22 de abril de 2019, 14:27:38
Deportes

JORNADA 24


Griezmann y la polémica rescatan al Atlético en Vallecas | 0-1

M. Jones

Los colchoneros se ponen segundos a pesar del mejor desempeño del Rayo y con el árbitro como protagonista. Por M. Jones


Dos derrotas consecutivas y el partido de ida de los octavos de final de Champions, ante la Juventus, el miércoles próximo. En ese encuadre se cruzó Madrid el Atlético para competir en Vallecas este sábado. Lo hizo con la necesidad de no descolgarse de la pugna por el título y de atender al reparto de descansos, de cara a la cita continental. Así, Diego Pablo Simeone devolvió la titularidad a Filipe Luis, Rodri y Vitolo, todos ellos insertados en un once de garantías que se parecerá bastante al que batallará contra los italianos.

El Rayo, por su parte, se concentró durante toda la semana, pues se encuentra en posiciones de descenso y era sabedor de que un triunfo en esta fecha podría ejercer como catarsis, tras la ilusión generada con la inercia de cinco duelos invicto que habían cimentado. Luis Advíncula no sería de la partida, para sorpresa de una tribuna local entregada -con la idea de apostar por Tito, más defensivo-, pero Mario Suárez sí alcanzaría a examinarse ante su ex equipo desde la medular rayista. Y los vallecanos fueron poco a poco ganando peso y pelota para dominar el envite y portar la iniciativa.

No lucían los rojiblancos la mejor de sus versiones con balón y en lo relativo a intensidad, por lo que quemaron gran parte del primer acto con un denso despliegue que se cobró como víctimas a Morata y Griezmann. Y Oblak se desnudaría como protagonista. El esloveno actuaría excepcionalmente para que los suyos mantuvieran el empate al descanso. En el 26 abortó el chut cruzado de Embarba con una reacción segura, mientras que en el 35 tuvo que sacar a córner el remate angulado del mencionado interior local.

La imprecisiones visitantes dieron alas y convicción a un club muy urgido y que se notó capacitado para doblegar al gigante. Vitolo y Rodri evidenciaron sy falta de coherencia con el resto, amontonando pérdidas que trompicaron el respingo del sistema del 'Cholo', que yacía hierático y sin soluciones. Y en ese decantar del minutaje, favorable a un Rayo mucho más metido, sólo asomaría la ofensiva colchonera en el 39. Un envío de Filipe desde su banda correría sin remate ante un Dimitrievski descolocado. Nada más ofrecerían los favoritos, claramente con la mente puesta en Cristiano Ronaldo y compañía. Tiraron otro primer tiempo.

En la reanudación no se modificaría el guión ni los roles, si bien el Atlético expondría algo de orgullo y adelantaría las líneas. Sin embargo, no llegaba a tiempo y tampoco trazaban combinaciones que desbarataran la emblemática zaga de tres centrales de los locales. El mal de la imprecisión iba a volver a relegar el mando a un Rayo que movió ficha en busca de la victoria. Se creía capaz Michel de sacar tres puntos de las supuestas dudas ajenas y metió en el césped a lo extremos desbordantes Bebè y Pozo. Simeone respondió dando entrada a Lemar y a Diego Costa, que reapareció dos meses y diez días después de lesionarse en el pie izquierdo -fue ovacionado-.

En consecuencia, se deberían abrir los espacios para desanudar el centrocampismo reinante en el segundo acto, con los atléticos compitiendo ya con tres delanteros (Costa, Griezmann y Morata). El problema para ellos es que no mejoraría su elaboración, aunque Antoine ejerciera de mediapunta. Desconectados, el cuero volvería al flanco local y de ese viraje germimanor dos acciones de Raúl de Tomás. Apretaba, confiado, el Rayo. Y en ese intervalo mordió el Atlético. Como en otras ocasiones, muchas, los rojiblancos exhibieron escapismo y a la contra Morata -en más que posible posición de fuera de juego- camptó el cuero y asistió poara que Griezmann ajusticiara con un lanzamiento que rozó en Amat antes de suponer el 0-1 -minuto 74-.

Ante tal golpe, los locales, que habían sido más dominadores y propietarios de un mayor ratio de llegadas al arco contrario, se descubrieron en una contrarreloj en la que los visitantes trataban de quemar el tiempo. Aún así, su empuje les condujo a disponer de dos opciones para firmar una tablas juy valiosas para sus intereses. Bebè inauguró la traca postrera con un cañonazo que lamió la madera y Oblak, en el descuento, negó a Abdoulaye la pretensión de su testarazo. Los colchoneros huyeron tras dejar el enésimo gris ejercicio coral pero con su cuarto triunfo a domicilio e instalados en el segundo puesto. A cuatro puntos del puntero barcelonista.



- Ficha técnica:

0 - Rayo Vallecano: Dimitrievski; Tito, Gálvez (Álvaro García, m.76), Abdoulaye Ba, Amat, Alex Moreno; Embarba (Pozo, m.57), Mario Suárez, Comesaña, Trejo (Bebé, m.57); y Raúl de Tomás.

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Godín, Giménez, Filipe Luis; Vítolo (Diego Costa, m.60), Saúl, Rodrigo (Savic, m.78), Correa (Lemar, m.60); Morata y Griezmann.

Gol: 0-1: M.74: Griezmann.

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de la Liga Santander disputado en el Estadio de Vallecas ante 13.880 espectadores.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es