16 de julio de 2019, 15:05:50
Mundo

VENEZUELA


El Ejército venezolano reprime e impide la entrada de ayuda humanitaria

EL IMPARCIAL/Agencias

Poco después de que Guaidó anunciara la entrada de un camión en Venezuela desde Brasil, las tropas de Maduro frenan con gases lacrimógenos los cargamentos.


Este sábado es la fecha marcada en el calendario por Juan Guaidó para que comience la entrada de ayuda humanitaria internacional en Venezuela.

La oposición al chavismo espera que los primeros lotes de alimentos, productos de higiene y medicinas puedan entrar a Venezuela a través de varios pasos fronterizos, siendo la de Colombia la que más tensión genera ya que es donde se concentra del grueso de la ayuda enviada por la comunidad internacional.

Sin embargo, este intento ha sido fraguado por las autoridades venezolanas en los pasos fronterizos desde Colombia a través del puente internacional Francisco de Paula Santander y Tienditas. Las tropas de Maduro han frenado la entrada de ayuda humanitaria lanzando gases lacrimógenos contra los manifestantes.

Guaidó ha dicho al respecto que los camiones con ayuda humanitaria provenientes de Colombia ya se encuentran en "territorio venezolano", pero el Ejército venezolano impide su avance.

Más temprano, Guaidó anunció "oficialmente que YA ENTRÓ el primer cargamento de ayuda humanitaria" a través de la frontera con Brasil y el presidente de la comisión parlamentaria para la ayuda humanitaria a Venezuela, Miguel Pizarro, aseguró que esta entrada de ayudas se logró gracias a la "movilización" del pueblo.

Sin embargo, el diputado Américo De Grazia indicó que tras el paso "triunfal" del primer camión a territorio venezolano, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada) "reprime con gases lacrimógenos" a los habitantes del estado Bolívar, fronterizo con Brasil.

La víspera estuvo marcada por la aparición en Cúcuta de Guaidó, que desafió cruzando la frontera a Nicolás Maduro y al Tribunal Supremo de Justicia, que le había prohibido salir del país. Horas después, el Gobierno bolivariano, que niega que el país esté atravesando una emergencia humanitaria, ha cerrado los principales pasos fronterizos con Colombia y Brasil.

Los primeros incidentes de este sábado se han producido en las localidades fronterizas con Colombia, donde al menos once soldados han desertado y han recibido el apoyo de las autoridades colombianas.

Hay al menos una veintena de heridos después de que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se enfrentaran con manifestantes de Ureña, tres de ellos por perdigones y la mayoría por la inhalación de gases lacrimógenas y piedras.

También en Táchira, donde fue ordenado el viernes que los puentes binacionales permanezcan cerrados hasta nuevo aviso, fueron heridas cuatro personas "por arma de fuego", según han informado diputados opositores en la ciudad, después de que un centenar de personas se aglomerase este sábado en el puente Francisco de Paula Santander para protestar por el bloqueo del paso.

El Gobierno de Donald Trump advirtió este viernes a Maduro "y a los que siguen sus órdenes" de que no quedarán "impunes" tras unos choques en la frontera con Brasil que dejaron ayer dos muertos tras intentar reabrir la frontera para la entrada de ayuda humanitaria enviada por Washington.

"Estados Unidos condena enérgicamente el uso de la fuerza por parte de los militares venezolanos contra civiles desarmados y voluntarios inocentes en la frontera de Venezuela con Brasil", afirmó en un comunicado la Casa Blanca.

El Gobierno de Trump fue el primero en el mundo en reconocer al opositor Guaidó como mandatario legítimo de Venezuela e impuso duras sanciones económicas contra el país caribeño para forzar la salida de Maduro del poder. Además, Trump ha insistido en que "todas las opciones", incluida la militar, "están sobre la mesa" para deponer a Maduro.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es