26 de mayo de 2019, 5:07:12
Deportes

MOTOCICLISMO


MotoGP. Jorge Lorenzo y Marc Márquez comparten optimismo de cara a Catar

M. Jones

Los dos pilotos de Honda calientan motores antes de debutar como compañeros de equipo.


Marc Márquez y Jorge Lorenzo siguen trabajando de forma concienzuda para acortar los plazos de sus respectivas lesiones y aparecer en el primer Gran Premio del año con opciones de puntuar del mejor modo. Su paso por los últimos entrenamientos les ha dejado un buen sabor de boca, tanto que ambos han comparecido este miércoles en diversos actos para emitir una visión positiva de lo venidero que ha contagiado a sus aficionados con celeridad. La puesta en escena del Dream Team de Repsool Honda se acerca y sus protagonistas tienen hambre.

Márquez ha participado en la presentación de la plataforma digital de "streaming" DAZN, de la que es embajador, y en este día ha concedido una charla con los medios presentes. De esa comparecencia destaca su fortaleza mental. Preguntado por si ha necesitado de la psicología profesional para superar su rehabilitación, ha declarado lo siguiente: "No sé si en el futuro lo necesitaré, pero por ahora lo mejor que me puede suceder es tener a mi alrededor a un equipo y a unas personas con las que vivo día a día. Me siento a gusto y cómodo y por eso no se puede pedir más. Ellos son mis mejores psicólogos, con un ambiente muy familiar, con una estabilidad tanto en lo personal como en lo deportivo".

El cinco veces campeón del Mundial de MotoGP expuso que el punto en el que está la recuperación de su operación de hombro le ha supuesto "un subidón". Expermientó tal sensación entre los entrenamientos de Malasia y Catar. "En Sepang no era capaz de dar más de cinco vueltas seguidas, sin que me comenzase a molestar el hombro y, sin embargo, en Catar la mejoría ha sido espectacular. Como un subidón con el que hemos conseguido que prácticamente esté olvidada la lesión", ha reflexionado.

Y ha subrayado que ha estado trabajando en el motor. "Como hicimos en 2017 y 2018, pues en Catar se cierran motores, se precintan para toda la temporada". "Hemos mejorado bastante, sobre todo en la velocidad punta, aunque en los papeles no estamos muy cerca de las Ducati. Pero tenemos que seguir mejorando, tenemos que seguir mejorando cositas para seguir desarrollando durante la temporada", ampliaría en un análisis redondeado con esta apreciación: "Normalmente, con la moto que empiezas la temporada no se parece demasiado a la moto con la que la acabas, pero empezamos con un compromiso bastante bueno para luchar desde la primera carrera por la victoria".

"Sobre mis rivales, en pretemporada se ve todo muy apretado ya que una cosa son los entrenamientos privados, en los que puedes dar las vueltas que quieras, y otra muy distinta es un fin de semana de carreras. En Catar, en el Gran Premio, seguro que estará todo mucho más apretado, pero los nombres serán más o menos los de siempre: las dos Yamaha, las dos Ducati, las dos Repsol Honda y, quizás la sorpresa, que para mí no es tanta sorpresa, será Rins, con la Suzuki, que estará por delante", diagnosticó al serle pedido un pronóstico de lo venidero.

Finalmente, incidió en que "habrá que estar atentos a todos, pero durante la pretemporada sí hay que preguntarse quién ha estado fuerte". "Está claro que Rins, que también ha sido constante, como también Maverick, quien siempre está fuerte y rápido en pretemporada. Pero nosotros hemos trabajado para llegar lo mejor preparado posibles al inicio del campeonato. Si alguien ha escondido un poco las cosas ha sido Dovizioso, que llegará a la primera carrera para estar delante", remató el favorito a revalidar su título en 2019.

Ver esta publicación en Instagram

Caption this 📸.

Una publicación compartida de Jorge Lorenzo (@jorgelorenzo99) el

Por otro lado, Jorge Lorenzo viajó este miércoles a la localidad madrileña de Algete. Allí inauguró junto a su padre, Chicho Lorenzo, el 'Lorenzo indoor Madrid'. Se trata de una escuela en la que se pueden pulir los defectos aquellos jóvenes pilotos que quieran seguir los pasos de este tres veces ganador del Mundial de MotoGP. "Si existiera algún piloto como yo me tendría que retirar", proclamó, antes de afirmar que "hay cantera, como Jorge Martín, pero no hay que relajarse ya que Italia esta muy fuerte y la época dorada de hacer tripletes cada fin de semana ahora es más complicado, los italianos nos están pisando los talones".

Deslizaría que "Márquez y yo formamos un Dream Team" en Honda, antes de argumentar que la filosofía de su escuela es "llevar a los pilotos muy lejos. Llegar a ser una referencia mundial, investigando en nuevas líneas de formación". En ese punto, su padre precisó que "hay otros pilotos qué empezaron con nosotros como lo es Augusto Fernández, que el año pasado hizo una temporada impresionante y que por la puerta de atrás han llegado a lo alto".

"Nosotros nos hemos fijado en algunos pilotos como Dani Pedrosa, que es muy fino. También en Jorge, que está en lo más alto porque lo hace bien. Cada piloto tiene su estilo, hay variaciones y eso es lo que estudiamos" remarcó Chicho, quien hizo hincapié en que su escuela dispondrá de las novedosas motos eléctricas como método de entrenamiento y enseñanza para los pilotos jóvenes. El padre del icono ha aventurado que "dentro de diez años estarán dentro de los circuitos".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es