25 de mayo de 2019, 16:56:18
Mundo

VENEZUELA


¿Por qué Estados Unidos ha sacado a todos sus diplomáticos de Venezuela?

EL IMPARCIAL

Desde el chavismo se interpreta esa maniobra de Trump como una argucia prebélica.


"Hoy, todos los diplomáticos de EE.UU. que quedaban en Venezuela han dejado el país", ha proclamado este jueves el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. Lo ha hecho a través de un comunicado en el que se explica que esos trabajadores púlibos ya no se encuentran en la nación petrolera, alegando motivos de seguridad. Al tiempo, desde el bandol chavista se contempla este movimiento como una suerte de preludio de un ataque militar o instigación a la revuelta intestina por parte de la Casa Blanca.

Nada más lejos, relata el texto, se expone que los diplomáticos trabajan por Venezuela desde "otras ubicaciones", que no especificó. "Ayudarán a gestionar el flujo de asistencia humanitaria a la población venezolana y respaldando a los actores democráticos que, valerosamente, resisten a la tiranía", ha ampliado. "Sé que es un momento difícil para ellos. Están plenamente dedicados a nuestra misión para apoyar las aspiraciones del pueblo venezolano para vivir en una democracia y construir un mejor futuro para sus familias", ha manifestado el responsable de Exteriores.

En palabras de Pompeo, el el Gobierno de Estados Unidos, "en todos los niveles", mantiene "firme su determinación y su apoyo" al pueblo de Venezuela y al líder opositor Juan Guaidó. "Esperamos poder restablecer nuestra presencia en el país, una vez que la transición a la democracia haya comenzado", remarcó, haciendo hincapié en la cobertura que le ofrecen a Guaidó, quien ya ha sido reconocido por un total de 54 países como presidente interino de la nación caribeña.

Asimismo, se ha detallado cómo se ha efectuado la evacuación de los representantes estadounidense. El encargado de ofreces el relato ha sido un portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino. Según su narración, los diplomáticos usaron un vuelo chárter para volver a Estados Unidos y, en ese viaje, transportaron "cosas que pesaban bastante". No se ha esclarecido esta vez, tampoco, ni el lugar en el que resán reubicados ni qué objetos portaban -se ha susurrado que fueran documentos en esos paquetes-

Este es el último capítulo de la promesa realizada por Washington desde que se autoproclamara Guaidó. Iban a retirar a todos los diplomáticos de Venezuela y el propio Pompeo señaló este lunes que ese extremo se llevaría a cabo a lo largo de esta semana. En aquella comunicación, este portavoz resaltó que la decisión se basaba en el "deterioro de la situación en Venezuela, así como la conclusión de que la presencia de personal diplomático en la embajada se ha convertido en un obstáculo para la política estadounidense".

Un día después, el martes, Maduro respondió alegando que ellos eran los que estaban expulsando al resto de funcionarios estadounidenses, a los que daban un plazo de 72 horas para salir del país. Justamente, ese plazo marcado por el presidente bolivariano expiraba este jueves. El dirigente chavista cortó relaciones con la Casa Blanca cuando Trump reconoció a Guaidó en enero, ordenando el regreso a Caracas de todos los diplomáticos que trabajaban en territorio norteamericano.

Por otro lado, este jueves las autoridades estadounidenses han publicado que desde el lunes ha prohibido la entrada al país a 340 venezolanos, de los que 107 son diplomáticos ligados al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y sus familiares. Palladino lo anunció de este modo: "Desde el pasado lunes, 11 de marzo, hemos impuesto 340 nuevas restricciones de visados, de las que 107 incluyen antiguos diplomáticos del expresidente (Maduro) y sus familias".

"Los detenidos son individuos corruptos que posibilitaron el robo de activos de Venezuela para su propia ganancia individual. Se está considerando la revocación de otros visados", sentenció el secretario de Estado. Según el recuento ofrecido en su intervención, son ya 600 los visados revocados por Estados Unidos desde finales de 2018, justo antes de que Maduro tomara posesión de nuevo. El caso es que los venezonalos deben precisar el motivo de su visita para conseguir un visado y la restricción del permiso es una sanción que la Casa Blanca suele aplicar a los funcionarios de otros países como castigo, una suerte de sanción.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es