20 de noviembre de 2019, 5:44:59
Deportes

FÚTBOL


El CSD da un 'palo' a LaLiga en su guerra contra la RFEF

EL IMPARCIAL/Efe

La pugna de Tebas y Rubiales por los horarios de la competición sigue en llamas.


El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha resuelto "la inadmisión" de la solicitud de LaLiga sobre su titularidad en exclusiva para la fijación de horarios, la elección y/o comercialización del balón y la denominación de las competiciones profesionales y pide a ésta y a la Federación "un compromiso para intentar acordar un nuevo convenio de coordinación". En una resolución de hace 24 horas que responde al requerimiento hecho el pasado diciembre por LaLiga, el CSD considera que "no estamos en presencia de un conflicto de competencias que, en este momento requiera la intervención reglada" por su parte y pide a ambas partes un compromiso para intentar firmar un nuevo convenio de coordinación, dado que el vigente expira el 30 de junio.

"Lo que el escenario actual demanda es un compromiso por parte de la Liga y la RFEF basado en los principios de buena fe, confianza legítima y lealtad institucional, todo ello con objeto de intentar alcanzar acuerdo que posibilite la firma de un nuevo convenio de coordinación entre las partes, algo que ni se puede sustituir por la interpretación de las normas sustantivas de aplicación por parte del CSD", indica la resolución del CSD. En la mismA, éste señala que las tres materias sobre las que LaLiga basa su solicitud "han venido siendo asumidas de forma pacífica por dicha organización hasta la fecha, antes incluso de la formalización del último convenio".

También recuerda que el presidente de LaLiga se dirigió al organismo "citando discrepancias abiertas con la RFEF en materia de competencias y en hipotética ausencia del convenio de coordinación pidió que resolviera que la titularidad sobre la fijación de horarios, elección y/o comercialización del balón y la denominación de las dos competiciones profesionales le corresponde en exclusiva, y no de forma compartida a la Liga sin necesidad de coordinación con la RFEF". Ésta, en periodo de alegaciones, argumentó que LaLiga no aportó prueba del alcance y objeto de las pretendidas discrepancias, ni de su repercusión sobre las materias sobre las que reclama ahora titularidad.

La RFEF señaló que LaLiga "no formaliza el conflicto ante el CSD porque se haya producido una invasión en su esfera competencial, sino que lo hace preventivamente en relación con materias que considera que pueden resultar conflictivas y que lo que pretende es que el CSD dicte una resolución formulando una declaración general de que le corresponden determinadas competencias".

El organismo que preside María José Rienda añade que "habida cuenta de que no se aprecia la existencia del citado conflicto de competencias el único motivo restante por el que el CSD puede entrar a conocer y por lo tanto resolver se refiere al posible conflicto derivado de la interpretación del convenio (...) tampoco concurre en este caso dicha discrepancia interpretativa". No obstante, el CSD recuerda que si "una vez agotada la vigencia del convenio actual y en el caso de que no se alcance un acuerdo entre las partes" resultarán de aplicación las normas relativas a su intervención, en concreto el Real Decreto 1835/1991 de Federaciones Deportivas. La resolución del CSD es definitiva, aunque cabe recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional o recurso de reposición ante el propio CSD en el plazo de un mes, opción que LaLiga estudia en estos momentos.

Por su parte, LaLiga ha reaccionado considera que la resolución del Consejo Superior de Deportes no entra "en el fondo del asunto", por lo que la inadmisión de su solicitud no implica que se haya desestimado. Según la interpretación de la patronal de clubes profesionales, expresada a través de una nota informativa este jueves, esta resolución "no ha entrado a valorar el fondo de la petición de LaLiga" y la inadmisión no implica que se desestime la solicitud.

"La Resolución meritada se aparta de entrar en el fondo del asunto planteado por LaLiga sin que, en ningún caso, tal hecho, meramente formal, implique la desestimación de la solicitud", asegura la asociación de clubes de fútbol profesionales. Bajo el punto de vista de los clubes, la última parte de la resolución del CSD está "en sintonía con la postura defendida por LaLiga", ya que reconoce que ha ejercido estas funciones "de forma pacífica" antes de la formalización del convenio de coordinación con la Federación Española de Fútbol.

De esta manera, y según la patronal, el CSD "deja entrever que su ejercicio natural (de las competencias sobre balón, horarios o denominación) por parte de LaLiga no deriva de la aplicación de un Convenio de Coordinación sino de lo que dispone el ordenamiento jurídico", añade la nota de la patronal presidida por Javier Tebas.

Finalmente, desde la RFEF se ha expuesto que el CSD "ha dado portazo a las pretensiones" del presidente de LaLiga y "ha rechazado intervenir en favor" de éste "ante un supuesto conflicto de competencias que asegura que no existe". Para la RFEF, la resolución supone "decir no" a las pretensiones de Tebas, al que "conmina a retomar la negociación con la RFEF para renovar el Convenio de Coordinación, cuya vigencia finaliza el próximo 30 de junio".

Tras citar que la negociación de éste fue interrumpida por LaLliga después de varias reuniones y de que su presidente acudiera al CSD el pasado diciembre, la RFEF indicó que la resolución conocida este jueves "recuerda a la Liga que no existe motivo alguno para intervenir porque en realidad no hay ni conflicto de competencias", ni "discrepancia interpretativa" ante los que pronunciarse. "Es más, le dice que, como advirtió la RFEF en sus alegaciones, lo que en realidad pretende la LNFP es que el CSD dicte una resolución formulando una declaración general de que le corresponden determinadas competencias, y además que lo haga preventivamente", añadió el organismo que preside Luis Rubiales.

La RFEF insistió en que el CSD considera evidente "que no estamos en presencia de un conflicto de competencias", y que "está vigente un Convenio de Coordinación y ninguna de las partes ha denunciado a la otra por un posible incumplimiento". También aludió al llamamiento que el Consejo hace para que RFEF y Liga, en base a los principios de "buena fe confianza legítima y lealtad institucional", intenten "alcanzar acuerdos que posibiliten la firma de un nuevo Convenio de Coordinación entre las partes; algo que no se puede sustituir por la interpretación de las normas sustantivas de aplicación por parte del CSD".

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es