16 de septiembre de 2019, 23:11:51
Sociedad

EUTANASIA


En libertad el detenido por ayudar a morir a su esposa

EL IMPARCIAL/Efe


El suicidio asistido de María José Carrasco, enferma terminal, con la ayuda de su marido, Ángel Hernández, y la detención posterior de éste en Madrid han reabierto el debate sobre la despenalización de la eutanasia, una cuestión que ha quedado paralizada en el Parlamento por el anticipo electoral.

Durante tres décadas con esclerosis múltiple, patología que le fue diagnosticada con 32 años, María José Carrasco había expresado a su marido "muchas veces" su deseo de morir y poner fin al sufrimiento causado por esta enfermedad degenerativa para la que en la actualidad no existe cura.

Este miércoles fue el día escogido por el matrimonio, que quiso grabar en vídeo el suicidio asistido de María José, quien, además, constata en la cinta su firme decisión de morir, para lo que fue imprescindible la ayuda de su marido, detenido horas después en su domicilio. Al lugar acudieron, poco antes de las tres de la tarde, los sanitarios del Summa que confirmaron el fallecimiento y alertaron a la Policía de que el marido le había suministrado una sustancia para provocar la muerte a su mujer, razón por la que ha sido detenido aunque a última hora de este jueves ha quedado en libertad sin medidas cautelares.

Sobre el detenido pesa una imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de cooperación al suicidio. Durante su comparecencia judicial ha reconocido los hechos objeto de la investigación, según adelanta el TSJM en un comunicado. La magistrada no ha acordado media cautelar alguna para Ángel Hernández, si bien tiene la obligación de acudir al Juzgado tantas veces cuanto sea requerido en el transcurso de la investigación judicial.

Además del vídeo, Ángel escribió hace días una carta en la que relataba el sufrimiento de su esposa y anunciaba la decisión de ayudarla a morir. "Es evidente que el deseo de María José a fin de que se cumpla necesita que se la ayude, por su incapacidad a realizarlo por ella misma, y como es una constante en ella demandar ese auxilio no habrá más remedio que proporcionarle esa ayuda para que su deseo se cumpla", explicó el marido en una carta hecho pública hoy por la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD).

En la misiva, el hombre detalla los motivos que les han llevado a tomar esta decisión y se dirige a los "negacionistas" de la eutanasia para pedirles que sean conscientes "del dolor que ocasionan a todos aquellos que como María José y su familia sufren por su actitud". Asimismo, pide a los legisladores que evolucionen hacia posiciones menos contrarias a la eutanasia para evitar que alguien que lo necesite tenga que transitar por los mismos caminos que ellos.

Regular la eutanasia

En el mismo sentido se ha pronunciado el presidente de DMD, Javier Velasco, quien ve "injusto que se impute penalmente a este hombre por un "acto de amor, ayuda y respeto a la voluntad de su mujer". El Código Penal regula en su artículo 143 la inducción al suicidio o la cooperación con el suicidio de otras personas, con un rango de penas que va de los dos a los diez años de prisión, aunque se prevé una rebaja si hay petición expresa de la víctima y ésta padece una enfermedad grave.

Velasco ha instado a los partidos a que en la próxima legislatura despenalicen de forma urgente esta práctica ya que la disolución de las Cortes, consecuencia del adelanto electoral, ha impedido aprobar la primera ley de eutanasia de España, que inició su andadura parlamentaria en junio del pasado año después de que todos los grupos, salvo el PP, respaldaran la propuesta socialista.

La nueva legislatura que se inicia tras las elecciones generales del 28 de abril abre de nuevo la puerta a que España cuente con su primera ley de eutanasia. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió la pasada semana que si gobierna nuevamente regulará la eutanasia para que "la muerte sea tan digna como la vida".

Por su parte, Unidas Podemos ha confirmado que registrará una ley "con todas las garantías necesarias para las personas que deciden poner fin a su vida, así como para los y las profesionales que las asisten", mientras que a juicio de Ciudadanos todos los partidos deben hacer "autocrítica" tras este caso y ha apostado por la necesidad de una regulación. Desde el PP, lamentan no poder manifestarse al respecto ya que aun no se ha presentado su programa electoral.

PSOE: deber ético

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha admitido que la sociedad tiene el deber ético de reconocer el derecho a la eutanasia: "La muerte siempre es un proceso doloroso y emocionalmente muy difícil. Pero cuando cabe evitar los sufrimientos prolongados de un ser humano que, libre y conscientemente, desea acabar con esa situación, tenemos el deber ético como sociedad de reconocer ese derecho".

La titular de Sanidad ha añadido en otro tuit que el Gobierno está comprometido en sacar adelante la ley de la eutanasia, una norma que -ha dicho- desde el PSOE se ha impulsado y que "han bloqueado en el Congreso los partidos de la derecha".

Por su parte, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha afirmado que todos los partidos deben hacer "autocrítica" tras el nuevo caso de eutanasia y ha apostado por la necesidad de una regulación en este asunto: "Todos debemos hacer autocrítica pero nosotros no fuimos los responsables de que no se aprobara esas leyes".

Ha recordado que Cs planteó una proposición de ley de cuidados paliativos que "tenía que haberse aprobado antes que la ley de eutanasia" que también apoyó este partido. "En este caso pone de manifiesto que se necesita esta regulación", ha añadido Villegas. Ha insistido en que la ley de Ciudadanos debe ser una prioridad y después la regulación de la eutanasia.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es