21 de mayo de 2019, 9:22:31
Nacional

MÉNDEZ NÚÑEZ


El Gobierno justifica la retirada de la fragata con la "imprevisibilidad" de Donald Trump

EL IMPARCIAL/Agencias

La Embajada de Washington en Madrid traslada a Exteriores su malestar.


La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha justificado este martes en Bruselas la retirada de la fragata Méndez Núñez, que estaba previsto que acompañara al portaaviones estadounidense Abraham Lincoln, porque Estados Unidos ha cambiado la misión original. Según la ministra, España había acordado hace dos años con EEUU la presencia de la fragata en esta misión, como ejercicio práctico y para conmemorar los 500 años de la vuelta al mundo de Magallanes-Elcano.

"La misión a la que está destinado el Abraham Lincoln no estaba prevista en su momento. Respetamos esa decisión y cuando se vuelva a lo que estaba previsto con la Armada española continuaremos con normalidad", ha explicado Robles.

Algo parecido ha dicho la ministra de Educación y portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, que ha argumentado que su retirada se debe a la "cautela y prudencia" del Ejecutivo español ante la "imprevisibilidad" del presidente estadounidense, Donald Trump.

También el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha querido quitarle importancia a la decisión de España. "No hay que tomárselo a la tremenda", ha ofrecido como único comentario en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum el pasado martes, tras haber admitido que se trata "de una situación complicada".

La Embajada de Estados Unidos en Madrid ha trasladado este martes informalmente al Ministerio de Exteriores su malestar por no haber sido informada de la decisión. Según informa el diario El País, el departamento dirigido por Josep Borrell ha dado explicaciones, pero tardías: la decisión, adoptada por Defensa, fue comunicada al Pentágono a través de los canales militares, pero no circuló por vía diplomática. Ni la Embajada de EEUU en Madrid ni la de España en Washington estaban al corriente.

Fuentes militares han explicado que en el plan de navegación del grupo de combate figuraba expresamente el golfo Pérsico como una de las posibles zonas de operaciones, por lo que entrar en el mismo no supone un incumplimiento del programa, lo que sí ha cambiado, admiten, es la naturaleza y el objetivo de la misión, dirigida ahora expresamente contra Irán, con carácter disuasorio o incluoso punitivo.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido explicaciones por la retirada de la fragata. "Pido al Gobierno que dé explicaciones, que explique a todos los españoles su decisión, es lo mínimo que merecemos".

La fragata española se ha dirigido ahora a Bombay (India), donde hará escala a la espera de que el grupo de combate salga del golfo Pérsico. Cuando la situación se normalice debería reengancharse al Abraham Lincoln y continuar la singladura rumbo a San Diego (California), donde está prevista su llegada el 13 de octubre. Robles, no obstante, admitió la posibilidad de que la retirada provisional se haga definitiva. En ese caso, la Méndez Núñez se incorporaría a la Operación Atalanta de la UE para luchar contra la piratería en el Índico, cuyo cuartel general está en la base naval de Rota (Cádiz).

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es