24 de marzo de 2019, 9:47:22
Deportes

MMA


UFC. Khabib recibe la misma amenaza que McGregor y responde como corresponde

Diego García

Podría perder su cinturón de campeón si no pelea en lo próximos meses.


Khabib Nurmagomedov sigue de gira, ofreciendo lecciones de sambo y artrs marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) y promocionando su libro por Oriente Medio. En el entretanto, el luchador desguestaní se deja huecos para dar su opinión en entrevistas concedidas a las diversas televisiones rusas. Y en la última de ellas ha efectuado un completo repaso de su pasado, presente y futuro como luchador y como miembro contratado de la UFC.

"Antes de que emitieran la sanción ya casi sabía cuál iba a ser mi castigo. No me gustó. La Comisión Atlética de Nevada no piensa que yo no fui el iniciador. Lo que ocurió tras la pelea fue el punto final que yo le puse, no el inicio. No lo empezamos nosotros, fueron los otros. No prestaron atención a lo que hicieron y dijeron antes de la pelea y sólo consideraron la parte final", avanzó sobre la clara divergecia de responsabilidades que ha repartido Nevada en las multas e inhabilitaciones decicadas a McGregor y Khabib,

En esta dirección, el ruso expuso que "mi castigo fue 10 veces más grande que el que le impusieron a Conor. Esto demuestra la actitud que (Estados Unidos) tienen con respecto a mi y tamién con respecto a mi país. El deporte no debe mezclarse con política pero en esta pelea sentí que esa mezcla había sido muy fuerte. La actitud de los peleadores fue distinta a la habitual". Y recalcó algo que se había venido susurrando: no va adoptar la vía para reducir su sanción.

Ver esta publicación en Instagram

All about mental

Una publicación compartida de Khabib Nurmagomedov (@khabib_nurmagomedov) el

"Me han ofrecido reducir mi castigo si hago vídeos relacionados con problemas sociales (bullying escolar). Yo les digo que el Estado de Nevada haga al menos un 1% de lo que hago yo (está involucrado en programas de ayuda a comunidades africanas). Esa gente legalizó la prostitución, las drogas y las apuestas. Tienen que trabajar para arreglar sus cosas y me piden a mi que lo haga. Estoy en total desacuerdo con la decisión y no voy a seguir ningún programa. Nos han suspendido, cumpliremos las sanciones y volveremos", sintetizó.

Y amplió esta postura argumentando que "no estoy abierto a ninguna otra opción que se me plantee porque mostraron su forma de pensar con la decisión que han tomado. No tengo nada que ver con los programas sociales que promuevan. No voy a hacer ningún vídeo para ellos. Y no estoy de acuerdo con ellos, pero no puedo hacer nada para arreglarlo legalmente". "Sigo en la misma posición que anuncié en el pasado sobre mis hermanos y amigos, que también fueron sacionados. Hasta que ellos no vuelvan a pelear en el octágono, yo no voy a formar parte de ninguna pelea. Me da igual que sean seis o nueve meses de suspensión. ¿Cómo voy a pelear antes y a mirarlos a los ojos si les sancionaron por mi culpa? (su sanción termina en julio y la de sus compañeros en octubre y diciembre)", sentenció.

"Claro que deseo pelear. Peleé tres veces en nueve meses, por lo que todavía tengo esa hambre competitiva. Quiero mantenerme activo y competir. Hay luchadores a los que quiero medirme, como Tony Ferguson, Dustin Poirier o Georges Saint-Pierre", reconoció para, de inmediato, evidenciar que siente que ha hecho justicia en la algarada del UFC 229. "He tenido muchos momentos de arrepentimiento. No podemos volver atrás en el tiempo, pero si se pudiese me comportaría de otro modo. Pero el comportamiento que tuve tras la pelea con Conor no es algo de lo que me arrepienta. Si peleamos cien veces, lo repetiría cien veces. Sin arrepentimiento. Me da igual lo que se piense: es lo que quería hacer y es lo que soy. Soy un luchador de sambo, y sambo significa autodefensa. Yo no fui el que atacó primero. Me provocaron y la organización les apoyó", manifestó.

Le fue puesto sobre la mesa la llegada a un entendimiento con el irlandés y esto explicó: "¿Quién soy para no perdonar a alguien si Dios nos perdona a todos? Todo el mundo puede tener problemas, pero al final se pueden solucionar. Ahora me cuesta encontrar una solución, pero es posible que en el futuro sí lo haga. No tengo resentimiento: tuve mi pelea, mi venganza, lo demostré en el octágono y también fuera. Me gusta que la Comisión le haya declarado como víctima. Ya no estoy enfadado, pero mantengo mis principios".

Ver esta publicación en Instagram

You will live with this shame all your life, bi... Ты будешь жить с этим позором всю свою жизнь, с.... #tapmachine #mactaper

Una publicación compartida de Khabib Nurmagomedov (@khabib_nurmagomedov) el

Finalmente, en su entrevista proclamó que "quiero pelear contra GSP y mi regreso será en Nueva York y en noviembre. Se que le quedan sólo un par de peleas y que quiere hacer historia al ser campeón en tres divisiones diferentes (welter, peso medio y ligero). Vive en Montreal, le pilla cerca. Y yo quiero pelear en Nueva York porque allí hay mucha emigración rusa y de la Comunidad de Estados Independientes. Madison Square Garden". Y trató el asunto en torno a su pelea contra Floyd Mayweather.

"Me gustaría pelear con Floyd. Pero hay que ser sinceros: pelear con él sería un reto tremendo, porque no sería MMA, sino boxeo. Su récord de 50-0 habla por sí solo. Quiero retarle, aunque se que mucha gente no me ve con posibilidades. Es un reto emocionante. Soy competitivo y ganés mi cinturón sin ser favorito. No se qué posibilidades reales hay de que se cierre la pelea o cómo se organice. Pero sería interesante. Hay mucha gente que quiere verme perder. Lo se y me parece normal. Hay gente a la que le gusto y a otros no. No soy un caramelo dulce para todo el mundo me quiera. Y, luego, hay gente que ve las peleas para ver si pierde el luchador wque no le gusta. De eso vienen también las ventas televisivas. Así que lo veo normal, no tengo problema", se despidió.

Tras estas palabras, Dana White reaccionó de una manera similar a la que empleó cuando McGregor dejó pasar los meses sin querer subirse al octágono. Al enterarse que Nurmagomedov no peleará hasta que concluya la inhabilitación de su primo Oboubakar Nurmagomedov y de su amigo Zubaira Tukhugov, el dueño de la UFC soltó la amenaza: "Los chicos no pueden estar fuera y esperar tanto tiempo cuando tienen un título (…) No puedes hacerlo. Así que si es cierto, que va a hacer eso, entonces tendríamos que averiguar algo más y comenzar a ver si la pelea es Conor McGregor-Tony Ferguson o uno de estos tipos".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es