22 de septiembre de 2019, 14:00:31
Deportes

AUTOMOVILISMO


Fórmula Uno. McLaren resiste también en el despegue de Ferrari y Mercedes

EL IMPARCIAL

Vettel firmó el mejor tiempo del año y Mercedes comenzó a desperezarse.


La Fórmula Uno ha echado el cierre a su pretemporada con la segunda semana de pruebas celebradas en Montmeló. Este viernes clausuró la actividad oficial y conjunta de todas las escuderías en el circuito Barcelona-Cataluña. Lo hizo con un postrero sabor a que la relación de fuerzas se mantiene tal y como se dejó en 2018, pero ha deparado un puñado de percepciones que llaman al optimismo en lo concerniente a la representación española y a la variedad de nombres en los podios de los Grande Premios.

Carlos Sainz, que venía de marcar el mejor crono el miércoles, el día en el que McLaren hacía oficial que Fernando Alonso iba a ejercer como asesor, esperando ser nexo entre los pilotos y el equipo, completaría 134 vueltas, la mejor de las noticias para los británicos. Todavía en búsqueda de la fiabilidad, ese monto final de giros del madrileño les catapulta en la comprensión de las mejoras a realizar, un hecho ausente en este lustro para los de Woking. Su preparación ha resultado sólida y apuntan al estreno del calendario en Australia con serias opciones de puntuar.

"Siempre es bueno ir a Australia terminando el test con satisfacción, habiendo realizado muchos kilómetros, el día que más en mis cuatro jornadas de pruebas. También pude terminar mi primera simulación de carrera sin ningún problema, e hice tandas con más rendimiento por la mañana que fueron muy útiles para comprender mejor el funcionamiento del coche", sintetizó el español, realmente astisfecho por haber pilotado en simulación de carrera sin complicaciones.

"Ahora volveré a la fábrica para hacer un trabajo final con el equipo y que podamos sentirnos totalmente preparados para la primera carrera. Nos hemos centrado en nuestra propia preparación y en nuestras prestaciones, así que es imposible saber exactamente cómo estamos en comparación con nuestros rivales. Gracias al equipo por su duro trabajo en estas dos semanas, ahora estamos deseando que comience la temporada de verdad", remató en el comunicado oficial emitido por la escudería. Y el hecho de que el MCL34 rinde y la alianza com Renault despereza frutos es confirmado desde la dirección deportiva.

Gil de Ferran, sonriente al no haber sufrido averías graves en dos semanas de probaturas, ha expresado que "queríamos dar muchas vueltas con fiabilidad y comprobar algunos sistemas y lo hemos hecho. Queríamos entender mejor nuestro coche y creo que lo hemos conseguido. Queríamos comprender los neumáticos Pirelli y queríamos integrar a nuestros nuevos pilotos y prepararlos lo mejor posible para la temporada. ¿Tenemos un 10 de 10? No, pero el marcador es bueno y vamos bien preparados a Australia", ha proclamado. Eso sí, el relevo de Eric Boullier se guarda reservas a la hora de hablar sobre las prestaciones en carrera.

"La relación de trabajo (con Renault) está mejorando. Han hecho un buen trabajo en invierno y lo agradecemos, aunque ambos sabemos que debemos seguir con la cabeza agachada y mejorando. Sobre las prestaciones, quizás lo veamos en las primeras carreras, no sólo en Australia. También ha habido más tiempo para integrar la unidad de potencia en el chasis. Y aunque es una pena que no tengamos más test, los pilotos están muy bien preparados". Han rodado a siete décimas de los mejores.

Ver esta publicación en Instagram

That’s a wrap! #Seb5 F1Testing #essereFerrari

Una publicación compartida de Scuderia Ferrari (@scuderiaferrari) el

Y los que también se han visto beneficiados en lo relativo a sensaciones de potencialidad son los de Red Bull. Si bien ha sido Ferrari el protagonista. Este viernes Sebastian Vettel firmó el mejor tiempo de todo 2019. Repitió liderato en la tabla de tiempos, dando una vuelta de tuerca más. Su rendimiento dejó contentos a los trasnalpinos, que han demostrado que su puesta a punto inicial es competitiva, al menos tanto como en febrero del pasado curso. Otra vez, será 'Seb' el encargado de gestionar todo ese buen trabajo implementado por su escuadrón.

Mercedes, por último, sólo enseñó la cabeza en la última jornada. Se ha estado dedicando a efectuar una labor gris y silente en la fiabilidad y en los acoples del nuevo modelo aerodinámico. Y cuando los directores desamarraron el hambre de sus pilotos Lewis Hamilton salió de la tumba para quedarse a tres milésimas de la mejor versión de un Vettel que había hecho muchos más intentos. El británico dio un zarpazo y Valterri Bottas quedó en el podio. Sólo un rato para hacer buenos tiempos les cundió para marcar terriorio. Grosso modo, la vida sigue igual. La profundidad de los matices atisbados definirá la realidad y vigencia de las modificaciones previstas.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es