21 de agosto de 2019, 19:51:35
Deportes

MMA


UFC. Khabib, Askren y Tony Ferguson se 'alían' para crear una crisis a Dana White

EL IMPARCIAL

La compañía atraviesa un momento muy complicado tras forzar la retirada de Georges Saint Pierre.


La UFC pasó el puente de 2018 a 2019 montada en el mayor acuerdo que ha podido imaginar. Ha convencido a la ESPN para firmar un contrato de cinco años y 1,5 mil millones de dólares por las que la cadena televisiva cubrirá los eventos de la compañía de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) estadounidense en sus distintas plataformas. "Es nuestro momento ahora en ESPN. Queremos salirnos desde este fin de semana", proclamó Dana White.

Había logrado convencer a la televisión de la valía alcanzada por su empresa desde que Ronda Rousey, Conor McGregor, Anderson Silva y Brock Lesnar dispararan la dimensión de sus peleas y el monto del pago por visión. La obra maestra de White -convertir a un deporte marginal, incluso prohibido en algunos Estados, en un plato principal- comenzó con la polémica victoria de Henry Cejudo sobre T.J. Dillashaw -decisión arbitral muy discutida- y con la baja de Ben Askren, el principal reclamo tras la marcha de Demetrious Johnson a Asia.

La cima alcanzada en la pelea entre McGregor y Khabib Nurmagomedov -en octubre, con casi 2,4 millones de dólares en compras de pago por visión- refutó lo acertado de la apuesta. Y la ESPN ha dado el resto, con programas específicos, material documental relacionado con las MMA, entrevistas, podcasts, retransmisiones y demás contenidos relativos a la UFC. Les han convencido para darse el espaldarazo definitivo en la brega contra Bellator, el otro gran promotor de artes marciales mixtas estadounidense. Pero el riesgo que asume la televisión para que no se repita lo ocurrido con la Nascar y la duda sobre si la televisión de suscriptores va a funcionar estñan vigentes.

Ver esta publicación en Instagram

Goodnight, Vegas. Thank you! #UFC235

Una publicación compartida de ufc (@ufc) el

Por eso White ha tenido que batallar contra la marejada en estos últimos meses. El enésimo positivo por dopaje de Jon Jones, las sanciones a Khabib y McGregor y las críticas de Askren y otro buen puñado de luchadores que consideran que han ganado ya el crédito para pelear por un cinturón -denegando entrar al octágono contra otros púgiles diversos al campeón de turno- le ha complicado el inicio del viaje a un directivo que, por otro lado, es incansable. La puesta en escena del campeón de peso pesado Daniel Cormier como comentarista y de Rashad Evans y Michael Bisping como equipo de retransimisión ha ayudado, pero no lo es todo.

En el presente tiene un incendio. En febrero Georges St-Pierre (GSP), considerado por muchos como la estrella que más ha brillado en la UFC, decidió retirarse. "Todo el mundo lo sabe y nadie puede sorprenderse, vengo a anunciar mi jubilación. No hay lágrimas, estoy realmente feliz de hacerlo. En los deportes de combate deberías retirarte en la cima, eso es lo que voy a hacer. Estoy feliz de tener la disciplina para ello", aseguró el canadiense en la conferencia de prensa organizada.

GSP confesaría que en noviembre de 2013, fecha en la que tomó un retiro que durría hasta el 4 de noviembre de 2017, decidió parar porque sufrió un trastorno obsesivo compulsivo que lo estaba "volviendo loco". Y tamibién dejó caer un peso grueso sobre los hombros de Dana White. Y es que Khabib llevaba tiempo ofreciéndole la posibilidad de combatir contra él y retirarse. L aidea sedujo a un Saint Pierre que no compitió desde que venció a Michael Bisping por sumisión en UFC 217 y llegó a aceptar la propuesta del daguestaní, con los aficionados de todo el planeta salibando. "Hagámoslo en noviembre, después de esta pelea te puedes retirar", le insistía el campeón de peso ligero hace días.

Ver esta publicación en Instagram

Today, I am announcing my retirement from the Ultimate Fighting Championship and mixed martial arts competition. I intend to keep training and practicing martial arts for as long as I live, but now is the time that I chose to end my career as a professional MMA athlete. I’ve always planned to leave the sport on my own terms and timing. It takes a lot of discipline to become and stay champion. It also takes a lot of discipline to stop while still feeling that you’re in the best physical and mental shape of your life. I believe that the best way to pass the test of time is to remain ahead of it. Swipe the photos to read my official statement. Aujourd’hui, j’annonce ma retraite de l’Ultimate Fighting Championship et de la compétition en arts martiaux mixtes. J’ai l’intention de continuer à m’entraîner et à pratiquer les arts martiaux aussi longtemps que je vivrai, mais le moment est venu de mettre fin à ma carrière d’athlète professionnel en AMM. Il faut énormément de discipline pour devenir et rester champion. Il faut aussi énormément de discipline pour prendre la décision d’arrêter au moment où vous avez le sentiment d’être dans la meilleure forme physique et mentale de votre vie. J’ai toujours voulu quitter le sport au sommet, en santé et à mes conditions. Parcourez les photos pour lire mon annonce officielle complète.

