20 de septiembre de 2019, 6:18:08
Nacional

GOBIERNO


Casado: Sánchez debe dejar su "danza suicida" con los secesionistas

M. Jones

"Poner en el mismo saco a Vox y a partidos independentistas es indigno".


Pablo Casado ha efectuado este domingo un repaso a casi todos los temas de actualidad que atraviesan el final de 2018. Lo ha hecho en el acto de presentación de los candidatos del PP en Castilla-La Mancha para las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo, entre los que ha destacado el presidente del partido en la región, Francisco Núñez. En ese evento, que ha tenido que ser interrumpido varios minutos al sufrir una lipotimia uno de los asistentes, el líder del Partido Popular ha pasado revista comenzando por Pedro Sánchez.

Al presidente del Gobierno le ha afeado que realice el "balance triunfalista" que, a su juicio, ha realizado el jefe del Ejecutivo de sus siete meses de mandato en Moncloa. Asimismo, le ha llamado a frenar ya su "danza suicida" con los secesionistas, puesto que esta maniobra perjudica a toda España. De este modo ha elegido el dirigente del PP la forma para refutar la frase pronunciada por Sánchez el pasado viernes en su comparecencia ante los medios tras la reunión del Consejo de Ministros. En ese día, el socialista minimizó el documento con 21 puntos que le había entregado el presidente catalán, Quim Torra, arguyendo que "dos no bailan si uno no quiere".

"¿Por qué no deja de bailar con los independentistas que quieren romper España? ¿Por qué no acaba ya esta danza suicida para los intereses de los españoles?", le ha preguntado Casado, antes de mostrarse seguro de que "no se pueden tener peores compañeros" de baile. Todo ello ha sido dicho en un día en el que ha defendido que el PP ha confeccionado un "equipazo" para reconquistar el Gobierno de Castilla-La Mancha. Ha remarcado al "crack de Paco" (Francisco Núñez) y ha querido acordarse, mediante "un abrazo" y un mensaje de gratitud a María Dolores de Cospedal. "Su gestión en el Gobierno regional será muy difícil de igualar. La mejor presidenta de Castilla-La Mancha de la historia, sin ninguna duda", ha esclarecido.

De vuelta al resumen del panorama actual, el referente popular ha confesado que "pintan bastos". Pero en su alocución también ha recalcado la necesidad de hacer guiños más locales, con una defensa del medio rural, de la Política Agraria Común (PAC) y de sectores como la caza y la tauromaquia, puntos especialmente delicados en Castilla-La Mancha. Eso sí, rápido ha regresado al prisma nacional para diagnosticar que España atraviesa "uno de los peores momentos de su historia".

El motivo, según su explicación, es que el Gobierno de Pedro Sánchez es "un títere" que para mantenerse en Moncloa depende "de los enemigos de España", entre los que ha destacado a los secesionistas catalanes y a los "batasunos". En esa dirección ha criticado con dureza la renunión del presidente socialista con Torra del pasado 20 de diciembre. Considera Casado que el catalán entregó un documento con propuestas tan "letales" como la mediación internacional, un referéndum de autodeterminación o "renegar de la monarquía parlamentaria insultando al rey".

En ese contexto, criticó que Sánchez, en vez de levantarse de la reunión, "se deja humillar" y decide no enseñar el documento a los ciudadanos y "seguir pactando con ellos aunque amenacen con destruir España". Y ha extendido su queja a la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia. De ella ha reprochado que "se vaya de cena de Nochebuena" con el dirigente de EH Bildu Arnaldo Otegui, sentenciado por secuestro, que "no ha condenado los crímenes atroces de ETA" ni ha colaborado en el esclarecimiento de los delitos. "ETA ya no mata, pero no puede obtener ningún rédito por dejar de matar", ha proclamado.

Ha avanzado en su intervención resaltando la labor económica de Mariano Rajoy, en contraposición con lo hecho por Sánchez, que no sólo no ha mejorado "en nada" un país "pujante" como el que dejó el PP, sino que está empeorando la situación con recetas que son "todo lo contrario" de lo que debería hacerse. Ha ejemplificado este planteamiento de análisis de la gestión socialista con la subida de las cotizaciones sociales, el encarecimiento de las contrataciones, el aumento de "todos los impuestos", la tasa al diésel o la aplicación del "Gran Hermano" sobre los precios de los alquileres de viviendas.

Y ha puesto en valor que "me duele España", parafraseando a Miguel de Unamuno. Acto y seguido ha citado a Camilo José Cela con su "A la buena de Dios o a la que salga", del libro "Viaje a la Alcarria". Esta cita señala, según su criterio, la diferencia entre partidos como el PSOE -a los que les da igual todo con tal de permanecer en el poder- y otros como el PP -que quieren gobernar para mejorar las condiciones de vida de sus paisanos-. "A nosotros no nos da todo igual, no vamos por ahí cambiando de opinión dependiendo de si estás en Moncloa o haciendo una entrevista para quedar simpáticos respecto a lo que está pasando en Cataluña. Nosotros tenemos el mismo discurso y se va a mantener porque la cosa no está para bromas", ha concluido.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es