15 de octubre de 2019, 15:32:53
Nacional

ENTREVISTA


“Es mucho lo que está en juego; hay riesgo de que las derechas sumen”

Javier Cámara

Entrevista al secretario de Organización del PSOE y jefe de campaña.


El secretario de Organización y responsable de campaña del PSOE, José Luis Ábalos, ha insistido en una entrevista a El Imparcial que “nos jugamos mucho el 28-A” y que sólo hay dos opciones: “O un Gobierno progresista con un proyecto de país indentificable y de futuro, que es lo que representa el PSOE o una coalición de derechas en la que no se sabe bien cuál es el modelo económico ni social”.

El también ministro de Fomento cree que la participación va a ser muy alta porque la gran mayoría de ciudadanos sabe que “existe un riesgo cierto de que las derechas sumen”.

¿Por qué tiene el electorado que confiar en su formación política?

En diez meses gobernando, con 84 diputados, y pese al obstruccionismo permanente de PP y Cs, hemos sentado las bases del giro social que necesitan las políticas públicas en nuestro país para resarcir a la sociedad tras una década de recortes, ajustes y sacrificios.

Hemos demostrado con hechos, con políticas concretas, y con los instrumentos legales a nuestro alcance, lo que queremos hacer: subir el SMI; blindar la mejora de las pensiones en función del IPC; mejorar la capacidad adquisitiva de los funcionarios; mejorar las ayudas a los parados; dar ayudas a desempleado mayores de 52 años; garantizar el derecho a la vivienda; abordar una agenda feminista; tender puentes para solucionar el problema territorial en lugar de dinamitar la convivencia…

Además, presentamos un proyecto de Presupuestos que preveía un incremento de la inversión pública sin parangón en los últimos años, que hubiera permitido generar empleo, acabar con desequilibrios territoriales y aumentar el gasto social.

El PSOE ha demostrado tener un proyecto de futuro para España, mientras que las derechas se han dedicado a insultar y generar crispación porque para PP, Vox y Cs lo que se dirime el 28-A son unas primarias por ver quién de los tres tenores de Colón mandan en la derecha española y quiénes se convierten en meros subalternos de ese liderazgo.

"Hemos demostrado que eso de que la derecha gestiona mejor la economía es un fake"

¿Qué les diferencia de los demás?

Somos el partido que garantiza que se puede reforzar el estado del bienestar tras unos años en los que la derecha ha hecho una labor de zapa para que su desmantelamiento pareciera irremediable y necesario. El PSOE ha demostrado que se puede seguir creciendo en lo económico y aplicando políticas que permitan una redistribución de la riqueza más justa.

Somos el partido que ha demostrado que ha llegado el momento de resarcir a los ciudadanos de los sacrificios padecidos tras la Gran Recesión. Esto la derecha no lo encaja bien, se pone muy nerviosa, por eso se muestran tan catastrofistas y parecen tan enfadados, tan enojados. La derecha se siente cómoda hablando de ajustes, de recortes. Siempre hay que hacer ajustes: bien porque estamos en medio de una crisis, bien porque puede producirse una crisis en el futuro, el caso es nunca es tiempo de redistribuir la riqueza.

La consecuencia de esa visión tan egoísta de la política y de la economía es la desaparición paulatina de las clases medias, algo sobre lo que acaba de advertir la OCDE. Pues bien, en diez meses hemos demostrado que no es así. Que eso de que la derecha gestiona mejor la economía es un fake. Que se puede crecer y redistribuir.

Por eso, el PSOE no ha parado de ensanchar su base electoral y es percibido como el partido más transversal. Por lo que respecta a la otra gran cuestión nacional, el problema territorial, somos el partido que garantiza la convivencia y la Constitución, frente a los separatistas y los que no confían en las posibilidades del Título VIII de la Constitución y sólo proponen estados de excepción.

A nivel general, ¿qué necesita España y cómo ve España dentro de 6 meses?

España necesita estabilidad, moderación, sosiego, entendimiento, tolerancia y diálogo para acometer reformas y afrontar los retos derivados de la globalización. No podremos sacar el país adelante con legislaturas de un año y medio, prorrogando permanentemente los presupuestos del ejercicio anterior, y degradando el debate político.

España necesita centralidad y sensatez. Esa centralidad está en el PSOE. El problema es que la radicalización del discurso político de la derecha ha abonado el camino a Vox. PP y Cs empezaron comprándole el producto a Vox, que decía Steve Banon; lo que no sabemos es si no acabarán siendo meros reponedores del ultramarinos de la ultraderecha, del populismo de derechas en versión española.

Con todo, soy optimista porque veo ilusión, veo ganas, veo confianza, y creo también que la participación va a ser muy alta porque la gran mayoría de ciudadanos sabe que es mucho lo que está en juego y que existe un riesgo cierto de que las derechas sumen.

¿Qué les preocupa más a ustedes: Cataluña, el paro, la educación, la sanidad o los restos de Franco?

