18 de noviembre de 2019, 17:35:33
Deportes

BALONCESTO


NBA Playoffs. Los Rockets y los Bucks nutren su favoritismo para hacerse con el anillo

EL IMPARCIAL

Además, los Nuggets consiguieron volver a empatar su serie ante los Spurs.


Houston Rockets y Milwaukee Bucks son, probablemente, lois equipos que en mejor forma han llegado a este punto de la temporada. Ambos conjuntos han encauzado sus series de primera ronda de playoffs hasta el punto de quedar a una victoria de barrer a sus rivales. Y lo están haciendo al conseguir ajustar sus defensas, complicando la labor oponente al extremo, y alcanzando una fluidez ofensiva que ha descargado el peso que recaía sobre sus estrellas y candidatos al premio de MVP.

Los Bucks se impusieron en el primer duelo fuera de casa. Ganaron 103-119 a los Pistons, con una gran actuación de Khris Middleton (20 puntos y nueve rebotes). El 3-0 subió al marcador global en un Little Caesars Arena de Detroit que sistió, impotente, a la superioridad del conjunto con mejor récord de victorias de toda la NBA. El dominio que están desplegando sobre los contrincantes no se veía en esa franquicia desde 1986. Y la ejecución coral facilitó el descanso de Giannis Antetokounmpo.

El griego se quedó en 14 puntos, 10 rebotes, tres asistencias y un robo. Una estadística pobre pero válida al estar acompañado por una consistencia sobresaliente de sus acólitos. La solidez del proyecto neutralizaría el regreso del lesionado Blake Griffin. El ala-pívot volvió y sumó 27 puntos, siete rebotes y seis asistencias insuficientes para dar a los norteños una altura de juego en ambas fases que pueda suponer una enmienda a la inercia. El octavo del Este, de momento, no está ni cerca de equilibrar la relación de fuerzas.

Ver esta publicación en Instagram

About last night... #FearTheDeer

Una publicación compartida de Milwaukee Bucks (@bucks) el

Lo mismo ocurre en el cruce entre los Rockets y los Jazz. Utah acogía por vez primera un envite de esta eliminatoria, con 2-0 a favor de los tejanos, y contemplaría como el sistema de Mike D'Antoni vencía por 101-104. Era el golpe sobre la mesa que le faltaba a la confianza de la delegación de Houston: ganar en una cancha complicada. Y, para mayor gloria, James Harden no tuvo su día. Falló 17 de 20 tiros de campo, limitando su influencia a 22 puntos y 10 asistencias.

La defensa local estuvo en condiciones de frenar a 'La Barba' durante tres cuartos, pero el MVP reinante brotaría en el último periodo con 14 puntos decisivos. Embocaría un triple y dos tiros libres cuando restaban 42.4 segundos para el final, dejando la ventaja de su equipo en un nítido 97-101. Chris Paul y Eric Gordon le siguieron en soltura para doblegar a unos Jazz que siguen sin suponer una amenaza ofensiva. Donovan Mitchell (34 puntos, seis rebotes, cinco asistencias y tres robos) lució aislado de sus camaradas y el Vivint Smart Home Arena de Salt Lake City aguarda, preocupado, al cuarto partido. Con todo para ser barridos.

Por otro lado, la jornada ofreció otro par de combates, mucho más comprimidos. Los Sixers disfrutaron de la mejor versión de Joel Emiiid para derrotar a los Nets a dmicilio (108-112). El pívot camerunés, que arrastra molestias físicas, despuntó con una tarjeta colosal: 31 puntos y 16 rebotes. Y dio una asistencia determinante al ala-pívot Mike Scott para que éste anotara un triple que sentenció el envite a falta de 18 segundos. Y de la rúbrica del africano brotó una algarada en la que Jimmy Butler y Jared Dudley fueron expulados.

En todo caso, el conjunto de Filadelfia parece haber encontrado, al menos, la forma de ir sobreviviendo. A la espera de congraciarse con las sensaciones corales, van sacando adelante victrorias y están ya con un 3-1 que podría convertirse en el acceso a las semifinales del Este si amortizan esta alegría en el Barclays Center con un triunfo en el venidero quinto partido, que se celebrara en el Wells Fargo Center. Con la tensión anatómica por las nubes.

Por último, los Nuggets pudieron empatar su serie y recuperar el factor cancha. Ganaron a los Spurs en Texas por 103-117. Propulsados por el renacer de sus dos piezas clave, los de Denver fueron superiores y navegaron ante la presión mental a la que están siendo sometidos. Nikola Jokic (29 puntos y 12 rebotes) y Jama Murray (24 puntos) rindieron cerca de su plenitud y, en esas, los segundos clasificados del Oeste resultan muy complicados de erosionar. LaMarcus Aldridge (24 puntos y 9 rebotes) se vio sin apoyos y el conjunto de Gregg Popovich volverá al Pepsi Center con un 2-2 en el global de la interesante eliminatoria. Y la sensación de haber perdido una gran oportunidad de certificar la sorpresa.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es