Una publicación compartida de Georges St-Pierre (@georgesstpierre) el

"Tratamos de organizar la pelea. Sé que él (Khabib) lo quería y yo lo quería, pero la UFC tenía otros planes. Por cómo funciona el negocio creo que si promueven a alguien quieren mantenerlo allí. Es como una inversión y yo no tengo la misma motivación que solía tener. Le deseo buena suerte. Soy un gran admirador suyo y es el mejor luchador en este momento. Me encanta verlo y espero con ansias su próxima pelea", afirmó el canadiense. White no le dejó combatir una vez e irse por todo lo alto. Y la decisión del canadiense es irreversible. Para el lamento de Nurmagomedov y de toda la comunidad de seguidores de las MMA.

Y, mientras que Conor McGregor se muestra abierto sólo a combatir contra algunos púgiles -la empresa lleva tiempo tratando de cerrar una pelea con Donald 'Cowboy' Cerrone que no acaba de hacer gracia al irlandés, pues significaría un bajón en su estatus y una pérdida de pedigrí monetario-, Tony Ferguson se ha encargado de boicotear la cabeza del cartel que White había preparado para el UFC 236. En esa cita el aspirante a relevar a Khabib y al isleño en la cima del peso ligero debía batallar por el cinturón interino y se negó a hacerlo.

Este luchador espectacular, que es propietario de la "Pelea del Año 2018" por su desempeño contra Anthony Pettis en el UFC 229 que concluiría con Khabib saltando la jaula en Las Vegas, no quiere saber nada que no sea medirse al daguestaní para alzarse como campeón de ese peso con toda la legitimidad. Dana White le dijo a la ESPN que a Ferguson se le ofreció la pelea con Max Holloway, pero no la aceptó. Por ello, han tenido que reprogramar a un Dustin Poirier-Holloway, de tango muy inferior.

Ferguson está montado en una racha de once victorias y ya fue campeón interino cuando ganó a Kevin Lee en UFC 216. Se lesionó cuando estaba citado contra Khabib, en el UFC 223 y desde entonces anhela una oportunidad de bregar por el campeonato. Por ello, ha interpretado la oferta de White como una suerte de ofensa. Pasando a atacar al ruso y al irlándés a través de las redes sociales. Y Nurmagomedov reaccionó a la decisión de Tony de este modo: "Como peleador mereces un combate por el título, eres un gran peleador (récord de 24-3) y rival, pero ahora tienes que pelear o esperar que termine mi descalificación y pelear (pero UFC no quiere). No entiendo tus ataques, si te caes, debes levantarte, no quejarte".

"Tony, tuviste tu oportunidad y la perdiste, eso es sólo tu culpa. Sabes que estoy descalificado y no puedo pelear, pero no es justo despojarme del título. Pelee tres veces en nueve meses. Gané y defendí mi cinturón", ha defendido el poseedor de un 27-0 que es apetecible para todos aquellos que quieran destronar a un icono. Y Ferguson se había ganado la oporunidad. Pero Khabib tiene en mente volver al octágono a finales de año, negándose a reducir su sanción con obras sociales y colocando en un brete a la UFC.

El irlandés, en su caso, se limitó a responder a las provocaciones. “El Cucuy” escribió esto en Twitter: "No hay salsa, Mcnugget -como ha apodado al europeo-. Conor McGregor es solo una réplica de mi antiguo yo. Tengo una sólida mano derecha para probar tu barbilla. Qué dulce es. Martes de tiramisú". El hombre que se forró ante Floy Mayweather replicó que "¡Si tenemos la capacidad de retroceder, Tony, tenemos la capacidad de salir adelante de nuevo! Espero que estés bien y rezo por ti como mi colega. Respeto a mi familia Paradigma. Sinceramente tuyo, Burger King". En el entretanto, White ha de cuidar a Jon Jones y a Israel Adesnaya, pues son las únicas perlas que no le han tosido hasta la fecha y que son vendibles, cada vez más caras, a ESPN.

Este domingo Ben Askren debutaba en la UFC. Considerado como un fichaje estelar, su estreno se ha hecho esperar y las discrepancias con White son tan explícitas que este sábado, durante el pesaje oficial de la pelea ante Robbie Lawler -relegado al cuarto combate en importancia de la jornada-, ambos intercambiaron reproches y provocaciones en el podio. La tensión se palpó y llegó a robar protagonismo al resto del evento, en el que también se pesaría un Jon Jones que se disponía a defender su cinturón ante Anthony Smith.

Askren -ganador en Pride, en Bellator y participante en los Juegos Olímpicos con el equipo estadounidense- le negó el saludo al dueño de la compañía delante de todos. Dejó a White con el ademán de estrechar la mano vacío de contenido. Era la cima de las declaraciones que había ido vertiendo a lo largo de estos meses. Al serle recordado su tiut de 2014 en el que llamaba a Dana "gordo calvo con el ego demasiado subido" (al que White respondió tildando a Askren de "auténtico idiota"), horas antes de debutar en el octágono de UFC manifestó que "no voy a besar los pies de Dana, que es lo que me exigía para pelear en su compañía". "Él no me importa lo más mínimo", zanjó. Otra mala actuación aribtral le daría el triunfo a Askren ante Lawler, engrosando el tufo polémico del aterrizaje de la UFC en la ESPN.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es