14 de noviembre de 2019, 23:27:13
Nacional

DESAFÍO SECESIONISTA


El secesionismo arranca 2019 dándose palos por la independencia

EL IMPARCIAL

El PDeCAT ataca a la ANC por considerar que pretende dividir al bloque.


Pocas horas después de que el 2019 tomara tierra y de que la tensión interna entre las facciones que componen al PDeCAT -la más radical, que niega contactos on el Estado, frente a la más dialogante y contemporizadora-, el bloque secesionista catalán ha visto cómo se le abría otra brecha pública. En esta ocasión no tenía que ver claramente con el apoyo a los Presupuestos de Pedro Sánchez, pues lo que detonó la fricción es la celeración de primarias para las elecciones munipales venideras.

El encargado de mostrar la crítica del partido liderado por Carles Puigdemont y Quim Torra ha sido el secretario de organización del PDeCAT, Ferran Bel. Este dirigente que el fin de semana fue rechazado de forma oficial en su postulado abierto a no bloquear las cuentas socialistas, ha expresado que desde su formación se considera "incomprensible" que la ANC haya avalado unos procesos de primarias para las comicios a la alcaldía, hecho que interpretan como la apertura de una mayor "división" dentro del independentismo.

Bel ha manifestado ante los medios de comunicación el enfado de su partido ante la maniobra por la ANC ha amparado en la elección de listas transversales de candidatos independentistas en munipios catalanes. Una argucia que ha deparado que Jordi Graupera pueda ser alcaldable en Barcelona, saltándose los dictámenes ejecutados por PDeCAT, ERC y la CUP, partidos que presentarán sus respectivos candidatos. Esta suerte de escisión ha mosqueado sobremanera a la cima del secesionismo.

"Sorprende que hayan nacido más candidaturas. Es curioso que todo el mundo hable de la unidad del independentismo, y lo único que hacen es continuar fragmentando el independentismo", ha explicado antes de subrayar que resulta "absolutamente incomprensible" que la ANC, presidida ahora por Elisenda Paluzie, haya "apoyado" procesos de primarias independentistas para las elecciones municipales sin contar con el permiso de PDeCAT, ERC y la CUP.

"Son difíciles de entender todos estos procesos de primarias. Si la ANC, que hasta el momento había jugado un papel muy transversal, decide apoyar específicamente un proyecto en cada una de las ciudades, se habrá convertido en un actor político que va a competir con otros actores políticos. Seguramente eso haría que perdiese buena parte de su razón de ser", ha señalado un dirigente de PDeCAT que ha rememorado que la ANC "era un movimiento social sin ninguna vinculación partidista".

El caso es que, como ha afirmado el representante de PDeCAT, la ANC ha "apoyado algunas candidaturas a nivel local, con voluntad de hacer política como un partido político. Esto en algún momento la ANC lo tendrá que explicar". En todo caso, ha advertido que toda vez que se hayan celebrado las elecciones municipales se va a efectuar "una valoración" de lo ocurrido y en torno a si la mencionada maniobra ha "beneficiado o perjudicado" al independentismo.

En palabras del número tres del PDeCAT y diputado en el Congreso, "en las elecciones locales, a mí se me hace difícil entender que esto beneficie" al conjunto del secesiosmo y ha señalado que sobre la configuración de la candidatura del espacio del PDeCAT y JxCat por Barcelona, ha recordado que su partido ya ha escogido como candidata a Neus Munté, que "tiene autonomía para configurar la lista que considere conveniente". De ella ha recalcado que "siempre ha manifestado que ella no sería un obstáculo si pensase que se puede constituir una candidatura que aglutine y sume" a otros perfiles.

En ese punto se ha refreido a la posibilidad de que el exconsejero Joaquim Forn, en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona), sea el cabeza de lista: "Podría ser una persona perfectamente válida, aunque les correspondería a él y a Munté decidirlo". "Que suene el nombre de Quim Forn para unas elecciones municipales en Barcelona entra absolutamente dentro de la normalidad, porque es una persona que ha desarrollado su trayectoria política en esta ciudad", ha arguyido.

Por último, ha significado que el exconsejero Ferran Mascarell, que hace unas semanas anunció su intención de presentarse como alcaldable por Barcelona, "también bajo una pretendida unidad" del soberanismo, "sabrá por qué lo ha hecho", remarcando el descuerdo de su partido con ese movimiento. En esa dirección, Bel ha esclarecido que ve "difícil" que Mascarell, que cuenta con el "apoyo" de Juntos por la República -entidad que integra a perfiles independientes de JxCat y que se ha mostrado crítica con el PDeCAT- "pueda compartir proyecto" con Munté. La receta de la división se ha explicitado demasiado pronto en las filas secesionistas.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es