a izquierda y otro a derecha, y es algo bonito. Un detalle de grandes campeones", reconoció el ovetense, de 37 años. Y además de considerar que "he sacado todo el partido que podía al coche" -fue undécimo-, arguyó que "tengo otros retos fuera de la Fórmula 1 y para ser el mejor piloto del mundo o el más completo, necesito ganar todas las disciplinas posibles. Es lo que me gusta hacer, competir en coches, no sólo en Fórmula Uno. Con la experiencia de Le Mans este año y en Indy 500, el año pasado, me divertí mucho. Y ojalá que lo pueda conseguir".

Ver esta publicación en Instagram

Gracias. 💙❤️💛 #f1

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

"Estoy muy agradecido y algo sonrojado de todo lo que ha pasado el fin de semana y del cariño recibido. Al público sólo puedo decirle que muchas gracias, de todo corazón", concluyó Alonso, de quien dijo Hamilton que echaría de menos. El británico clausuró el caledario con un undécima victoria. Partió desde la 'pole' y firmó su septuagésima tercera victoria en una carrera de Fórmula Uno. A pesar de haber certificado su quinto Mundial en México, hace un mes, demostró que su ambición no tiene límites y entregó a Mercedes otra casilla estadística.

Bajo el anochecer de Adu Dabi, la escudería festejó su quinto 'doblete' consecutivo, al ganar de nuevo el Mundial de pilotos y constructores. Y se metió en la mochila el honor de contar con el de mayor número de 'poles' -de Hamilton- y el de más vueltas rápidas, que correspondió a Valtteri Bottas. El inglés sería compañado en el podio por Vettel -subcampeón mundial- y por Max Verstappen. El finés, que se jugaba la tercera plaza global, concluyó en la quinta plaza, por detrás de un ambicioso Daniel Ricciardo -el australiano cambiará Red Bull por Renualt-. Finalmente se subió al podio global Kimi Raikkonen, aunque en este Gran Premio se vio forzado a abandonar. Charles Lecrerc, su sustituto en Ferrari de cara a 2019, hizo un séptimo puesto.

El día comenzaría con un incidente tempranero. Tras la primera vuelta entró el coche de seguridad tras el espectacular accidente que padeció Nico Hülkenberg. El alemán se tocó en la zona de las curvas 8-9 con el Haas del francés Romain Grosjean y dio dos vueltas de campana antes de estamparse contra las protecciones. El motor entró en combustión, pero Hülkenberg -que acabó el Mundial séptimo- salió ileso y la carrera se renudaría en la sexta vuelta.

Y el trazado vería un duelo de altura entre Verstappen y Esteban Ocon, que disputó su última carrera como compañero en Racing Point Force India del mexicano 'Checo' Pérez. El neerlandés y el francés habían protagonizado un incidente en Sao Paulo, después de que Ocon truncara las opciones de victoria del piloto de Red Bull al intentar desdoblarse. Y en el entreanto, Hamilton y Bottas arriesgaron con la estrategia, entrando en la novena vuelta para montar superblandas. Ricciardo sería lider provisional durante 17 giros, antes de devolverle la posición puntera al ganador postrero.

Carlos Sainz, por su parte, se despidió de Renault con una meritoria sexta plaza. Salía en el undécimo lugar y cambió de ultrablandos a superblandos en la vuelta 38 para sentenciar su paso por la escudería francesa con una remontada que, por contra, no le valió para superar a su compañero Hülkenberg en la clasificación de pilotos. "Estoy muy contento por ver por dónde va mi carrera. Sobre todo acabando la temporada así. Ahora ya estoy esperando el invierno, con un equipo nuevo, dos años de contrato y el equipo de mis sueños. Voy a por todas", subrayó el madrileño, proximo piloto de McLaren.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es