15 de octubre de 2019, 11:16:34
Nacional

GOBIERNO


Iglesias se reunió con Sánchez en Moncloa para tratar de rescatar los PGE

EL IMPARCIAL

El dirigente de Podemos ha charlado con el presidente tras la decisión del secesionismo.


Este jueves se ha conocido que el pasado miércoles por la mañana se reunieron en Moncloa el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias. La información ha trascendido por medio de eldiario.es, publicación que ha especificado que ese cóclave secreto trató de dar respuesta a los vaivenes secesionistas relativos a unas negociaciones presupuestarias que, entre el Ejecutivo y la formación morada, están congeladas.

Diveras fuentes han confirmado que ese día por la mañana se reunieron ambos dirigentes con la idea de acometer un repaso del presente de la negociación delos Presupuestos Generales del Estado, unas conversaciones en las que Iglesias sigue exigiendo que se cumplan las medidas acordadas que apuntan a la bajada de los precios de los alquileres y que forzarían al Gobierno a presentar un nuevo real decreto que tratase este asunto que consideran abusivo.

Al parecer, Sánchez se comprometió con Unidos Podemos en trabajar para alcanzar un pacto global en materia laboral para la reforma del Estatuto de los trabajadores. Y desde esas mismas fuentes consultadas se extrae que el grupo parlamentario de la formación populista no comparte los principios que emana el pacto que ha firmado el PSOE con el PDCat en la ponencia de reforma del Estatuto de los trabajadores. Y se ha subrayado que este mismo miércoles la ministra de Trabajo, María Jesús Valerio, también mantuvo contactos con representantes del partido liderado por Iglesias, poara apuntalar el acuerdo definitivo.

Y es que tiene la presión ambas formaciones que han generado las manifestaciones sindicales que se han convocado para el próximo viernes. Estas protestas, unidas a la salida en falso del bloque secesionista, constituyen un quebradero de cabeza sobresaliente para un Pedro Sánchez que se encuentra en uno de los bretes más incómodos desde que asumió una legislatura sostenida en el partido morado y la multitud de muletas nacionalistas.

Según se ha podido saber, desde Unidos Podemos no las tienen todas consigo en lo relativo a lo pactado. No creen con firmeza que lo acordado en el acuerdo presupuestario se plasme en medidas efectivas, por lo que han criticado al Gobierno de improvistar en varios asuntos. Y el sistema público de pensiones sigue resultando un parámetro nuclear del distanciamiento entre ambos partidos. La delegación encabezada por Iglesias no duda en recelar de los postulados socialistas en la separación de fuentes de financiación, al refuerzo de la contributividad o al establecimiento de un indicador sobre suficiencia.

La reunión se desarrolló en pleno vendaval después de que el Ejecutivo aceptara la actuación de un relator en la mesa de diálogo de partidos secesionistas catalanes. Con la oposición afilando el colmillo, Sánchez trató la tesitura con Iglesias, aunque Podemos ya había afirmado que respalda la labor de un relator, recalcando que ellos siempre han defendido la idoneidad de usar un "mediación" para facilitar el entendimiento y el diálogo que desbloquee la crisis política catalana.

En todo caso, este jueves Unidos Podemos ha avisado al Gobierno que "no venderán humo" sobre el sistema público de pensiones, advirtiendo de las numerosas discrepancias registradas con respecto a las recomendaciones con las que los socialistas urgen cerrar en el Pacto de Toledo. "Habrá votos particulares", han precisado fuentes del grupo parlamentario de dicho partido. Unos representantes que han tildado las mencionadas recomendaciones que plasmará el Pacto de Toledo como "papel mojado".

Por último, desde la bancada populista se ha aclarado que las cuentas públicas presentadas incumplen muchos de los acuerdos firmados. Tras ejemplificar esa incorrección en el hecho de que los Presupuestos amplían las bonificaciones en las cotizaciones sociales para determinados contratos, al tiempon que su propuesta habla de reducirlas, garantizando que se mantengan las ayudas relativas a la inserción en el mercado laboral de los colectivos con especial vulnerabilidad. "Hay demasiados asuntos sin resolver", han zanjado.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es