16 de octubre de 2019, 5:21:55
Mundo

VENEZUELA


"El 90 por ciento del Ejército está contra el dictador Maduro"

EL IMPARCIAL

Ya se hacen públicas las fisuras del apoyo al chavismo dentro de las Fuerzas Armadas.


La sorpresa, una bomba informativa total con respecto a los cimientos del Gobierno chavista de Venezuela, se ha desatado este sábado, día en el que los dos bloques ideológicos del país, enfrentados, han salido a la calle para mostrar su fuerza. El general de división y director de Planificación Estratégica de la Aviación venezolana, Francisco Esteban Yánez Rodríguez, ha reconocido al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela,dando validez a la autoproclamación efectuada el pasado 23 de enero.

En un vídeo emitido en esta fecha y dirigido a diputados y medios de comunicación opositores, el militar disidente que se ha atrevido a alzar la voz aunque le cueste represalias internas, ha proclamado los siguiente: "Me dirijo ante ustedes para informarles que desconozco la autoridad irrita y dictatorial de Nicolás Maduro y reconozco al diputado Juan Guaidó como presidente encargado". Ese mensaje se ha extendido por las redes sociales partiendo del diputado opositor Luis Florido.

Este general, que aún figura en la web de la Aviación venezolana como director de Planificación aseguró también que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ha confirmado que en el cuerpo militar se están recibiendo "infinitas amenazas" para que no se pronuncien en favor de Guaidó. "Pueblo de Venezuela, el 90% de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no está con el dictador, está con el pueblo de Venezuela. Por los acontecimientos de las últimas horas ya la transición, la democracia es inminente", rubricó.

Las chocantes palabras de Yánez Rodríguez, primeras en este sentido desde que la legitimidad de Maduro quedara muy tocada cuando Guaidó saltó a escena, vinieron a hacer un llamamiento para que sus compañeros militares no "repriman" más al pueblo de Venezuela y manifiesten su verdadera opinión política. Y en su alocución instó a la ciudadanía a manifestarse de forma pacíficaen los actos convocados por la disidencia y que han devenido en una multitudinaria manifestación en la que se ha apoyado a Guaidó y se ha solicitado la ayuda de la Unión Europea (UE).

Claro, todo ello mientras que se ha ejecutado, en paralelo, el tributo chavista al proyecto que matiene en marcha Maduro. Porque este 2 de febrero de 2019 se han cumplido 20 años desde que tomara posesión el fallecido presidente y líder de la llamada revolución bolivariana, Hugo Chávez. Lo mejor del caso es que los organizadores de los dos eventos de signo contrario ha tenido a bien implementar unos recorridos que en ningún caso harían coincidir a los enemigos políticos, pues la oposición ha sido convocada a una concentración en el este y el oficialismo lo ha hecho en el centro de Caracas.

Este episodio es la continuación del acontecido el pasado 21 de enero, cuando cerca de 30 militares de un comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se sublevaron en una barriada capitalina. Lo hicieron para protestar contra el Gobierno de Maduro, justo después de que el Parlamento, que controla el antichavismo, aprobara un decreto de ley que promete amnistía para todos los funcionarios civiles y militares que no reconozcan a Maduro y contribuyan a restablecer el hilo democrático. Esta es la argucia puesta en marcha por Guaidó para que salgan a flote las divisiones en la órbita de las Fuerzas Armadas. Y parecería haber dado frutos.

Por otro lado, esta declaración se ha realizado sólo unas horas después de que artistas latinos muy reconocidos de todo el planeta hayan manifestado sus posicionamientos contrarios a Maduro a través de las redes sociales. Entre los españoles que han hablado abiertamente del asunto se encuentran Alejandro Sanz o Miguel Bosé. Y, además, desde Estados Unidos se ha insinuado que Maduro podría acabar en Guantánamo.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es