27 de mayo de 2019, 5:59:21
Sociedad

HOSPITAL DEL MAR


Utilizan por primera vez en España la radioterapia para curar arritmias

EL IMPARCIAL


El Hospital del Mar de Barcelona ha tratado por primera vez arritmias del corazón con radioterapia. Esta técnica pionera permite tratar a pacientes en los que no han dado buenos resultados otros tratamientos y pueden verse abocados a un trasplante cardíaco.

La aplicación de esta técnica para el tratamiento de las arritmias tiene su origen en Estados Unidos, donde se ha utilizado en una veintena de casos. "Se trata de someter a la zona del corazón donde se origina esta disfunción a una dosis muy elevada de radiación para crear una cicatriz en el área y eliminar así la arritmia", explica el hospital en un comunicado.

El jefe del servicio de Cardiología del Hospital del Mar, Julio Martí, destaca la complejidad de la técnica: "Se tiene que trabajar de forma conjunta. En primer lugar, los radiólogos, que son los que obtienen las imágenes, después los cardiólogos, para indicar el punto en el cual se origina el problema, y, finalmente, los oncólogos radioterápicos, que definen el volumen a tratar y cómo hay que hacerlo".

"La tecnología de que disponemos en nuestro centro permite definir el movimiento causado en el corazón y a la respiración y hacer esta intervención sin lesionar otros órganos y estructuras próximas al corazón", señala por su parte Manel Algara, jefe del servicio de Oncología Radioterápica.

De la intervención, que dura 30 minutos, se pueden beneficiar enfermos con patología epicárdica, es decir, aquellos en los que la arritmia tiene su origen en la zona exterior del músculo cardíaco. También aquellos con patologías isquémicas en las cuales la lesión se sitúa en la zona externa del corazón, pacientes con afectación cardíaca por enfermedad de Chagas u otras con alguna patología isquémica en fase de cicatriz que afecta al epicardio y a la cual no se puede acceder desde el interior.

El Hospital del Mar explica que el primer paciente tratado con esta técnica es un hombre de 64 años que sufre una displasia arritmogénica del ventrículo derecho. Al paciente ya a se le había sometido sin éxito a tres ablaciones para intentar resolver el problema y, además, llevaba insertado un desfibrilador en el corazón que ya no era útil a causa del daño que la enfermedad había generado en el músculo cardíaco.

La intervención se realizó el 21 de diciembre y, hasta ahora, las arritmias han desaparecido del todo, sin efectos secundarios a causa de la radiación. Hay que tener en cuenta que, con esta técnica, a diferencia de otras, la respuesta a la radiación es más lenta y los efectos positivos tardan un poco más. Este caso es el segundo con esta patología tratado en el mundo con radioterapia.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es