22 de julio de 2019, 20:32:19
Mundo

ONU


Informe de Bachelet sobre Venezuela: crisis humanitaria, ejecuciones y torturas

EL IMPARCIAL


Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, leyó este miércoles un devastador informe ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre la crisis de Venezuela.

La expresidenta de Chile calificó de “vasta crisis humanitaria” la situación del país y advirtió sobre las consecuencias que puede tener para la población las recientes sanciones impuestas por Estados Unidos, que “puedan contribuir a agravar la situación económica”.

Bachelet dice estar “sumamente preocupada por la magnitud y la gravedad de la repercusión de la crisis actual sobre los derechos humanos, que constituye además un inquietante factor de desestabilización regional”.

"Las recientes sanciones sobre las transferencias financieras derivadas de la venta de petróleo venezolano en los Estados Unidos pueden contribuir a agravar la situación económica"

Laoficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos no presentaba un informe ante la ONU desde junio de 2018.

Uno de los problemas de la situación, según Bachelet, es que “las autoridades se han negado a reconocer las dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos, por lo que las medidas que han adoptado no han sido suficientes”.

“Todavía no se conoce todo el alcance de los daños ni el número de víctimas directas, pero este prolongado apagón simboliza los problemas de infraestructura que afronta el país. La escasez de agua y de gas natural y el colapso del transporte público también siguen afectando a muchas personas; esta situación, combinada con la hiperinflación, genera atroces condiciones económicas que han desencadenado miles de protestas sociales", explica Bachelet sobre el apagón.

"Los países de la región se han visto confrontados a la llegada masiva de personas que a menudo presentan necesidades humanitarias urgentes y cuyos derechos humanos requieren protección"

Según la ONU, que cita una encuesta reciente, más de un millón de niños han dejado de asistir a la escuela, la mayoría porque sus padres no pueden proporcionarles el desayuno, porque los programas de almuerzo escolar han colapsado, por la escasez de transporte público a precios asequibles o por la falta de docentes y personal escolar.

Sobre la situación de la oposición a Maduro, la alta comisionada ha documentado "numerosas violaciones y abusos de derechos humanos perpetrados por las fuerzas de seguridad y los colectivos armados progubernamentales, incluyendo el uso excesivo de la fuerza, asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos en condiciones de detención, así como actos de amenaza e intimidación”, declaró.

"La escasez de agua y de gas natural y el colapso del transporte público siguen afectando a muchas personas; esta situación, combinada con la hiperinflación, genera atroces condiciones económicas”

La oficina que lidera Bachelet ha seguido investigando las denuncias de posibles ejecuciones extrajudiciales realizadas por las fuerzas de seguridad. En 2018, se informó de al menos 205 muertes atribuidas a las FAES. Otras 37 personas fueron presuntamente asesinadas en enero de 2019 en Caracas. “Me preocupan particularmente los informes que indican que las operaciones de este tipo se utilizan como una forma de represalia e intimidación”, señala en su informe la alta comisionada.

El resultado directo de la crisis humanitaria que asola Venezuela es que más de 3 millones de personas han huido en busca de comida, atención médica, empleo y protección.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es