21 de noviembre de 2019, 17:22:23
Sociedad

TRÁFICO


Arranca la segunda operación salida de Semana Santa: 9,1 millones de desplazamientos

EL IMPARCIAL

Las mayores complicaciones se producirán a las salidas de las grandes ciudades durante esta tarde y la mañana del Jueves Santo.


La Dirección General de Tráfico (DGT) aplica este miércoles el dispositivo especial para la segunda fase de la 'operación salida' de Semana Santa, periodo en el que prevé que se realicen 9,1 millones de desplazamientos en las carreteras españolas.

Esta segunda fase, la más importante de todas por el volumen de movimientos por carretera, empieza hoy en todas las autonomías, excepto en Cataluña y la Comunidad Valenciana que darán comienzo el jueves.

El flujo principal de tráfico se realizará desde los núcleos urbanos a zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales o zonas turísticas de montaña. De este modo, recomiendan desde Tráfico, planificar el viaje y evitar las horas más desfavorables.

Con este propósito, la DGT ha diseñado itinerarios alternativos para evitar circular por el centro de la península, que es la zona de mayor tráfico circulatorio.

Más desplazamientos, más precauciones

La DGT advierte a los conductores de que deben prestar atención a los desplazamientos cortos y a las carreteras secundarias, especialmente vigiladas y en las que se incrementarán los controles de alcohol y drogas.

Recuerda que las colisiones por alcance, las salidas de la vía y las invasiones de carril contrario suelen estar relacionadas con distracciones y velocidad inadecuada.

En la Semana Santa del año pasado 31 personas fallecieron y otras 159 resultaron gravemente heridas en accidentes de tráfico

La operación de este año cuenta con 9.200 agentes de tráfico de la Guardia Civil, 400 más que la del año pasado.

Además Tráfico cuenta con 724 puntos de control de velocidad, 62 radares de tramo, 557 radares móviles, diez helicópteros, ocho drones y 264 vehículos camuflados. Asimismo la DGT ha comenzado a utilizar las 216 cámaras de vigilancia de la utilización del cinturón de seguridad para vigilar también el uso del móvil al volante.

También ha incluido como novedad la posibilidad de rastrear las llamadas de la persona implicada en caso de accidente y bajo previa autorización judicial.

Los agentes no podrán mirar el teléfono en el momento del accidente, pero serán los responsables de evaluar en cada caso si procede solicitar la orden judicial para analizar o no las llamadas, independientemente de la gravedad del accidente. De este modo, se podrá determinar con mayor precisión las posibles responsabilidades e infracciones que se podrían haber podido cometer al volante.

Durante la primera fase de la operación de este año, entre las tres de la tarde del viernes y las doce de la noche del domingo pasado, once personas perdieron la vida en la carretera

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es