13 de diciembre de 2019, 7:30:44
Deportes

BALONCESTO


NBA. Los Rockets de Harden ya meten miedo y el lío de Ibaka

EL IMPARCIAL

Los tejanos han recortado tres partidos de desventaja con los Warriors.


El baloncesto español disfrutó con lo acontecido en el pasado fin de semana. El domingo resultó que los San Antonio Spurs iban a homenajear a Pau Gasol en su primera visita a la cancha de la franquicia tejana desde que rescindiera su contrato y firmara por los Bucks. El jugador de 38 años, que no ha dejado prácticamente huella deportiva en dicha institución, pues su paso no se ha extendido más allá de las tres temporadas, fue tributado con una sensacional muestra de cariño en el AT&T Center.

Daría un abrazo en primer lugar a su ex entrenadior, el icónico Gregg Popovich. Este preparador admitió que permitir a Pau rescindir su contrato no le resultó sencillo pues la figura del español como persona y en lo profesional eran demasiado potentes. "Es un primera clase de persona, increíble la manera como se ha comportó todo el tiempo que estuvo con nosotros, al asumir cualquiera de las funciones que le encargamos tanto de titular como de reserva o sin salir al campo. Luego la manera como negoció su salida, sólo lo hace una persona excepcional y un profesional único", sintetizó Popovich.

El público le brindó una sonora y cariñosa ovación al jugador catalán cuando saltó al partido, siendo abrazado por los miembros de los Spurs con los que había compartido vestuario hasta el pasado febrero. Y antes del comienzo del enfrentamiento, en el que cayeron por 121-114, la franquicia locale mitió un vídeo en el que se resumían sus mejores jugadas durante los 18 cursos que lleva en la NBA. Incluso, amén de las acciones con las camisetas de Grizzlies, Bulls, Lakers y Spurs, también tuvieron el detalle de enseñar sus exhibiciones con la elástica de la selección española.

Ver esta publicación en Instagram

Thank you, Pau! #SpursFamily

Una publicación compartida de San Antonio Spurs (@spurs) el

Pero no se quedó el tributo en lo baloncestístico, pues el vídeo reflejó también la labor social de Pau. Con organizaciones de caridad que ayudan a través de todo el mundo. Ante tan montonera de guiños a su persona, el emblema del baloncesto nacional confesó sentirse "emocionado" y "agradecido"."Pienso que era un recibimiento muy cálido y entrañable, a pesar que a penas hace una semana que salí de San Antonio", declaró Gasol al concluir el partido. "Pero lo más importante es que la relación entre ambas partes continúa", expuso.

Asimismo, preguntado por la muesca que ha generado su experiencia en El Álamo, Gasol resumió que guarda en su memoria y corazón cada instante vivido en torno al equipo de los Spurs, a los aficiones y a la comunidad. Explicó que trató de dejar un legado más allá de las canchas. Y en lo deportivo, su actuación con el bloque de Milwaukee se limitaría a 15 minutos, con tres puntos, tres rebotes y una asistencia. En esa derrota analizó que les faltó fuelle para encarar el trecho postrero en condiciones óptimas de luchar por la victoria.

Sin embargo, esa energía positiva en torno al baloncesto patrio se torció este martes. El base novato Collin Sexton se destacaría como el líder de los Cavaliers (28 puntos) en el triunfo de la delegación de Cleveland ante los Raptors (126-101). Mas, esta sorprendente victoria de los de Ohio no sería la que coó las portadas en torno al partido. Ese hueco quedó reservado para la pelea protagonizada por Serge Ibaka, por la que ha sido sancionado con tres partidos de inhabilitación. El español se liaría a puñetazos con Marquese Chriss en la recta final del tercer periodo. Éste último ha sido castigado con un duelo de penalización.

Ver esta publicación en Instagram

All day

Una publicación compartida de Toronto Raptors (@raptors) el

Marc Gasol salió de titular con los el conjunto canadiense y tampoco pudo constituir un elemento determinando que ayudara a sus compañeros a no perder de manera tan inesperada. Se quedó en dos puntos en 22 minutos, un bagaje realmente precario que maquillaría con su actividad guerrar y defensiva en la pintura, ya que acumularía en su esfuerzo un total de siete rebotes, repartió cuatro asistencias y robo un balón. Con todo, se notaría el bajón del jugador de Sant Boi.

E Ibaka, que dejó la titularidad a Marc, sí estuvo más fino. Salió del banquillo y aportó ocho puntos en los 17 minutos que permaneció en pista antes de ser expulsado. Su tearjeta mostró un acierto de 3 de 6 en tiros de campo y 2 de 3 desde la línea de personal. Y puso un tapón, habiendo capturado siete rebotes. En todo caso, se le recordará por lo sucesivo a ser derribado al suelo por Chriss en la lucha por un balón. Cuando se levantó, Ibaka empujó al jugador de los Cavaliers y le lanzó un puñetazo.

Chriss correspondió de la misma forma antes que los jugadores de ambos equipos les separaran. El español ya se había ido a los vestuarios antes de que los árbitros le expulsaran. Al tratarse de un jugador reincidente en este tipo de bretes, se temía una sanción gruesa, pero se quedó en tres duelos. El congoleño eludió comentar el entuerto, pero desde los Raptors se filtró que Chriss le dijo algo a Ibaka cuando peleaban por el balón. El entrenador, Nick Nurse, se limitó a lamentar la baja de un jugador de tal calibre, justo cuando sus subordinados no habían mostrado un estándar de energía e intensidad aceptable.

Por otro lado, de vuelta a lo deportivo, los Rockets amenazan ya a la cima de la Conferencia Oeste. James Harden, con un doble-doble de 28 puntos y 10 asistencias, volvió a guiar a sus compañeros hacia la novena victoria encadenada. Esta vez su presa fueron los Hornets, por 118-106, y `La Barba' gozaría del apoyo de Eric Gordon (22 puntos, incluidos cinco triples de 12 intentos) y del pívot suizo Chris Capela (19 puntos, 15 rebotes -11 defensivos-, y dos asistencias).

Gordon, que ha vuelto de lesión y ya está en pleno rodaje, al igual que Capela y Chris Paul, logró por tercer partido consecutivo cinco triples y el cuarto en los últimos cinco disputados por los tejanos. Y también se sumó a la fiesta coral Kenneth Faried (16 puntos, nueve rebotes -siete defensivos-, un robo y un tapón). El el primer duelo del ala-pívot toda vez que se ha recuperado de una lesión de cadera. Su inclusión como traspaso invernal ha deparado más consistencia para un engrasado sistema de Houston que al terce cuarto ya había despachado el envite (29 puntos de ventaja). A pesar de los 40 puntos anotados por Kemba Walker. El miércoles recibirán a los Warriors en el Toyota Center, la mejor oportunidad para medir si este respingo les puede llevar a repetir el hecho de tener el factor cancha a favor en todos los playoffs.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es