Bueno, aprecio tres niveles de ocupación, más que de preocupación, en el enunciado de su pregunta. La educación, la sanidad y el paro forman parte de un mismo ámbito de políticas que ocupan a mi partido a nivel propositivo e ideológico: se trata avanzar hacia modelos productivos y de crecimiento inclusivos, que permitan cohesionar a la sociedad y garantizar los servicios públicos y, por tanto, que nos permitan fortalecer el estado del bienestar.

"Somos el partido que garantiza la convivencia y la Constitución frente a los separatistas"

Cataluña es ahora mismo la piedra de toque del problema territorial y en la búsqueda de soluciones al problema catalán todos los españoles nos jugamos nuestro modelo de Estado y nuestra convivencia. La independencia no es una opción, pero acabar con el autogobierno o recentralizar el Estado tampoco.

Por lo que refiere a los restos del dictador Franco, se trata de cumplir un acuerdo del Congreso de los Diputados y se trata de cerrar definitivamente un capítulo aciago de nuestra historia.

¿Cuáles son las dos medidas estrella que ustedes proponen que no se pueden dejar de tener en cuenta?

Destacaría las propuestas en materia de educación, para que recupere un papel central en las políticas de Estado. La educación ha sido, junto con la sanidad, el principal pagano de hacer recaer todo el ajuste fiscal en políticas de recortes. Esto se repetirá, sin duda, si se aplican las medias fiscales irresponsables que propone la derecha.

Nuestra propuesta es aumentar gradualmente los recursos para educación y becas hasta situarlos alrededor del 5% del PIB, en línea con los países con mejor desempeño; promover la escolarización universal de 0 a 18 años, no mediante la obligatoriedad, sino mediante una oferta de calidad suficiente; avanzar en la gratuidad de las escuelas infantiles de 0 a 3 años, de forma que en 2025 alcance al 50% de los menores de tres años.

Todas estas cuestiones y otras queremos consensuarlas y blindarlas a través de un Pacto de Estado que incida en lo verdaderamente importante de la educación, y no en polémicas huecas.

Finalmente, destacaría nuestro compromiso de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI, que aborde los problemas estructurales de nuestro mercado laboral como el paro de larga duración, o la alta temporalidad y también los nuevos desafíos como las nuevas formas de empleo o la necesidad de formación continua.

El nuevo Estatuto recuperará la negociación colectiva y el diálogo social para crear empleo digno y para hacer frente a los retos de la transición ecológica y digital, reordenará los actuales contratos a tres formas contractuales: indefinido, temporal y formativo y reforzará la inspección.

Dígame una propuesta que lleven ustedes y que no lleve ninguna otra formación política.

Aunque es un tema que forma parte de las reflexiones y la agenda política internacional, creo que en España hemos sido más concretos y audaces cuando proponemos un Ingreso Mínimo Vital estatal, de carácter no contributivo, que evite que las familias caigan en situaciones de absoluta desprotección.

"El PSOE representa la moderación, la transversalidad, la estabilidad, la convivencia y un futuro compartido"

Es una cuestión de dignidad y progreso. Tiene que ver con revertir el crecimiento de la desigualdad y la pobreza infantil de los últimos años. Contribuiría especialmente a mejorar la situación de los niños y niñas en hogares con menos rentas, eliminado la pobreza más severa.

A la ciudadanía le preocupa la corrupción de los partidos. ¿Qué hacen ustedes para evitarla y qué harán si se da el caso?

Incrementar los mecanismos de transparencia en todos los ámbitos de la administración y promover un gran Pacto de Estado contra la Corrupción que incluya una ley integral para prevenir y combatir la corrupción en la que se proteja a los denunciantes. La cuestión es cómo se previene la corrupción y, sobre todo, cómo se reacciona ante los casos de corrupción.

Nadie va a ganar con mayoría absoluta. ¿Con quién pactarían ustedes y bajo qué premisas?

Aspiramos a lograr una mayoría parlamentaria lo más amplia posible que sostenga a un Gobierno fuerte y autónomo, sin menoscabo de seguir avanzando en los espacios de diálogo y acuerdo más consolidados.

En este sentido, a nadie escapa que alcanzamos un acuerdo programático con Unidas Podemos que se sustanció en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que tumbaron las derechas y los independentistas.

¿Qué le dice al 30% de indecisos que todavía no tienen claro a quién destinar su voto?

Que nos jugamos mucho el 28-A y que sólo hay dos opciones. O un Gobierno progresista con un proyecto de país indentificable y de futuro, que es lo que representa el PSOE. O una coalición de derechas en la que no se sabe bien cuál es el modelo económico, ni el social, ni el educativo, ni el relativo a los derechos de las mujeres, porque eso dependerá del peso que tengan cada una de las partes integrantes.

Además, no parece que se lleven muy bien entre ellos.

¿Alguna recomendación final?

El PSOE representa la moderación, la transversalidad, la estabilidad, la convivencia y un futuro compartido, mientras que votar a cualquiera de las tres derechas es jugársela a que tu voto acabe validando políticas que desconoces o alejadas de tus motivaciones como votante.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es