21 de agosto de 2019, 0:43:32
Nacional

PSOE


Díaz rechaza la 'invitación a irse' de Moncloa

EL IMPARCIAL

La líder de los socialistas andaluces descarta dimitir a pesar de los malos resultados cosechados en los comicios.


La dirección federal del PSOE ha abierto la puerta a la dimisión de Susana Díaz al frente de los socialistas andaluces si fuera necesario para garantizar la gobernabilidad de Andalucía, una posibilidad que ha cerrado la presidenta en funciones de la Junta, que ha recibido la confianza de le Ejecutiva regional del partido.

Tras la reunión de la comisión permanente del Comité Electoral para analizar los resultados de las elecciones autonómicas del pasado domingo, en las que el PSOE andaluz perdió 14 diputados, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha dicho: "Todos tenemos muy asumido que nuestro papel está subordinado al éxito de nuestro proyecto político y con generosidad todos estamos a disposición de la organización".

En Sevilla, la Ejecutiva del PSOE andaluz ha dado la confianza para seguir liderando el partido a su secretaria general y Susana Díaz, en una comparecencia ante los periodistas, ha sostenido que ha ganado las elecciones y que, si las hubiera perdido, habría dimitido, por lo que quiere formar gobierno.

También ha dicho que su objetivo es evitar que el próximo gobierno andaluz dependa de Vox y, aunque Díaz no ha aclarado cuáles serán su preferencias en torno a los posibles pactos poselectorales, ha dicho que "lo normal es que el tercero (por Ciudadanos) apoye el primero (por el PSOE)" y que lo demás es "extraño".

Además, ha reiterado que se pondrá en contacto con todos los partidos constitucionalistas, entre los que no incluye a Vox, con el objetivo de impedir que el próximo Gobierno de la Junta de Andalucía dependa de la "extrema derecha".

Noche "triste"

Después de señalar que más de un millón de andaluces han apoyado al PSOE, que ha ganado en unos 618 municipios y en siete provincias, Díaz ha reconocido que la de ayer fue una noche "triste" y que ha entendido el mensaje de los que se han abstenido.

Por su parte, Ábalos, que ha subrayado que la dirección federal se va a "implicar absolutamente" tanto en el proceso para intentar gobernar en Andalucía, como en el de la "necesaria regeneración" del PSOE andaluz, ha pedido a Ciudadanos que diga si quiere volver a pactar con los socialistas "o pretende embarcarse en la aventura con la extrema derecha".

Aunque la ejecutiva federal se reunirá mañana para analizar la situación con mayor profundidad, el secretario de Organización ha dejado claro que "la dirección general se siente responsable e implicada en todo este proceso y va a ejercer como tal en todo el proceso de gobernabilidad en Andalucía y de renovación y actualización del proyecto socialista, no solamente en Andalucía, sino en el conjunto de España".

Sobre una posible dimisión de Díaz, ha dicho también que los socialistas andaluces son "lo suficientemente inteligentes y responsables para llevar adelante su proceso y aportar lo mejor de sí mismos".

En esa línea, ha llamado a "no anticipar nada en un proceso que en principio se presume muy abierto" y en el que "de lo que se trata es de tener un programa común de progreso y desarrollo para Andalucía".

Tras subrayar su oferta a Cs para que apoye un gobierno socialista, Ábalos ha insistido en no desechar esa fórmula, que a su juicio sería más sensata que el apoyo del PSOE a la investidura del candidato de Cs, Juan Marín.

En su análisis sobre la fuerte irrupción de Vox en el Parlamento andaluz, la dirección socialista la atribuye a un "voto radical de descontento, temor, miedo e incertidumbre de los perdedores de la crisis", a los que ha prometido que el Ejecutivo de Sánchez va a impulsar políticas que les beneficien. "Esto no nos produce ningún efecto de debilidad, sino un gran incentivo para nuestra acción de Gobierno", ha asegurado el también ministro de Fomento.

El dirigente del PSOE ha rechazado que los resultados de Andalucía puedan trasladarse a nivel nacional y que los andaluces hayan castigado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su relación con los independentistas catalanes.

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que está hoy en la ciudad polaca de Katowice para participar en la sesión inaugural de la cumbre sobre el cambio climático, no ha querido hacer declaraciones sobre los resultados electorales y únicamente ha publicado un tuit en el que dice que refuerzan su compromiso con la democracia frente al miedo y apuesta por la continuidad de su Ejecutivo para seguir impulsando un "proyecto regenerador y europeísta para España".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es