24 de abril de 2019, 22:21:02
Deportes

JORNADA 2


VI Naciones. Inglaterra, colosal, arrasa a Francia para marcar territorio

EL IMPARCIAL

Además, Gales venció e Irlanda salió a flote frente a Escocia.


La segunda jornada del Seis Naciones de rugby 2019 arrancaría este sábado en Murrayfield. Sobre el verde de ese templo se disputarían el honor Escocia e Irlanda. Los primeros venían de complejar a Italia el pasado fin de semana, mientras que los segundos estaban obligado a ganar si querían mantener sus opciones de título, ras debutar con derrota ante Inglaterra (20-32). Pues bien, en la cerrada batalla que desentrañaron sobrevivirían los visitantes.

El XV del Trébol mostró su jerarquía en un despliegue más grisáceo que brillante. Su ejercicio de mando industrial apocaría a los escoceses hacia el punto de dejarles en 13 puntos. No pudieron los locales traducir sus trechos resplandecientes en una tendencia y cayeron ante el firme desempeño irandés. De hecho, los verdes empezaron marcando el ritmo con un 3-12 con el que pautaron el pelaje del envite cuando se atravesaba el ecuador del primer tiempo.

En ese punto, Escocia atisbó la remontada por el cauce de una aceleración que colocó el 10-12 justo antes del descanso. El problema para ellos es que en la reanudación, los irlandeses gestionaron su ventaja a la perfección, amarrando a los talentosos jugadores locales y adjudicándose una ventaja providencial con el ensayo de Keith Earls y la posterior transformación de Joey Carbery (10-19). Finalmente, el propio Carbey -suplente del lesionado Jonathan Sexton- sentenció con un golpe de castigo en el minuto 68 (13-22). Congelando a la tribuna congregada en Edimburgo.

Ver esta publicación en Instagram

Incoming....#GuinnessSixNations

Una publicación compartida de Guinness Six Nations (@sixnationsrugby) el

El enfrentamiento entre Gales e Italia tomó el relevo de inmediato. Uno de los favoritos a alzar la copa visitaba el Estadio Olímpico de Roma con la intención de ganar fácil ante un seleccionado transalpino que evidenciaría su mejoría. Eso sí, los visitantes se escaparon temprano con un 12-0 formulado por mor de los cuatro golpes de castigo embocados por Dan Biggar. Uno de los lanzamientos puso de pie al respetable, pues lo conectó desde 46 metros.

Los galeses venían de remontar un 16-0 en Saint Denis y su preparador, el neozelandés Warren Gatland, les ha mentalizado para ser un rodillo en cada partido. En cambio, el orgullo de los azzurri saldría a la palestra cuando renacieron. Ajustaron en el achique y dejaron si ensayos a los colosos antes del intermedio. Y en ese intervao previo al camino hacia el camarín consiguieron un ensayo, obra de Braam Steyn. La transformación de Tommaso Allan parecería inyectar convicción a sus compañeros.

No obstante, el combinado entrenado por Conor O'Shea se creyó sus opciones de firmar una gesta cuando pusieron el 10-12 en el electrónico, tras la patada de Allan en un golpe de castigo. Se había apretado la relación de fuerzas, pero Gales alcanzaría a escapar de la auforía energética ajena con dos ensayos, de Josh Adams (minuto 54) y de Owen Watkin (minuto 70). Las sendas transformaciones de Biggar y Gareth Anscombe sentenciaron con un 26-10 al que los italianos sólo supieron maquillar. El ensayo de Edoardo Padovani -minuto 76- clausuró el juego sabatino con el pleno de victorias galés.

Ver esta publicación en Instagram

An encounter not to be missed #LeCrunch #GuinnessSixNations

Una publicación compartida de Guinness Six Nations (@sixnationsrugby) el

Esta última circunstancia presionaba a Inglaterra. Los británicos se encaragana de cerrar la fecha este domingo, recibiendo a Francia en Twickenham. Mas no setirían tensión ni nerviosismo en ingún momento. Los pupilos de Eddie Jones dieron un palizón soberano a una selección gala alejada de sus mejores versiones. El 44-8 que reflejó el marcador al término del minutaje no hizo más que retratar, con justicia, lo visto. Para señalar a los ingleses como el conjunto con mayor potencial en esta edición del acestral torneo.

Todavía le queda jugar en Cardiff, la próxima jornada, pero hasta el momento han demostrado que no tienen techo. El XV de la Rosa se exhibiría desde el primer minuto. En el segundo, de hecho, ya habían anotado un ensayo por medio de Jonny May. Este jugador llegaría a sumar otros dos a su cuenta particular. También se uniría a la fiesta Henry Slade, con Owen Farrell añadiendo dos conversiones y dos golpes de castigo. El ejercicio de poder y autoridad no admitiría matices.

Ni rastro se apercibió de la Francia que en 2018 dio la sorpresa a los inglees en Saint Denis. No tuvo herramientas para parar el vendaval y al descanso ya se supo vencida (30-8). No se registraría reacción en la reanudación, impotentes ante la presión rival e incapaces de acumular fallos. Los entrenados por Jacques Brunel no saldría del papel de sujeto pasivo ante la impresionante defensa local, que se daría el gusto de forzar un ensayo de castigo. El sexto ensayo local, de Farrell, postrero y a la contra, zanjó la segunda victoria más amplia tras el 37-0 conseguida en 1911. Para dejarles primeros en la clasificación, con dos puntos sobre Gales y cinco sobre Escocia.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es